Notas
La Unión Europea instigada a mantener los dispositivos de crisis a favor del empleo
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La presidencia espa√Īola de la Uni√≥n Europea (UE) abog√≥ este jueves por continuar con las medidas de ayuda nacionales para preservar el empleo mientras siga aumentando el desempleo, considerando que los signos de recuperaci√≥n son aun d√©biles.

Para el ministro espa√Īol de Trabajo, Celestino Corbacho –cuyo pa√≠s registra un r√©cord hist√≥rico de desempleados– a corto plazo se impone “corregir los problemas sociales” y “evitar m√°s destrucci√≥n de empleo” en Europa.

Reunidos el jueves por la ma√Īana, los agentes sociales europeos y los tres pa√≠ses que presidir√°n la UE en los pr√≥ximos 18 meses (Espa√Īa, actualmente y luego B√©lgica y Hungr√≠a), coincidieron que la UE deb√≠a seguir bajo la perfusi√≥n social.

Para Gerardo D√≠az Ferr√°n, vicepresidente de BusinessEurope, la principal organizaci√≥n patronal europea, “algunas de las medidas actuales para proteger el empleo son √ļtiles, pero temporales”.

Para que las empresas creen de nuevo empleos r√°pidamente, Europa debe, sin embargo, “modernizar sus sistemas de protecci√≥n de los trabajadores” y “los costes laborales no salariales deber√≠an ser contenidos e incluso reducidos en algunos casos”, advirti√≥.

Medidas como paros temporales para evitar despidos, subvenciones para ayudar a crear empleo, o incentivos fiscales puntuales fueron aplicadas en lo países europeos en 2009. Algunas ayudas sociales también se extendieron a los grupos más vulnerables.

“Estas medidas s√≥lo deben desaparecer cuando la econom√≠a no las necesite”, dijo el ministro espa√Īol que luego se pronunci√≥ a favor de mantenerlas, “aunque se presenten signos de mejora d√©biles” y mientras siga destruy√©ndose empleo, enfatiz√≥ Corbacho, decidido a convencer al conjunto de ministros europeos de Empleo, reunidos por la tarde en el Centro de Congresos de Barcelona.

B√©lgica asumir√° la presidencia de la UE en el segundo semestre, y con el mismo esp√≠ritu. “No queremos entrar en una l√≥gica de saneamiento r√°pido, con una visi√≥n demasiado miope, √ļnicamente basada en los imperativos presupuestarios, mientras el crecimiento sigue siendo terriblemente fr√°gil”, enfatiz√≥ el jueves la ministra belga de Empleo, Jo√ęlle Milquet.

Retirar brutalmente estas medidas de apoyo ser√≠a “muy peligroso”, asegur√≥.

“Hay que ayudar a las empresas que ofrecen trabajo m√°s flexible y quieren evitar despidos”, coment√≥ tambi√©n Laszlo Herczog, su hom√≥logo h√ļngaro.

Sin embargo, en un reciente informe sobre el empleo, la Comisi√≥n Europea consider√≥ que “los criterios” para beneficiarse de estas medidas sociales de crisis “deb√≠an ser mucho m√°s severos que en 2009″ antes de ser abandonadas progresivamente. Ya que se trata de evitar “un impacto negativo a largo plazo sobre la productividad y los presupuestos de los Estados”, a√Īadi√≥ Bruselas.

De aqu√≠ a junio, la UE debe tambi√©n definir una nueva estrategia econ√≥mica y social a largo plazo, para los diez pr√≥ximos a√Īos, en la cual intentar√°n influir los agentes sociales.

“La Comisi√≥n y las organizaciones patronales sugieren que es necesario que el mercado sea aun m√°s flexible”, critic√≥ Jo√ęl Decaillon, el n√ļmero dos de la Confederaci√≥n Europea de Sindicatos.

“El mercado de trabajo fue extremadamente flexible en los primeros meses de la crisis: hemos suprimido el a√Īo pasado m√°s de cinco millones de empleos en Europa”, destac√≥, enarbolando el dogma europeo de la “flexiguridad”.

Este principio buscaba animar la flexibilidad de los trabajadores pero protegiéndolos con una formación continua a lo largo de su vida. Su aplicación en tiempo de crisis fue recientemente criticada por los expertos.

“El principio se aplica en un sistema con una fiscalidad elevada y un Estado de derecho. ¬ŅQu√© quiere decir esto en Ruman√≠a o Bulgaria, donde casi la mitad del PIB proviene del trabajo en negro?, se pregunt√≥ Decaillon.

Tendencias Ahora