Nacional
Domingo 30 septiembre de 2018 | Publicado a las 11:17 · Actualizado a las 23:18
Sinergismo y dióxido de azufre: las tesis que explicarían las intoxicaciones masivas en Quintero
Publicado por: Yerko Roa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tras una semana del retorno a clases por el levantamiento de la Alerta Amarilla, el Gobierno no ha entregado respuestas claras sobre qu√© es lo que est√° provocando las intoxicaciones masivas en Quintero. Entre los expertos, son varias las especulaciones sobre qu√© gases son los responsables de la situaci√≥n y qu√© condiciones favorecieron que esta se produjera. Los peaks de di√≥xido de azufre, los compuestos org√°nicos vol√°tiles y c√≥mo las sustancias interact√ļan entre s√≠ son parte de las explicaciones. Sobre lo que hay consenso es en que bajar las emisiones, como est√° exigiendo el Gobierno, va en la l√≠nea correcta.

Cerca de 1.000 personas han acusado s√≠ntomas de intoxicaci√≥n en Quintero desde que comenz√≥ uno de las emergencias ambientales m√°s recordadas del √ļltimo tiempo, el 21 de agosto pasado. Ese d√≠a fueron atendidas 71 personas en el hospital Adriana Cousi√Īo de la comuna, que presentaban, entre otras cosas, dificultad para respirar, mareos, v√≥mitos y desmayos.

Desde entonces la gran pregunta es qué ha provocado estos eventos, a lo que las autoridades no han dado una respuesta clara. En conversación con BioBioChile, tres expertos en la materia dieron sus impresiones sobre dónde podría estar el origen de la emergencia y las acciones que debería seguir el Gobierno.

Los peaks de dióxido de azufre

Desde el viernes de la semana pasada, en que se registraron siete casos, pasando por el martes en que hubo 176, y hasta el viernes reci√©n pasado han seguido llegando personas, principalmente ni√Īos hasta el hospital, que han sido diagnosticados por ‚Äúefecto t√≥xico por otros gases, humos y vapores‚ÄĚ.

Una de las emisiones a las que apunt√≥ la ministra de Salud subrogante, Paula Daza, fue el di√≥xido de azufre (SO2). Precisamente esta sustancia, de un olor penetrante y que causa problemas respiratorios en el corto plazo, ha tenido varios peaks de emisiones durante las √ļltimas semanas.

“La acumulaci√≥n de esos gases va a ser diferente durante el d√≠a, en la ma√Īana o en la tarde, porque van a cambiar las condiciones metereol√≥gicas y eso va a afectar la dispersi√≥n. Las condiciones metereol√≥gicas no son constantes, var√≠an. Estacionalmente, var√≠an diariamente, incluso hay variaciones interanuales”, explica Hern√°n Gaete, doctor en Ciencias Ambientales de la Universidad de Concepci√≥n y profesor de la Universidad de Valpara√≠so.

En concreto, se le exigi√≥ con la Alerta Sanitaria a Codelco y a AES Gener reducir sus emisiones de este gas, en el primer caso detener tres de sus nueve ciclos de operaci√≥n ‚Äďbajando en un tercio sus emisiones‚Äď y en el segundo no utilizar su unidad n√ļmero uno, la m√°s antigua y contaminante.

Pero, ¬Ņpor qu√© se apunt√≥ al di√≥xido de azufre? A pesar de que no se ha dicho que este sea el causante directo de las intoxicaciones masivas, s√≠ podr√≠a ser una hip√≥tesis que explica algunos casos.

En particular, el viernes de la semana pasada se registr√≥ un peak de m√°s de 1.200 micr√≥gramos por metro c√ļbico (őľg/m3) de esta sustancia. A pesar de que disminuy√≥ r√°pidamente y que est√° dentro de la norma, esto podr√≠a estar relacionado con las consultas.

“Ac√° tiene que ver harto la normativa del di√≥xido de azufre. Existen la recomendaciones de la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) y tambi√©n de la de la Agencia de Protecci√≥n Ambiental estadounidense que hablan de concentraciones que van en periodos muy agudos. Incluso, la OMS sugiere exposiciones que son de 500 micr√≥gramos en 10 minutos. Pero Chile no tiene normas de valores agudos”, explica Macarena Vald√©s, doctora en Salud P√ļblica de la Universidad de Chile y profesora en esa misma escuela.

O sea, en Chile est√° permitido emitir este gas contaminante, que enferma a la poblaci√≥n, mientras se haga en un periodo corto, menor a una hora. Esto puede explicar las atenciones del viernes de la semana pasada, pese a que la norma de calidad del aire nunca se vulner√≥, pues en la regla establece que no se deber emitir m√°s de 500 őľg/m3 en una hora.

En los d√≠as siguientes hubo otros peaks, muy por debajo de la norma, de menos de 200 őľg/m, hasta que el viernes reci√©n pasado otro peak lleg√≥ hasta los 700 őľg/m3.

Portal Medioambiental Ventanas
Portal Medioambiental Ventanas

Sin embargo, el seremi de Salud, Francisco √Ālvarez, asever√≥ que no estaba relacionado con los casos de ese d√≠a: “Dadas las restricciones impuestas por esta Autoridad Sanitaria, su intensidad y por ende eventual efecto en la poblaci√≥n no deber√≠an tener efectos significativos‚ÄĚ.

Contexto | Agencia UNO
Contexto | Agencia UNO

Sinergismo

Pese a que puede que el di√≥xido de azufre no explique todos los casos, hay que recordar que las concentraciones de esta sustancia no est√°n solas en el ambiente, sino que interact√ļan con otras. Los otros gases que est√°n en la mira de la autoridad, que podr√≠an estar interactuando entre s√≠ y con el SO2, son los Compuestos Org√°nicos Vol√°tiles ‚Äďconocidos como COV o por su sigla en ingl√©s VOC‚Äď. Con la Alerta Sanitaria se le exigi√≥ a Oxiquim, Copec, GNL Quintero, Enap, Gasmar y Enex no realizar una serie de actividades que liberaban estos compuestos. Por √ļltimo, no hay que olvidar que se encontr√≥ metilcloroformo tras las primeras intoxicaciones de agosto, que se conjetur√≥ que lo hab√≠a emitido Oxiquim. El metilcloroformo, que est√° prohibido desde 2015 en Chile, provoca mareos y v√≥mitos y en una exposici√≥n prolongada da√Īa el sistema nervioso.

Esto conlleva otra explicación para el fenómeno: sinergismo entre los diferentes contaminantes, es decir, cómo se potencian entre ellos.

“Podr√≠a haber compuestos que est√°n en bajas concentraciones, pero que en mezcla con otros generan un efecto mayor que el que generan de manera individual. Entonces es un c√≥ctel ambiental, que es m√°s grave todav√≠a”, asegura Hern√°n Gaete.

Desde esta perspectiva, los peaks y concentraciones de di√≥xido de azufre bajo los 500 őľg/m3 no ser√≠an tan insignificantes, pues al interactuar con otros gases pueden generar efectos mayores.

Ahora, ya, necesitamos respuestas. Decirnos qu√© es lo que realmente los ni√Īos respiraron
- María Araya, del Consejo Consultivo del Hospital de Quintero

Macarena Valdés y Jorge González, ingeniero petroquímico, también coinciden con este punto.

“La suma de todas estas emisiones es lo que logr√≥ saturar el sistema atmosf√©rico de la cuenca de Puchuncav√≠ y Quintero. Por lo tanto la posici√≥n del Gobierno de exigirle que bajen carga en sus procesos, que Gener saque sus t√©rmicas, que Codelco disminuya la carga a su fundici√≥n y que otros procesos tambi√©n sean disminuidos, eso va a generar que en definitiva disminuyan las emisiones para salir puntualmente de este proceso de saturaci√≥n”, manifiesta Gonz√°lez.

Si es que a esto se suma el factor climático, con una mala ventilación que se ha dado en varias jornadas, se tiene la fórmula perfecta para un desastre.

M√°s all√°, no se sabe a ciencia cierta qu√© es lo que provoc√≥ la emergencia, lo que tiene molestos a los vecinos de Quintero. Mar√≠a Araya, del Consejo Consultivo del Hospital Adriana Cousi√Īo, se queja de que han ido cambiando la versi√≥n. Ella sigue pensando que el culpable es el metilcloroformo, como en alg√ļn momento tambi√©n las autoridades especularon. Sin embargo, pide respuestas claras: “Ahora, ya, necesitamos respuestas. Decirnos qu√© es lo que realmente los ni√Īos respiraron y cu√°les van a ser las medidas en salud para proteger y seguir a estos ni√Īos intoxicados. De los 900 ni√Īos intoxicados por lo menos necesitamos saber si tenemos da√Īo neurol√≥gico, o si se le va a presentar otro tipo de enfermedades adversas de este tipo de intoxicaciones. Pero hasta el momento no tenemos nada de eso”.

Contexto | Cristi√°n Opazo | Agencia UNO
Contexto | Cristi√°n Opazo | Agencia UNO

Largo plazo

En el corto plazo todos manifiestan que el Gobierno est√° haciendo lo correcto al exigirle a las compa√Ī√≠as que reduzcan sus emisiones, pues as√≠ se est√°n bajando las concentraciones que se estar√≠an complementando entre s√≠.

“(Las medidas) son adecuadas, bajo esta contingencia, sin embargo, en el largo plazo tienen que tomarse medidas que sean m√°s radicales”, asevera Gaete. “Hasta ahora es una medida de car√°cter preventivo, pero no soluciona el problema, de ninguna manera”. O sea, en el largo plazo se debe revisar c√≥mo van a convivir las industrias una vez que pasen las medidas de excepci√≥n.

Macarena Vald√©s ha estudiado en concreto los efectos del di√≥xido de azufre en la salud de la poblaci√≥n. De acuerdo a las mediciones que us√≥ en una de sus investigaciones, Quintero y Puchuncav√≠ es la zona con mayor contaminaci√≥n por este gas. Seg√ļn sus c√°lculos ‚Äďque no est√°n basados en un an√°lisis caso a caso sino en un modelo matem√°tico‚Äď, en 2011 el di√≥xido de azufre pod√≠a estar involucrado en las muertes de entre 84 y 230 personas ‚Äďsiendo lo m√°s probable 183‚Äď en la zona de Quintero y Puchuncav√≠. Ese a√Īo hubo 253 muertes en la comuna, seg√ļn el Departamento de Estad√≠sticas e Informaci√≥n en Salud.

