Internacional
La historia del italiano que murió en atentado de Barcelona mientras paseaba con sus hijos
Publicado por: Sebastián Asencio La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Bruno Gulotta, un italiano de 35 a√Īos, se encontraba de vacaciones en Barcelona junto a su pareja Martina y sus dos hijos Alexandre, de 5 a√Īos, y Aria, de 1 a√Īo, durante esta semana.

D√≠as antes hab√≠an pasado por Francia, espec√≠ficamente Cannes, y este jueves, ya en Espa√Īa, Gulotta decidi√≥ visitar junto a sus seres queridos el paseo La Rambla.

Mientras los cuatro turisteaban el lugar, el joven padre llevaba de la mano a su hijo mayor, Alexandre, y su pareja llevaba en una mochila porta-bebés a la menor, Aria, unos pasos más atrás.

En ese momento, la ahora conocida furgoneta blanca inici√≥ el ataque por el paseo, situaci√≥n ante la cual Martina alcanz√≥ a salir del paso con su peque√Īa hija, mientras que Bruno alcanz√≥ tambi√©n a alejar a Alexandre lejos de la trayectoria del veh√≠culo, pero recibiendo el impacto de lleno como resultado.

Gulotta falleci√≥ en el lugar, convirti√©ndose as√≠ en una de las 14 v√≠ctimas fatales, y la noticia fue r√°pidamente comunicada a su c√≠rculo cercano, incluyendo a la empresa para la cual trabajaba, Tom’s Hardware, quienes hicieron p√ļblica la pena que como agrupaci√≥n sintieron.

“Nuestro compa√Īero y amigo Bruno Gulotta fue arrollado y asesinado por un terrorista infame en el coraz√≥n de Barcelona”, informa la empresa en su p√°gina web, mencionando las fotos de las vacaciones que el joven, que viv√≠a en Legnano, cerca de Mil√°n, hab√≠a publicado en Facebook: Cannes, las Ramblas…”, publicaron.

“Bruno era una referencia para todos lo que lo han conocido. Para nosotros en Tom’s Hardware (donde era responsable de marketing y ventas), era una columna vertebral. Cualquiera que entrase en contacto con √©l -clientes, proveedores…- quedaba sorprendido por su amabilidad y su profesionalidad”, a√Īade la empresa en su sitio de internet.

Capaz de resolver todos los problemas inform√°ticos, de una gran generosidad, Bruno era “un maestro de vida”, informan sus compa√Īeros, concluyendo: “Descansa en paz Bruno, nos acordaremos siempre de ti”.

Tendencias Ahora