Notas
Berlinale: futuro, amor, soledad y creatividad en la era Internet
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Recinto de la ceremonia en la Potsdamer Platz | Wikipedia

Recinto de la ceremonia en la Potsdamer Platz | Wikipedia

La joven y talentosa realizadora estadounidense Miranda July present√≥ este martes en el Festival de Cine de Berl√≠n “The future”, en busca del Oso de Oro, una f√°bula po√©tica sobre el amor, la soledad y la creatividad, en la que internet juega un gran papel.

Dotada de una fr√°gil belleza, Miranda July, que en 2005 gan√≥ la C√°mara de Oro del Festival de Cannes por su primer filme -”T√ļ y yo y toda la gente que conocemos”- no s√≥lo escribi√≥ el gui√≥n de “The future”, sino que interpreta a Sophie, el personaje protagonista, y adem√°s dirigi√≥ la puesta en escena.

Sophie vive con Jason (Jamish Linklater) en un peque√Īo apartamento de Los Angeles. Ambos pasan horas enteras conectados a internet. Parecen aburrirse juntos, el amor quiz√°s se ha evaporado. Ella es profesora de danza para ni√Īos y √©l se descubre un alma de ecologista, preocupado por el calentamiento clim√°tico, vendiendo peque√Īos arbustos puerta a puerta.

La historia tiene aspectos surrealistas, como ese gato que espera ser adoptado por la pareja y de vez en cuando lanza sus monólogos.

“Cuando estaba escribiendo el gui√≥n a veces no me sent√≠a humana, por eso decid√≠ escribir desde el punto de vista de un gato. Todos, me imagino, aunque seamos personas activas, a veces vivimos ese sentimiento de extra√Īeza, de vac√≠o, de soledad”, declar√≥ Miranda July.

Sophie ama a Jason, pero como una son√°mbula, quiz√°s bajo la influencia de la luna llena, llama por tel√©fono a un desconocido, que resulta ser un vecino de 50 a√Īos, y casi sin darse cuenta termina desnuda entre sus brazos.

“Lo m√°s dif√≠cil es hablar de amor de una manera nueva. Quer√≠a buscar otro medio de mostrar el amor y la p√©rdida de ese sentimiento, tambi√©n el deseo de estar en contacto con la naturaleza y la inquietud que a veces la naturaleza nos produce”, agreg√≥.

A trav√©s de la danza Sophie quiere darle rienda suelta a su creatividad y pasa horas film√°ndose para crear una coreograf√≠a y “colgarla” en la red YouTube.

“¬ŅC√≥mo expresarnos? ¬ŅC√≥mo tomar la decisi√≥n de estar atentos a lo que nos ocurre, a las coincidencias, a nuestra manera de reaccionar, a los errores que cometemos para intentar crear algo? ¬ŅC√≥mo no perder la fe en que podemos crear algo que se salga de lo ordinario?”, se pregunt√≥ la artista.

“Quise mostrar ese lado espiritual de la creatividad, incluso un poco m√≠stico, en contradicci√≥n con ese deseo de Sophie de crear una danza para mostrarla en YouTube, algo que est√° orientado para llamar la atenci√≥n”, dijo.

“Hace diez a√Īos era m√°s f√°cil, cuando querer ser escuchados no era tan vergonzoso. Internet al mismo tiempo nos expone y ha creado una conciencia m√°s aguda de nuestra necesidad de que los otros reaccionen a lo que proponemos”, declar√≥ Miranda July.

La directora dijo que el sentimiento de “inquietante extra√Īeza” que a veces se siente en su pel√≠cula proviene de ese sentimiento de la noche “cuando las cosas m√°s queridas que tenemos durante el d√≠a dejan de existir y uno se sumerge en el mundo de los sue√Īos”.

“El amor sigue siendo capital para todos, no pienso que sea un sentimiento sobrestimado. Mis personajes se sienten quiz√°s encerrados en jaulas, como ese gato que espera; Sophie siente la necesidad de ubicarse en el presente, de saber con quien cuenta. De vivir minuto a minuto el tiempo que est√° pasando, de decirse por ejemplo: cuando bailo, bailo”, recalc√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/5j8b
Tendencias Ahora