Notas
Violentas erupciones de descontento social en China
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

China se ve sacudida desde hace varias semanas por violentas protestas que han puesto en evidencia la exasperación creciente de buena parte de la población contra el poder.

Los disturbios se desencadenan por casos de corrupci√≥n, abuso de poder y expropiaciones ilegales de tierras por autoridades locales y dan una imagen poco acorde con la “sociedad armoniosa” preconizada por el presidente Hu Jintao, en momentos en que el r√©gimen comunista trata de evitar un contagio de las rebeliones populares de los pa√≠ses √°rabes.

“La irritaci√≥n se propag√≥ en muchas categor√≠as sociales. Hay un contexto global de tensiones entre el gobierno y la poblaci√≥n”, afirma Zheng Yongnian, investigador de la Universidad Nacional de Singapur.

La semana pasada, centenas de personas atacaron a ladrillazos y botellazos a policías que acababan de protagonizar un altercado con una pareja de vendedores ambulantes en Xintang (provincia de Guangdong, cuya capital es Cantón, sur), informó la agencia oficial China Nueva (Xinhua).

Centenares de polic√≠as con blindados se desplegaron en la zona y 25 personas fueron detenidas en ese incidente. La situaci√≥n, seg√ļn un empleado de hotel contactado por tel√©fono desde Pek√≠n, segu√≠a siendo tensa este mi√©rcoles.

Incidentes similares se produjeron la semana pasada en otra localidad de la misma provincia, después de que un obrero que participaba en una protesta por reclamos salariales recibiera una herida de arma blanca.

En Lichuan (provincia de Hubei, centro), una manifestación de unas 1.500 personas por la muerte de un líder local derivó en choques con las fuerzas de seguridad.

“Los problemas locales tienen propensi√≥n a degenerar a causa de la preocupaci√≥n creciente por otros temas, como la inflaci√≥n”, dijo a la AFP Russell Leigh-Moses, un analista instalado en Pek√≠n.

Seg√ļn Zheng, de la universidad de Singapur, “una vez que el gobierno fij√≥ la estabilidad (social) como prioridad absoluta, recurrir√° a todos los medios, incluyendo la violencia, contra los manifestantes. Y eso no puede m√°s que empeorar las cosas”.

Ante las falencias del sistema judicial, los chinos se ven a menudo compelidos a la violencia para hacer oír desesperados reclamos, sostiene el investigador.

La disparada de los precios -la inflaci√≥n en mayo fue la m√°s alta en tres a√Īos- es uno de los mayores factores de descontento social y golpea de lleno a sectores agrarios, a los jubilados y a decenas de millones de migrantes que dejan el campo para buscar trabajo en las ciudades.

El malestar se vio agravado en las √ļltimas semanas por la sequ√≠a y las inundaciones que afectaron a regiones del centro y el sur del pa√≠s.

Los conductores de camiones de Shanghai, el mayor puerto de contenedores del mundo- declararon una huelga de varios días en abril, para protestar contra la carestía de la vida y el alza del precio del gasóleo.

Y en la región autónoma de Mongolia Interior (norte), miembros de la minoría mongola protagonizaron el mes pasado inéditas manifestaciones contra la sobreexplotación de los recursos mineros de la región y la marginación de su cultura.

Las autoridades de Pekín desplegaron en un primer momento importantes contingentes de fuerzas de seguridad, pero acabaron por anunciar una remodelación del sector minero en Mongolia Interior.

El primer ministro, Wen Jiabao, “insiste reiteradamente en la importancia de (realizar) reformas pol√≠ticas, pero nada ocurre”, se√Īala Zheng Yongnian.

Tendencias Ahora