Sociedad
Domingo 17 marzo de 2019 | Publicado a las 12:35 · Actualizado a las 12:56
Ignacia Antonia: la adolescente chilena con más de 1 millón de fans en todo Latinoamérica
¿Encontraste algún error? Avísanos visitas

Aunque nunca se lo propuso, con 17 años ya es toda una celebridad entre los adolescentes. Hablamos de Ignacia Hernández, más conocida como Ignacia Antonia en las redes sociales, una joven influencer chilena que alcanzó una inusitada popularidad en internet luego de comenzar a hacer videos de baile con las aplicaciones Musically y Tik Tok.

En poco más de un año, la actual estudiante de cuarto medio consiguió más de 1,3 millones de seguidores en Instagram de manera totalmente inesperada, dice ella.

“Para mi ni siquiera era tema hablar de fama o seguidores. Yo lo partí haciendo porque entre mi curso y la gente de mi edad estas aplicaciones se estaban empezando a usar, entonces yo era una más de las que quería hacer los videos y ocupar la aplicación, pero no tenía idea que uno podía tener tantos seguidores”, comentó a BioBioChile.

“Para mi y para el resto del mundo, los famosos son los que salen en la tele, cantantes, actores, actrices. Nunca pensé ‘oh me haré conocida por las redes sociales’”, añadió.

Esta chica de buenas notas y carácter alegre, dice que fue algo paulatino, pero veloz al mismo tiempo. “Como que de la nada comencé a tener más seguidores, pero eso a mi no me decía nada, era como ‘ah, estoy subiendo’, pero no sé fue todo muy raro y rápido”, reconoció.

Ignacia comenzó a hacerse conocida en las redes sociales tras unirse a un reto llamado #ControlaChallenge, que consistía en bailar moviendo las caderas al estilo “danza del vientre” (Belly Dance), demostrando su gran habilidad para ello. “Después empecé a hacer muchos videos de Belly Dance y aquí en Chile no había mucha gente que hiciera eso, entonces yo creo que fue por eso que me empecé a hacer conocida porque era como algo innovador… ¿puede ser?”, analizó.

Desde entonces comenzó a adquirir popularidad, e incluso recibir comentarios y ser “reposteada” por cantantes conocidos. “Una vez hice un video con una canción de Kevin Roldán (cantante colombiano) y él me comentó el video, después otro cantante chileno me reposteó y todas esas cosas me fueron sumando para seguir creciendo”, reveló.

Lidiar con ser conocida

Para la adolescente fue difícil que de un día para otro comenzara a ser tan conocida. “Al principio era raro, era como ‘¿qué?, ¿qué está pasando?’. Ni mi familia ni yo entendíamos nada, y después de a poquito fuimos como entendiendo un poco más”, afirmó a BioBioChile.

Ignacia aseguró que se sorprendió mucho cuando empezó a recibir invitaciones a programas y propuestas de trabajo a raíz de su popularidad en redes sociales. “Para mi era un juego,un hobbie, mi pasatiempo, la forma en que me distraigo y me entretengo, y de eso a que te quieran ofrecer contratos, trabajo, e invitaciones era algo súper distinto”, señaló.

Además, reconoce que fue complejo lidiar con el tema en medio de sus responsabilidades como estudiante. “Me pasó mucho con el tema del colegio, poder compatibilizarlo, me costó porque siempre he sido de los primeros lugares del curso. Tenía como un estrés de ‘me tiene que seguir yendo bien, pero también quiero seguir haciendo esto porque me gusta’”, confesó. “Ahí me costó un poco , pero ya este año voy más organizada, más enfocada, aparte ya estoy en cuarto medio así que todo va bien”, agregó.

“El año pasado se vino todo de golpe, había ya estado haciendo mis videos, pero no era nada serio, un juego para mi. Me empezaron a ofrecer canjes en Instagram, pero ya de ahí a que te ofrezcan contratos, que te inviten a radios, o que me invitaran a la gira Teletón, ya era otra cosa que no sabíamos bien cómo manejarla . Pero de a poquito todo se fue arreglando y ahora ya estamos good”, explicó la influencer.

Y no sólo es conocida en Chile, pues tiene fans en prácticamente todo Latinoamérica. Así lo comprobó cuando estuvo en México, Argentina y Perú, y llegó mucha gente a verla.

“El año pasado me contactaron de una empresa mexicana para ir hacer un video en Mattel, entonces dije: ‘ya iré a México y aprovecharé de hacer una junta allá’. Fui a México, hice la junta, ese día -pese a que estaba lloviendo- llegó mucha gente. Yo estaba muy contenta y me motivó mucho así que quise intentarlo en otros lugares”, dijo Antonia, por lo que repitió la experiencia en Argentina y resultó bien.

