Notas
EEUU: militares gay deberán ocultar su condición unos meses más pese a fin de polémica ley
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Aunque fue abolida la ley estadounidense que prohibía a las tropas declarar su homosexualidad, gays y lesbianas que manifiesten abiertamente su condición deberán esperar varios meses antes de que las fuerzas estén prontas para recibirles.

En medio de las preocupaciones para mantener la cohesión de las tropas cuando Estados Unidos sigue involucrado en las guerras de Afganistán e Irak, altos cargos del Ejército estadounidense quieren ir paso a paso para garantizar una transición suave.

El Senado estadounidense puso fin el s√°bado a 17 a√Īos a una controvertida ley llamada “Don’t ask, don’t tell” (No preguntes, no digas), que obligaba a los soldados gays y lesbianas esconder su orientaci√≥n sexual bajo la amenaza de ser expulsados.

Tras la votaci√≥n, el secretario de Defensa, Robert Gates, asegur√≥ que la administraci√≥n trabajar√≠a con “precauci√≥n, m√©todo, aunque con resoluci√≥n” para aplicar la nueva medida, que permitir√° a los soldados homosexuales servir en el Ej√©rcito abiertamente.

Pero este proceso puede prolongarse durante varios meses.

El presidente Barack Obama debe, en primer lugar, promulgar la ley, y, en segundo lugar, “certificar” por escrito junto al secretario de Defensa y el jefe del Estado Mayor, el almirante Mike Mullen, que la aplicaci√≥n de las nuevas reglas no comprometer√° “el nivel de preparaci√≥n de las fuerzas armadas, su eficacia, la cohesi√≥n de las unidades y el reclutamiento”, dijo Gates.

Para preparar la integración de los soldados homosexuales a las filas, el Pentagono ha previsto, de acuerdo con un informe difundido a finales del mes de noviembre, retocar el código militar.

Los comandantes de las unidades recordar√°n sus valores como profesionales y los 3.000 capellanes militares analizar√°n las preocupaciones morales y religiosas.

El tiempo que durará esta fase de preparación del Ejército no ha sido especificada todavía. Cuando se dé este paso, habrá que esperar todavía 60 días hasta que la ley entre en vigor.

Para el almirante Mullen, la transici√≥n debe realizarse de forma “responsable y medida”.

Gates avisó a los soldados homosexuales de seguir manteniendo su orientación sexual en silencio pues la la actual ley sigue vigente hasta que la nueva entre en vigor.

De todas formas, el Pent√°gono ha puesto en marcha una moratoria de facto sobre las expulsiones de los soldados homosexuales desde el primer juicio celebrado a mediados de octubre en contra de la ley “Don’t ask, don’t tell”, explic√≥ el coronel David Lapan, un portavoz del Pent√°gono.

Un grupo que act√ļa en favor de los derechos de los homosexuales, Human Rights Campaign, exigi√≥ en un comunicado el s√°bado a Barack Obama y Robert Gates “asegurarse de que el proceso se realice correctamente”.

La “mayor√≠a” de soldados (un 70%) esta preparado para la llegada de soldados que declaren abiertamente su homosexualidad en el Ej√©rcito, de acuerdo con una encuesta del Pent√°gono.

Pero en algunas unidades de combate, principalmente en los Marines, el resultado del sondeo se invierte: entre el 40% y el 60% de los encuestados ven con mal ojo el fin del tab√ļ gay.

De ah√≠ el temor del jefe de los Marines, el general John Amos, y de algunos altos cargos y representantes republicanos que el fin del tab√ļ pueda perjudicar la cohesi√≥n de las unidades implicadas en operaciones de combate y de “provocar la muerte” de soldados estadounidenses.

Al principio de los a√Īos 1950, el Ej√©rcito se situaron por delante del resto de la sociedad de Estados Unidos al integrar minoridades raciales en sus filas, recuerdan los autores del informe del Pent√°gono, y, sin embargo, casi todos los soldados se opon√≠an.

Tendencias Ahora