Desde hace algunas semanas viene haciendo noticia la construcción de una red de corrupción y narco política ligada a candidaturas articuladas en la zona sur de la capital, que habiendo obtenido cupos como independientes apoyados por la Federación Regionalista Verde Social (FRVS) hoy se perfilan como candidatos que seriamente pueden ganar la reelección de alcaldías o elección de concejales para las comunas de San Ramón, Lo Espejo y El Bosque, entre otras.

Lo que no se sabía en ese minuto es que en nuestra comuna, Lo Espejo, ya había sido emitido en el mes de marzo un segundo informe de la Contraloría General de la República que implicaba una serie de irregularidades cometidas en el municipio de Lo Espejo, que van desde presupuestos sobreestimados aprobados por el Concejo Municipal, que implican hoy más de 7.400 millones de pesos sin declarar en los últimos tres años; más de 187 millones de pesos de los fondos destinados a combatir el covid-19 sin licitación y sin contrato de por medio, de los cuales hoy se desconoce su real paradero; contrataciones públicas por fuera del marco legal que involucran a familiares directos de la jefa del Departamento de Adquisiciones del municipio; la inexistencia de una estructura contable para “ingresos por percibir” asociados a más de 2.300 millones de pesos; y una larga lista de irregularidades en la gestión municipal del alcalde Miguel Bruna, que hoy se re postula gracias al cupo entregado por la FRVS.

Probablemente una de las sensaciones más repetidas en la población local es la de una desesperanza aprendida, producto de la impunidad en que quedan estos casos. Hace algunos años tuvimos otro informe de Contraloría por la contratación de funcionarios fantasmas, que tuvo mucho eco en la prensa pero ninguno en tribunales. “Mejor ladrón conocido, que ladrón por conocer”: es una frase que se repite en varios sectores de nuestra comuna, haciendo síntoma de cómo la impunidad de estos casos se transforma en la tumba de la democracia.

Hoy lamentablemente ninguno de los partidos que apoyó a Bruna en sus elecciones (desde la DC hasta el Partido Comunista) han hecho alguna autocrítica al respecto, y hasta ahora guardan un lamentable silencio frente a este nuevo informe, probablemente porque Contraloría señala con claridad la displicente fiscalización con que habrían operado las concejalías en relación a la gestión municipal, aprobando, por ejemplo, durante 3 años seguidos un presupuesto sobreestimado.

Hoy el actual alcalde de la comuna tiene serias opciones de ser reelecto, y no sólo por la altísima dispersión de votos que se producirá en la comuna de Lo Espejo, sino porque la impunidad con que el alcalde moviliza grandes recursos y a todo el aparataje municipal no puede sino dejar la impresión local de que así es como funciona nuestro país. Si el Consejo de Defensa del Estado se acaba de pronunciar en relación a las irregularidades cometidas por el alcalde de San Ramón, esperamos que prontamente pueda hacerlo en relación a nuestra comuna de Lo Espejo. Es el mínimo necesario para que nuestra comuna y nuestra democracia puedan avanzar.

Osman Yeomans Jiménez
Profesor de Historia
Militante de Convergencia Social
Candidato a alcalde por la comuna de Lo Espejo