Notas
El supercl√°sico argentino River-Boca enfrenta a dos grandes en crisis
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los populares clubes argentinos de f√ļtbol River Plate y Boca Juniors, hermanados por sendas crisis que los alejaron de los primeros puestos, se medir√°n el martes para cerrar la decimocuarta fecha del Torneo Apertura-2010 en un supercl√°sico devaluado.

Situados por debajo de la mitad de la tabla, ni River ni Boca están en condiciones de pelear por el título del campeonato que tiene como protagonistas a Vélez Sarsfield y Estudiantes, que les llevan más de una decena de puntos de ventaja.

Peor a√ļn es el panorama por el lado de River, que empez√≥ la temporada en situaci√≥n de riesgo en la lucha por el descenso, a causa del mal promedio por las pobres campa√Īas de los dos a√Īos anteriores, y todav√≠a no consigue remontar una cuesta empinada.

River había empezado el certamen con buenos resultados, pero el equipo nunca terminó de mostrar un funcionamiento convincente, y a medida que pasaron las fechas el nivel general decayó ostensiblemente hasta llegar a la serie actual de siete partidos sin triunfos.

La mala racha derivó en el alejamiento del entrenador Angel Cappa, que había llegado por impulso del presidente Daniel Passarella, ex jugador y ex DT de River, pero que se quedó sin respaldo tras la derrota frente al modesto All Boys en la decimotercera fecha.

Cappa, que ya estaba caminando sobre una cuerda floja, termin√≥ de caer ante el temor de los dirigentes de sufrir una derrota estrepitosa ante Boca, y se√Īal√≥ en su despedida: “Hice todo lo posible. Me voy con bronca, pero son cosas del f√ļtbol. Igual, dentro de dos meses nadie se acordar√° de m√≠”.

Juan Jos√© L√≥pez, otro ex jugador de River y que estaba trabajando con los juveniles, tom√≥ de manera interina el puesto de director t√©cnico y seg√ļn los resultados que obtenga podr√≠a quedarse hasta el final del campeonato.

Del otro lado no es mucho mejor la situación, porque Boca no corre riesgo de descender, pero sí podría quedarse sin entrenador, ya que Claudio Borghi renunció al menos dos veces durante el Apertura sin que se le aceptara la salida, agobiado porque los resultados estuvieron por debajo de lo que se esperaba.

Llegado hace cinco meses desde Argentinos Juniors, entonces el flamante campeón del Clausura-2010, Borghi quedó rápidamente atrapado por la vorágine de un equipo popular que exige rendimiento y resultados inmediatos, pero en cambio Boca se despidió de la lucha por el título tras un pésimo arranque de campeonato.

Las dudas y la inseguridad que rodean a Borghi en las √ļltimas semanas tambi√©n se trasladaron a los jugadores y el t√©cnico no dud√≥ en desplazar al arquero Cristian Lucchetti, llegado a Boca por pedido del propio DT, adem√°s de cambiar el sistema de juego que m√°s le gusta para tratar de evitar otro resultado negativo.

Con todas estas urgencias a cuestas, River y Boca animar√°n el martes desde las 19H00 locales (22H00 GMT) un supercl√°sico extra√Īo, en el que el ganador apenas tendr√° un poco de alivio en medio de un a√Īo para el olvido, y el derrotado sufrir√° otro cimbronazo que agravar√° los problemas que arrastra.

Boca contaría entre los titulares con el estelar Juan Román Riquelme, y por River podría jugar el experimentado Ariel Ortega, mientras que no estarán el chileno Gary Medel entre los auriazules ni el peruano Josepmir Ballón por el lado de la banda roja, ya que ambos están afectados a sus respectivas selecciones.

Tendencias Ahora