temas del día

Notas


La razón por la que no deberías limpiarte los oídos con cotones de algodón

Travis Isaacs (cc) en Flickr
Publicado por
Envíanos tu corrección

Cuando vamos al supermercado o la farmacia es común ver que en los dispensadores se ofrecen los llamados “cotones”, unas telas de algodón estampadas que se usan principalmente para limpiar las orejas.

Sin embargo, los expertos recomiendan prescindir de este tipo de productos a la hora de mantener en orden nuestros oídos.

Así lo aconseja Douglas Backous, médico especialista y jefe del Comité de Audición de la Academia Americana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Seattle, EEUU), quien señaló que no es necesario que se asee esta parte de nuestro cuerpo de forma deliberada.

Al respecto, el experto señaló a The Huffington Post que el cerumen en nuestro oído se secreta precisamente para protegerlo: su propósito “es mantener tu canal auditivo limpio”.

El médico precisó que la cerilla no sólo permite alejar el polvo y la basura de nuestro tímpano, sino que además provee algunos beneficios antibacteriales y de lubricación a este órgano.

Además, indicó que nuestros oídos básicamente se limpian por sí solos ya cada vez que movemos nuestra mandíbula para comer, reír o hablar con nuestros amigos ayudamos a que el cerumen suba hacia la parte exterior de nuestro oído.

Pese a lo que pudiera pensarse, el problema radica en cuando queremos “engañar” a nuestro sistema limpiándonos el oído con productos como los cotones. De hecho, al hacerlo estamos empujando la cera hacia más adentro, donde queda atrapada en las partes donde no se limpia sola.

Además, cuando la cera queda estancada en estas zonas también trae consigo hongos, bacteria y virus acumulados en el oído externo, lo que eventualmente podría provocar dolor y facilitar infecciones, agregó Backous.

¿Cuándo limpiar los oídos?

En algún punto de sus vidas, muchas personas han experimentado la sensación de tener los oídos tapados de un día para otro, o incluso han comenzado a sentir dolor en esta zona de forma inesperada.

La mayoría de las veces esta situación se debe a la creación de un “tapón” de cerumen en este órgano.

En estos casos, es recomendable que visites a un especialista que esté capacitado para remover la cera de tu oreja mediante diversos métodos como, por ejemplo, un lavado con agua.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados