Nacional
Caso Narumi: las pistas que apuntan al chileno sospechoso de la desaparición de japonesa
Publicado por: Alberto Gonz√°lez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La noche de su desaparici√≥n, Narumi lleg√≥ de madrugada hasta una residencia universitaria en Besan√ßon junto a su exnovio Nicol√°s, quien habr√≠a sido el √ļltimo en ver a la joven japonesa con vida. Este dato lo ha convertido en la principal pieza de este intrincado caso en el que todo apunta a un feminicidio.

Narumi Kurosaki de 21 a√Īos, y estudiante de la Universidad de Tsukuba, hab√≠a viajado a Francia en agosto de 2016 para estudiar franc√©s en la University of Franche-Comt√©, como alumna de intercambio.

Sin embargo, todo su proyecto de vida se interrumpi√≥ abruptamente la madrugada del 5 de diciembre, luego de salir a cenar en un restaurante cercano a la residencia, junto al chileno Nicol√°s Zepeda Contreras, de 26 a√Īos, que hab√≠a viajado especialmente a tratar de recuperar una relaci√≥n que hab√≠a terminado a mediados de abril de 2016.

Ambos fueron captados por las cámaras del local, donde compartieron una comida que pagó el joven oriundo de Temuco con su tarjeta de crédito. Luego, el circuito cerrado de la residencial los grabó poco después de medianoche entrando juntos, para seguidamente registrar a Nicolás saliendo solo del edificio.

Seg√ļn vecinos, esa misma madrugada a eso de las 03.00 hrs, unos gritos desgarradores y algunos golpes acabaron con la tranquilidad del lugar, alertando a otros estudiantes de la Universidad de Besan√ßon, pero sin que se llegara a saber a ciencia cierta qu√© hab√≠a pasado.

Los testigos, citados por el prestigioso diario francés Le Parisien, aseguran que el ruido no provino de la pieza de la joven, sino que de una salida trasera del lugar.

‚ÄúEscuch√© un grito que me hel√≥ la sangre. Me despert√©, sal√≠ de la pieza y recorr√≠ el pasillo, sub√≠ los pisos, pero ya no se escuchaba ning√ļn otro ruido‚ÄĚ, asegur√≥ esa fuente.

Unos días más tarde, la policía descubriría rastros de sangre en una puerta trasera, en donde no había cámaras de vigilancia.

La pieza de Narumi, en tanto, se encontró perfectamente ordenada sin signos de lucha o rastros de sangre. Aunque, el notebook y una maleta de la joven habían desaparecido.

Narumi Kurosaki
Narumi Kurosaki

La desaparición

Extra√Īados por su repentina ausencia, una de sus amigas intent√≥ contactarse con Narumi, recibiendo una escueta respuesta donde aseguraba que hab√≠a tenido un problema con su pasaporte. Aunque, el consulado japon√©s descart√≥ haber efectuado alg√ļn tr√°mite con el documento.

Luego de unos d√≠as sin saber de ella, el caso pas√≥ a manos de la polic√≠a francesa que empez√≥ con las pesquisas que llevaron a Nicol√°s, quien a esas alturas ya hab√≠a abandonado el pa√≠s luego de pasar por Ginebra (Suiza) y Madrid (Espa√Īa), coincidiendo con los √ļltimos mensajes supuestamente enviados por Narumi y que se sospecha pudieron haber sido enviados por su victimario para ganar tiempo en la huida.

Como las presunciones apuntaban al chileno, se indag√≥ en los √ļltimos movimientos con la tarjeta de cr√©dito, descubri√©ndose una compra bastante peculiar antes de dejar Francia: bolsas de basura y bencina.

Tras la compra, el GPS del auto que había rentado lo situó en el bosque de Chaux, ubicado en las cercanías de la residencial, y que es reconocido por ser un enorme parque silvestre de 30 mil hectáreas.

Mientras se organizaba una amplia b√ļsqueda por el lugar, los polic√≠as dieron con un video subido por Nicol√°s a Dailymotion el 7 de septiembre pasado, en donde Zepeda le da un plazo de 2 semanas para cumplir “normas” -que nunca son especificadas- para continuar con la relaci√≥n de ambos, y donde en tono amenazante asegura que “debe pagar el precio”.

‚ÄúHola a quien quiera que est√© viendo, espero que lo vea Narumi (…) este video es para hacer una declaraci√≥n; recientemente Narumi hizo cosas malas que le costaron seguir algunas condiciones para seguir con esta relaci√≥n. Aun as√≠ creo que deber√≠amos seguir otra v√≠a, sin condiciones pero confiando el uno al otro, siendo honestos y sin escondernos‚ÄĚ, se√Īala en la grabaci√≥n.

Si bien no explic√≥ sobre el tipo de condiciones agreg√≥: ‚Äúsi Narumi puede seguir estas condiciones por dos semanas, desde ahora, es mi√©rcoles 7, voy a levantar las condiciones sin ning√ļn efecto‚ÄĚ.

