Una Constitución para Chile

Volver al home      |      Notas      |      Video      |      Entrevistas      |      Opinión
Agencia UNO

Constituyentes: continuidad del presidencialismo une a la UDI y el PC

Miércoles 30 junio de 2021 | 06:00
VISITAS

Que continué existiendo una figura fuerte y central en la cultura política chilena y que el parlamentarismo no sería la solución a los problemas democráticos actuales, pero teniendo en cuenta que si existe la necesidad de modificar algunos aspectos del régimen político actual para terminar con el “presidencialismo exacerbado”, eso es lo que plantean al interior de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y el Partido Comunista (PC), dos colectividades que con normalidad son antagónicas en los debates generales.

Desde que se firmó el acuerdo por la Paz el 15 de noviembre, la discusión del régimen político que debería existir en el país comenzó a tomar fuerza. Las conversaciones se dividen en tres bandos: mantener el presidencialismo, cambiar al semipresidencialismo o reformar el sistema a uno parlamentario.

En la Constitución actual en el artículo 24 se detalla que “el gobierno y la administración del Estado corresponde al Presidente de la República, quien es Jefe del Estado” y además se le entrega atribuciones exclusivas al mandatario como definir el gasto público, convocar un plebiscito y decretar estados de excepción constitucional.

Siendo este último punto el que causa mayor controversia y genera las discusiones de la necesidad de generar un cambio. Aunque actualmente no hay una posición oficial de los partidos o de las listas respecto de este tema, si existen lineamientos generales y posturas claras en los distintos sectores.

UDI y PC

Partidos como la UDI y PC que ideológicamente son distintos y según sus definiciones tienen pocos puntos en común, concuerdan en mantener el presidencialismo aunque con algunos matices diferentes, pero solamente matices y no cambios estructurantes.

Miembros de la UDI dicen, en privado, que para ellos no existe la opción de terminar con el presidencialismo y con una figura relevante como la del Presidente. Explican que es parte de la cultura política del país y que cambiarlo sería un error porque es fundamental que exista una persona que lidere y que tome las decisiones importantes.

Para Claudia Castro, constituyente independiente pro UDI, el país necesita cambios profundos “pero en orden y en paz” y que “un hito importante será la confección de la nueva Constitución que nos asegure desarrollo, estabilidad y crecimiento económico junto con el respeto y cuidado de nuestra democracia”.

Explica que para asegurar lo anterior, “necesitamos una figura presidencial que pueda liderar la hoja de ruta que trazará la Carta Magna” y se requiere “un presidente con las facultades necesarias para poder llevar a cabo este proceso de manera de dar orden en el país en los diversos ámbitos, como un maestro de ceremonia”

Además agrega que “cuando hay muchos que quieren mandar, muchas veces no se avanza claramente, por tanto se necesita una figura que dirija al resto, resguardando siempre la autonomía que deben tener todos los poderes del Estado”.

En el PC, se trata el tema de manera muy similar, no hay duda de que dejar el presidencialismo es un error, que no es la solución al problema pero que tampoco el parlamentarismo es el camino. Pero si existe, internamente, una crítica al presidencialismo exacerbado y sobre las dificultades que este genera en la sociedad.

La constituyente y militante del PC, Bárbara Sepúlveda explica que actualmente el presidencialismo “contiene vicios y deficiencias democráticas, especialmente para los procesos colectivos como se pueden entrampar algunos proyectos de ley en el Congreso a propósito de los vetos presidenciales o de la iniciativa exclusiva” pero que eso “no significa que un régimen parlamentario sea la solución al problema de esta deficiencia” y que como PC si bien “estamos abiertos al diálogo para poder intercambiar opiniones sobre esta materia, lo que convendría es mantener el presidencialismo pero atenuarlo dándole más poder a los órganos colegiados de deliberación como en Congreso pero también entregando más poder a la ciudadanía”

Ajustes profundos

La opinión cambia en otros sectores políticos están representados en la Convención, distintos sectores de la lista “Vamos por Chile” afirman que no les extraña que la UDI y el PC opinen de igual forma en este tema, por la estructura interna de los partidos. Pero esto no quiere decir que ellos estarían en la línea de cambiar al parlamentarismo, aunque sí creen en la necesidad de generar un cambio.

En Renovación Nacional (RN), por ejemplo, indican que no se puede mantener lo que existe hoy y que hay que atenuarlo, pero advierten que pasar a un gobierno donde el Congreso lidere todas las decisiones sería complejo, porque hay que cambiar también el proceso electoral y eso favorecería a las mayorías.

Para Cristian Monckeberg, constituyente de RN, el presidencialismo “hay que atenuarlo” y para él no tiene importancia si es que se llama semipresidencialismo o presidencialismo atenuado. Pero advierte que “hay que tener cuidado con exportar fórmulas de otros países que pueden ser exitosas allá pero acá no. Normalmente las instituciones uno tiene que cambiarlas de acuerdo a la cultura política de cada país y aquí nosotros hemos crecido desde el día uno con una figura presidencial fuerte y por lo tanto pretender cambiarla de golpe y porrazo puede ser una mala decisión”.

Muy diferente fue lo que el constituyente Christian Viera, independiente por la lista Apruebo, dijo en entrevista a Radio Biobío: “Lo que yo establecí en mi programa y lo que yo he señalado, creo que de los regímenes de gobierno a mi el que más sentido me hace, pero requiere ajustes legales en todo caso, es un régimen parlamentario. Al modo como son los regímenes políticos en Europa”.

Tendencias Ahora