Notas
Brasil quiere seguir de largo; Paraguay, Chile y Venezuela hacer historia
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Brasil tendrá una dura prueba el domingo en su camino hacia el tricampeonato cuando enfrente a Paraguay que irá por el batacazo, en una jornada de cuartos de final de la Copa América de Argentina-2011 en la que Chile y especialmente Venezuela buscan hacer historia.

Auriverdes y guaraníes jugarán desde las 16H00 locales (19H00 GMT) en el Estadio Ciudad de La Plata, mientras que chilenos y vinotintos lo harán en el Estadio Del Bicentenario, en San Juan (oeste), a partir de las 19H15 locales (22H15 GMT).

Los cuartos de final de esta 43 edici√≥n de la Copa Am√©rica se iniciaban este s√°bado en el estadio Mario Alberto Kempes de C√≥rdoba (centro) con el choque entre Colombia y Per√ļ y posteriormente se enfrentaban Argentina y Uruguay en el estadio de Col√≥n de Santa Fe (centro), conocido como ‘Cementerio de los Elefantes’.

Brasil, ocho veces campe√≥n del torneo y ganador de las dos √ļltimas ediciones, en Per√ļ-2004 y Venezuela-2007, tras dos empates iniciales ante Venezuela (0-0) y Paraguay (2-2) parece que encendi√≥ los motores y con un segundo tiempo en el que fue una m√°quina de atacar venci√≥ a Ecuador por 4-2 el mi√©rcoles para quedarse con el primer lugar del Grupo B.

“Ya entramos en la zona peligrosa del torneo, cuando Brasil empieza a jugar, cuando empieza a agarrar envi√≥n y ya lo agarr√≥”, grafic√≥ en forma clara el director t√©cnico de Paraguay, el argentino Gerardo Martino.

Con los destellos de genialidad del volante ofensivo Paulo Henrique Ganso, que parece que jugara caminando pero que en el momento menos pensado mete unas asistencias que son como pu√Īaladas para las defensas rivales, las subidas permanentes de Maicon por derecha y el despertar de Alexandre Pato y Neymar, autores de un doblete cada uno ante Ecuador, Brasil prendi√≥ sus motores.

Sin embargo, Paraguay “tradicionalmente siempre juega bien contra los rivales m√°s fuertes” advirti√≥ Martino, confiado en las fuerzas de su equipo.

Los guaraníes, campeones de la Copa América en dos ocasiones, en 1953 y 1979 -en ambas vencieron a Brasil en su camino al título-, nunca han logrado acceder a semifinales desde que el torneo se disputa con este formato, a partir de Ecuador-1993.

De hecho, la √ļltima vez que Paraguay pele√≥ por el t√≠tulo fue en la Copa de Brasil-1989, en la que clasific√≥ para el cuadrangular final pero termin√≥ cuarto detr√°s de Brasil (campe√≥n), Uruguay (vice) y Argentina (tercero).

A segunda hora, Venezuela ir√° por una in√©dita clasificaci√≥n a semifinales cuando se mida con la selecci√≥n chilena que conduce Claudio Borghi, una de las que mejor f√ļtbol ha mostrado hasta el momento y que ha ilusionado a los hinchas de ese pa√≠s con la posibilidad de ganar la Copa Am√©rica por primera vez en su historia.

Venezuela llega entonada tras terminar invicta la primera fase, en la que jugó de tu a tu contra rivales como Brasil, Paraguay y Ecuador, y tras el heroico empate logrado el miércoles ante los guaraníes 3-3, en partido que perdía por dos goles a pocos minutos del final y llegó a la igualdad en el descuento

De esta manera la selecci√≥n conducida por C√©sar Far√≠as logr√≥ clasificar por segunda vez en su historia a cuartos de final de la Copa Am√©rica demostrando los progresos que ha experimentado en los √ļltimos quince a√Īos que la han llevado a enterrar el mote de Cenicienta con el que hist√≥ricamente ha cargado.

Pero la tarea no le será fácil, porque enfrente estará un Chile que se ha destacado como el mejor en materia ofensiva, con un Alexis Sánchez desequilibrante que ha mostrado el nivel que llevó al FC Barcelona y otros grandes equipos de Europa a querer contratarlo.

Este accionar ofensivo y el hecho de que Chile se qued√≥ con el primer lugar del Grupo C en calidad de invicto, tras vencer a M√©xico y Per√ļ y empatarle de atr√°s a Uruguay, ha puesto a so√Īar a la afici√≥n del pa√≠s, que nunca ha podido ganar la Copa Am√©rica, pese a que fue uno de cuatro fundadores del torneo en 1916.

Tendencias Ahora