Pese a que borr√≥ el registro audiovisual, a√ļn es posible encontrar extractos en otros videos de Youtube.

Otro detalle que no ha pasado desapercibido, es el testimonio de una supuesta “amiga” de Nicol√°s, quien asegura que el joven le pidi√≥ traducir al japon√©s la palabra “viajo” y la frase “tengo problemas con el internet”.

Nicol√°s Zepeda y Narumi Kurosaki
Nicol√°s Zepeda y Narumi Kurosaki

A la caza del sospechoso

Ante los antecedentes, las autoridades policiales francesas emitieron una orden de captura internacional y enviaron a la Unidad de Cooperación Internacional y Extradición de nuestro país una solicitud de cooperación penal internacional, para que Nicolás sea puesto a disposición de la justicia de ese país y ser interrogado como principal sospechoso de la desaparición y eventual femicidio de Narumi.

Nicolás, en tanto, había arribado a nuestro país el 12 de diciembre, tras lo cual prestó declaración ante la Interpol, 18 días después, sin que hasta ahora se conozcan mayores detalles.

Sin embargo, un amigo del joven exhibi√≥ a los medios japoneses una supuesta conversaci√≥n en v√≠a mensajer√≠a instant√°nea, donde Nicol√°s dice estar tranquilo “porque no he hecho nada malo, as√≠ que (el caso) es meramente medi√°tico”.

“Ellos (prensa) quieren que yo salga a hablar, pero yo estoy cooperando con Interpol”, agrega el presunto chat.

Pese a todo, el ministro de la Corte Suprema, Jorge Dahm, rechaz√≥ el recurso de reposici√≥n interpuesto por el Ministerio P√ļblico, en representaci√≥n de la justicia francesa, en el que se insist√≠a en la detenci√≥n de Zepeda, manteniendo al sospechoso con arraigo nacional.

Entre los argumentos del m√°ximo tribunal de nuestro pa√≠s, se destac√≥ la “escasa informaci√≥n disponible” para determinar su detenci√≥n preventiva.

“La finalidad pretendida por el peticionario, cual es la de asegurar la presencia del requerido ante una eventual solicitud de extradici√≥n, es posible, en el presente caso, satisfacerla con una medida de menor intensidad a la de detenci√≥n previa, teniendo para ello presente tambi√©n, la escasa informaci√≥n relativa a los hechos punibles y participaci√≥n del requerido”, se√Īala el fallo.

Narumi Kurosaki
Narumi Kurosaki

Expectación en prensa japonesa

El caso despert√≥ gran inter√©s en Jap√≥n, tanto as√≠ que r√°pidamente un peque√Īo grupo de periodistas nipones llegaron a nuestro pa√≠s para intentar dar con el joven sospechoso.

Si bien primero se apostaron en las cercanías del edificio en Las Condes donde está su departamento, un dato les alertó que podría estar en La Serena junto a su madre viviendo en un exclusivo condominio.

Aunque, otras versiones apuntan a que posiblemente esté en Temuco con familiares, tratando de pasar desapercibido para los medios de comunicación.

Al respecto, los profesionales japoneses explicaron la atenci√≥n medi√°tica en lo particular del caso, puesto que hasta ahora no se tiene se√Īales de la joven.

“Narumi viene de una familia de caracter√≠sticas normales, sin influencias, que est√° recibiendo el apoyo gubernamental y de la polic√≠a, porque es propio de ese pa√≠s”, aseguraron a medios locales.

¬ŅQui√©n es Nicol√°s?

Nicol√°s Zepeda Contreras, de 26 a√Īos, es originario de Temuco, en donde curs√≥ su ense√Īanza media en el Colegio Centenario hasta 2008.

Con habilidades en matem√°ticas y econom√≠a, lleg√≥ hasta Santiago para estudiar ingenier√≠a comercial hasta 2014, cuando viaja a Jap√≥n por un a√Īo gracias a una beca.

Justamente en durante ese periodo conoce a Narumi, con quien inicia una relación que los trajo juntos a Chile en 2015, al departamento de Nicolás en Las Condes (Santiago), viaje en donde aprovecharon de visitar Valparaíso.

No obstante, la relaci√≥n se deteriora y terminan separados a mediados del a√Īo pasado. En un intento por recuperar el afecto de la joven, el temuquense viaja hasta Jap√≥n para reconciliarse, pero se encuentra que Narumi ten√≠a otros planes.

En efecto, la joven se había inscrito como alumna de intercambio en Francia, hasta donde viajó en septiembre de 2016. Un mes después, Nicolás grabó el video-amenaza que ahora es el hilo principal que apunta a su nombre como sospechoso del eventual femicidio de la joven japonesa, Narumi Kurosaki.

Este artículo describe un proceso judicial en curso
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)
Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros o recibe orientación en el 800 104 008 del Sernameg
Tendencias Ahora