No solo eso, tambi√©n midi√≥ c√≥mo afectaba la mortalidad infantil, los casos de asma cr√≥nico en ni√Īos y la cantidad de atenciones de urgencia por episodios agudos de asma. Sus resultados est√°n expuestos en la siguiente tabla:

Muertes relacionadas a la contaminación por SO2 en 2011:
Estimada: 183,4
Límite inferior: 84,7
Límite superior: 230,9

Muertes de menores de un a√Īo relacionadas a la contaminaci√≥n por SO2 en 2011 (mortalidad infantil):
Estimada: 0,7
Límite inferior: 0,3
Límite superior: 1,2

Casos de cr√≥nicos de asma en ni√Īos (menores de 15 a√Īos) en relacionados a la contaminaci√≥n por SO2 en 2011:
Estimado: 151,1
Límite inferior: 78
Límite superior: 208,4

Atenciones de urgencia a ni√Īos (menores de 15 ni√Īos) relacionados a la contaminaci√≥n por SO2:
Estimada: 589,4
Límite inferior: 451, 9
Límite superior: 696, 7

Para Vald√©s la norma chilena es demasiado laxa pues, adem√°s de no medir en las exposiciones agudas de 10 minutos como recomienda la OMS, los niveles que se permiten en todas las normas ‚Äďhoraria, diaria y anual‚Äď son demasiado altos.

“Chile tiene una norma anual que no existe a nivel internacional, lo que te habla que es muy laxo en la exposici√≥n a largo plazo. Y en ese tiempo (2011, cuando hizo el estudio) mencionaba que la norma anual era de 80 őľg/m3, y Quintero Puchuncav√≠ era la √ļnica que la superaba, en 80,6. La superaba en muy poco y que uno podr√≠a decir es despreciable ese aumento, pero si t√ļ te fijas ese es s√≥lo un promedio. Si alg√ļn d√≠a esa norma se super√≥, o si hubo un mes en que se super√≥ completamente, dentro del promedio queda escondido”, expresa Vald√©s.

En cuanto a la norma diaria, la OMS recomienda 20 őľg/m3, en cambio la de Chile es de 200 őľg/m3, es decir, es 10 veces la de la organizaci√≥n. Esto es m√°s grave a√ļn si se piensa que la gente de Quintero se expuso a 80,6 őľg/m3 en promedio en 2011, cuatro veces m√°s de lo que recomienda la OMS pero, en lugar de un solo d√≠a, durante un a√Īo.

Por su parte, Jorge Gonz√°lez cree que en el largo plazo se deber revisar el sistema en su integridad para descubrir qu√© es lo que est√° fallando. Cuando se instalaron aquellas empresas en la zona las condiciones clim√°ticas eran distintas y no estaban tantas compa√Ī√≠as emitiendo otros gases. En consecuencia, hay que replantearse esta interacci√≥n en su conjunto, seg√ļn √©l.

“Hay que revisar todas las exigencias ambientales que se les pidieron en ese momento (cuando comenzaron) para entrar en nuevos estudios que les permitan seguir operando, pero con nuevas exigencias“, opina Gonz√°lez, quien especifica algunas de las operaciones que deber√≠an cambiar a su parecer: “Yo tengo entendido que los hornos de fundici√≥n de Codelco tienen la capacidad para quemar puro gas natural y no quemar combustibles s√≥lidos o l√≠quidos, pero obviamente que el costo es mucho m√°s alto. Las mismas t√©rmicas de Gener, que funcionan quemando carb√≥n, a pesar de que tiene todo un proceso de cuidado con la emisi√≥n hacia la atm√≥sfera y que cumplen probablemente con las resoluciones ambientales, tambi√©n podr√≠an quedar fuera de servicio y que la energ√≠a la produzca Endesa, que tiene dos centrales t√©rmicas que no son de ciclo combinado, pero que est√°n ah√≠ mismo en la zona y que funcionan a gas natural”.

Hern√°n Gaete coincide en que parece ser que no se entiende el sistema y que hay que conocer su “capacidad de carga” ‚Äďqu√© gases y en qu√© concentraci√≥n se pueden emitir en las peores condiciones atmosf√©ricas sin generar problemas‚Äď. Adem√°s asegura que hay que ser exigentes: “En mi opini√≥n hay que tomar medidas bastante m√°s dr√°sticas y solicitar a las industrias que usen la mejor tecnolog√≠a disponible. Y eso es algo que tienen que evaluar los t√©cnicos especialistas en t√©rminos de saber si hoy d√≠a tenemos la mejor tecnolog√≠a de abatimiento de las emisiones. No s√≥lo para cumplir la norma, sino para reducir al m√°ximo las emisiones“.

Se contactó a la Seremi de Salud para una entrevista pero no hubo respuesta.

Tendencias Ahora