Notas
Chelsea Clinton se casó con banquero en boda cargada de lujo y secretos
Publicado por: Felipe Delgado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Chelsea Clinton contrajo matrimonio el sábado con el banquero Marc Mezvinsky en una boda precedida por el misterio y la especulación propios de una estrella, confirmó la familia de la hija del ex presidente Bill Clinton y la secretaria de Estado estadounidense.

“Observamos con gran orgullo y emoci√≥n abrumadora como Chelsea (30 a√Īos) y Marc (32) se casaron en una hermosa ceremonia en Astor Courts, rodeados de su familia y sus amigos cercanos”, dijeron los padres de la novia en un comunicado.

Astor Courts es una finca histórica de unas 20 hectáreas junto al río Hudson, en las afueras de la tranquila ciudad de Rhinebeck (8.000 habitantes) muy cerca de Nueva York.

“No podr√≠amos haber pedido un d√≠a m√°s perfecto para celebrar el comienzo de su vida juntos, y estamos muy contentos de recibir a Marc en nuestra familia”, agregaron.

El enlace del siglo -como lo llamaron los tabloides estadounidenses- estuvo precedido por un ambiente de fiesta pese al amplio resguardo policial.

Una multitud de curiosos y seguidores de celebridades se congregó en la principal vía de Rhinebeck para ver a los invitados que se alojaron en el hotel Beekman Arms.

Se especula que unos 500 invitados asist√≠an al festejo, entre ellos el director de cine Steven Spielberg, la dise√Īadora Vera Wang y la ex secretaria de Estado Madeleine Albright.

El resto de los detalles se mantuvieron bajo estricto secreto con el fin de cumplir con los deseos de privacidad de Chelsea y su esposo.

Los sitios de chismes en internet también hablaron de la presencia de Oprah Winfrey. El presidente Barack Obama había descartado su asistencia.

“No ir√© y debo decir que ser√° suficientemente dif√≠cil tener a un presidente en la boda como para querer tener a dos presidentes”, declar√≥ Obama al programa “The View” de la cadena ABC.

Los curiosos aguardaron expectantes. “Esto es emocionante. Hay tantos problemas en el mundo, pero todo se detiene este s√°bado por esta boda”, dijo Anne McConnell, que asegur√≥ un banco estrat√©gicamente situado frente a la Beekman Arms con la esperanza de ver a miembros de la familia Clinton.

“Es una pena que no la pasen por televisi√≥n”, dijo. “Esto deber√≠a ser transmitido en vivo como la boda de la princesa Diana”.

El peri√≥dico The New York Daily News inform√≥ que los empleados del Hotel Beekman Arms, que se considera el m√°s viejo a√ļn en funcionamiento en Estados Unidos, no pueden revelar nada sobre la boda, al punto que se les prohibi√≥ decir la palabra “Clinton”, bajo amenaza de ser expulsados.

Bill Clinton, presidente entre 1993 y 2001, quien luc√≠a m√°s estilizado luego de que su hija le pidi√≥ especialmente perder peso para la ocasi√≥n, lleg√≥ a Rhinebeck el viernes y respondi√≥ a las preguntas de curiosos y periodistas, con comentarios especialmente afectuosos sobre su pr√≥ximo yerno. “Lo admiro. Hillary tambi√©n” subray√≥.

As√≠ como nada se sabe sobre la lista de los invitados, tampoco fueron revelados detalles sobre la ceremonia, la que seg√ļn expertos en bodas podr√≠an costar entre tres a cinco millones de d√≥lares.

Las especulaciones sobre los altos costos de la boda han suscitado las cr√≠ticas de varios congresistas, que ven con recelo una celebraci√≥n fastuosa cuando el pa√≠s a√ļn no se recuper√≥ de una de sus peores crisis econ√≥micas.

“Esto est√° fuera de control”, opin√≥ el columnista de Boston Globe, Beckham Falcone. “Esto no es de buen gusto”.

Tendencias Ahora