Opinión
Lunes 24 septiembre de 2018 | Publicado a las 15:33
La avidez est√° en el ADN de los que mandan
Publicado por: Tu Voz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En septiembre del a√Īo 2008, exactamente diez a√Īos atr√°s, explot√≥ el esc√°ndalo mundial conocido como la crisis de las hipotecas subprime. Seg√ļn Wikipedia fue una crisis financiera, por desconfianza crediticia, que como un rumor creciente, se extendi√≥ inicialmente por los mercados financieros de EEUU y es la alarma que pone el punto de mira en las hipotecas basura de Europa.Tal crisis se ha saldado con numerosas quiebras, recordemos Lehmann Brothers, nacionalizaciones bancarias, constantes intervenciones de los bancos centrales de las principales econom√≠as desarrolladas, profundos descensos en las cotizaciones burs√°tiles y un deterioro de la econom√≠a global real, que ha supuesto la entrada en recesi√≥n de algunas de las econom√≠as m√°s industrializadas.

En aquella √©poca la prensa dec√≠a que el libre mercado estaba en peligro, pero pronto el capitalismo retom√≥ fuerzas y sigue ejerciendo sus abusivas reglas por parte de aquellos que, por lo menos en Chile, se sit√ļan en el 0,1 % de la poblaci√≥n, luego 17.500 regalones que van del sector privado al p√ļblico y vuelven a sus sitios de origen.

Pues bien, en nuestro pa√≠s, ya se ha dicho que la reforma de modificaci√≥n tributaria de Pi√Īera busca favorecer a las m√°s importantes empresas del pa√≠s y las razones ya han sido entregadas por varios especialistas que se ubican en la oposici√≥n al actual gobierno, incluso por expertos independientes como Roberto Fantuzzi, presidente de la Asociaci√≥n de Exportadores y Manufacturas, Asexma Chile, quien ha ido m√°s all√° denunciando p√ļblicamente que el Ministerio de Hacienda ha manoseado a las Pymes. Est√° claro, ¬° era qu√© no !, que las influyentes asociaciones gremiales empresariales est√°n felices con esa propuesta calificada por ellas mismas como un ‚Äúenorme alivio‚ÄĚ

Aunque poco se ha dicho, los lucrativos fondos de inversión inmobiliaria y todas las empresas constructoras que levantan proyectos habitacionales a nivel país, lograron que en este proyecto de ley se haya incluido un nuevo y socialmente injusto beneficio relacionado con el cobro del IVA a las viviendas que no están dirigidas a los pobres de este país.

Recordemos que la C√°mara Chilena de la Construcci√≥n (CCHC) y la denominada Asociaci√≥n de Oficinas de Arquitectos (AOA), conformada por profesionales top que s√≠ saben relacionarse con los que detentan el poder pol√≠tico, tienen las puertas abiertas en La Moneda, privilegio que no tiene el anticuado y pr√°cticamente quebrado Colegio de Arquitectos (CA). El gobierno sucumbi√≥ r√°pidamente ante la avidez de la CCHC y la AOC y la de sus propios colaboradores inmobiliarios, a sabiendas que el propio Pi√Īera tiene importantes intereses en la industria de la construcci√≥n.

Pues bien, las viviendas nuevas, departamentos y casas unifamiliares, con precios de hasta UF 7.000, del orden de los $ 197.000.000, si se llegara a aprobar esa inmoral legislaci√≥n que cierta prensa la designa como de modernizaci√≥n tributaria estar√°n afectan a un cr√©dito especial√≠simo de IVA, con lo cual dicho impuesto se reduce pr√°cticamente a la mitad. Los constructores beneficiados con este regalo ca√≠do del cielo argumentan, con adustos semblantes, que esta necesaria pol√≠tica p√ļblica est√° dirigida a las familias de clase media, mentira que queda de manifiesto si se leen los categ√≥ricos informes sobre los sueldos de la fundaci√≥n SOL.

Los empresarios que dicen la verdad, que s√≠ los hay, han reconocido que esta disposici√≥n no har√° que bajen los precios de las viviendas que se localizar√°n principalmente en Las Condes, Providencia, Vitacura, Lo Barnechea y en unas cuantas m√°s comunas de moda, los que en la actualidad por la burbuja inmobiliaria est√°n sumamente altos : con prudencia ellos expresan que las alzas de precios que se han producido en los √ļltimos a√Īos se atenuar√°n con ese IVA chiquitito.

Asimismo el ministro de Vivienda y Urbanismo ha anunciado que enviar√° al Congreso Nacional un proyecto de ley para aumentar la densificaci√≥n en las zonas aleda√Īas a las estaciones del Metro, es decir, aunque √©l no lo diga, lo que se busca es modificar las normas urban√≠sticas de todos los Planes Reguladores Comunales (PRC) para que en esos sectores se puedan levantar torres habitacionales y de equipamientos comerciales con alturas a fijarse m√°s adelante. Consideramos razonable lo anterior, pero como en Chile en materia de ciudad no hay correspondencia entre los distintos ministerios e incluso con las leyes que se aprueban, el Estado dejar√° de percibir ingentes sumas de dinero por los cambios de normas de edificaci√≥n que se avizoran.

A este columnista la Comisi√≥n de Vivienda y Desarrollo Urbano de la C√°mara de Diputados se le invit√≥ para que, mientras se tramitaba, diera su opini√≥n sobre la ley de ‚ÄúTransparencia del mercado del suelo e impuesto al aumento de valor por ampliaci√≥n del l√≠mite urbano‚ÄĚ, legislaci√≥n que est√° operando desde el 15 de agosto de 2018. En la ocasi√≥n expresamos que tal como estaba concebida esa ley, no la compart√≠amos, entre otros motivos, porque no se contemplaba la captura parcial de plusval√≠as a favor del Estado en los casos que se aumentaban las alturas y coeficientes de constructibilidad en los sectores urbanos que era necesario hacerlo.

Si una zona determinada, en donde se pueden construir inmuebles de hasta 2 pisos, limita con una estaci√≥n del Metro, es l√≥gico y deseable que esos terrenos deben ser aptos para construir en altura, luego densificar, y as√≠ ser√° como lo ha dicho Monckeberg, pero es absolutamente regresivo e injusto que sus propietarios sean los √ļnicos que se vean beneficiados con los mayores precios que el mercado asignar√° a sus propiedades.

Dado que esa ley no tuvo en cuenta lo rese√Īado, quiere decir que se legisl√≥ sin tenerse todas las variables o bien que los diputados y senadores dieron sus consentimientos a un texto obsceno redactado por el Minvu para aumentar el patrimonio de algunos y en tal sentido se deben tomar cartas en el asunto : la responsabilidad recae en quienes deciden este tipo de materias.

Ya que estamos hablando de la ley de transparencia del mercado del suelo, debido a que algunos funcionarios del Minvu han cometido unos cuantos disparates interpretativos para su implementaci√≥n, damos a conocer columna ad hoc publicada recientemente en Ciper, ello para que pronto atinen los agentes p√ļblicos incumbentes.

Veremos si la casta política está a la altura de las circunstancias y en tal sentido puede ser posible que se produzca el milagro para tener mejores y más equitativas ciudades para todos.

Patricio Herman

Tendencias Ahora