Pero su anécdota más recordada ocurrió en Perú, donde debió ser sacada por policías debido al caos que se armó. “Pensé que no iba a llegar nadie, porque comencé a promocionar la junta como una semana antes o quizás menos, y aparte ese día estaba el Club Media Fest donde estaban los youtubers más top de Latinoamérica, así que pensé que ‘¿quién iba a querer verme a mi si estaban los más top en este festival?’”, rememoró. Aunque llegó al lugar pactado sin muchas expectativas, aparecieron muchas personas. “¡Quedó la embarrada!, fue demasiada, demasiada, demasiada gente, de hecho no alcancé a sacarme fotos con todos. Llegó la policía y me sacaron. Terminé en la comisaría dando declaración, todo muy loco”, contó entre risas.

“Nunca me había tocado que gente me tratara mal”

Para Antonia lo peor de ser tan conocida es la exposición. “Alguna gente se siente con el derecho de querer opinar sobre todo lo que tú haces y quieren saber todo lo que haces. Algunos creen que ellos tienen el derecho de saber todo lo que haces y no puedes tener una vida privada, y eso es lo peor porque al final independiente de que si puedas estar en la tele o en un deporte, o cualquier cosa que tiene una vida pública, uno puede decir y dar a conocer lo que uno quiera, pero también hay cosas que son para uno y son privadas. Hay gente que no entiende eso”, expresó.

En este sentido, indicó que lo otro malo de ser conocida son las críticas que recibe, pero también afirmó que ya ha aprendido a lidiar con ello.

“A mi me costó un poco aprender eso (ignorar a los críticos) porque nunca me había tocado que gente me tratara mal. Como que me daban ganas de responder y decir ‘¿qué onda? si no me conoces no puedes opinar de mi’. Después entendí que eso es lo quieren, molestarte y hacerte enojar, entonces mejor no darles en el gusto” , sentenció.

En este contexto, reconoció a sus padres les es más difícil quedarse callados ante los comentarios negativos. “A mis papás les cuesta más no responder cosas que a mi, porque les da rabia que me traten mal y digan cosas que ellos saben que no son así”, manifestó.

“Pero entendí que al final siempre va a estar la gente que te critica, ya sea en las redes sociales, en la tele, en el trabajo, en el colegio o donde sea, y si uno pescara a todas esas personas que te tiran para abajo no seguirías creciendo, ni haciendo lo que te gusta y a mi me gusta hacer videos, me entretengo, es mi pasatiempo, mi hobbie. Entonces (no voy a) tratar de hacer algo o cambiar mi personalidad porque a algunas personas no les gusta, siendo que hay muchas otras que sí les gusta lo que hago. Entendí que era ridículo enfocarme en lo malo y no en lo bueno, (porque) al final es con lo bueno con lo que voy para arriba”, expresó

Sus planes

Ignacia contó a BioBioChile que una vez que salga de cuarto medio pretende tomar clases de locución, de baile, y de manejo audiovisual. “Y después el siguiente año entrar a estudiar, estoy viendo si periodismo o ingeniería comercial”, reveló.

Por ahora no desea estar en televisión, porque cree que aún no es lugar. “Quizás en un futuro si sale algún proyecto, puede ser. Siento que aún la tele no se está enfocando en el público más joven, la tele es para adultos, entonces siento que todavía no es mi lugar ahí. Pero si en un futuro sale algún proyecto o encuentro algo que yo creo que puede funcionar, obviamente sí”, declaró.

Actualmente, está concentrada en su libro “Atrévete a soñar” que se lanzará en Argentina el próximo 28 de abril y luego el 5 de mayo en Santiago. “Después vamos a empezar una gira por Latinoamérica, también vamos a ir a España”, adelantó.

“Estoy súper emocionada porque salga, era un sueño que tenía desde pequeña , siempre había querido tener un libro, entonces es como un logro personal y me pone muy contenta saber que ya queda tan poquito para que esté ahí en mis manos”, señaló emocionada.

Ignacia explicó a BioBioChile que el libro está escrito en forma de diario de vida. “Va contando desde que empecé con todo esto, qué me pasaba a mi , qué sentía, qué pasaba en mi familia. No solamente hablo de las redes sociales, hablo también de qué pasaba afuera de las redes sociales, qué pasaba en el colegio, en la casa, qué me pasaba en general y cómo me sentía en cada proceso que iba pasando”

Ignacia confiesa que tiene la esperanza de sacar una segunda parte si todo resulta bien.

Tendencias Ahora