Internacional
Lunes 08 octubre de 2018 | Publicado a las 05:50 · Actualizado a las 09:33
Segunda vuelta en Brasil: candidatos del gigante de LA presentan programas incompatibles
Publicado por: Guido Focacci
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ultraderechista Jair Bolsonaro ganó por amplio margen la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, pero deberá dirimir la contienda con el izquierdista Fernando Haddad el 28 de octubre.

Con la casi totalidad de los votos escrutados, Bolsonaro, un excapit√°n del Ej√©rcito de 63 a√Īos, ten√≠a 46,09% de los sufragios, frente al 29,20% de Haddad, designado candidato del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) por el encarcelado expresidente Luiz In√°cio Lula da Silva.

Bolsonaro apostaba a ganar en primera vuelta, y luego de conocerse los resultados parciales el domingo, denunci√≥ “problemas” con las urnas electr√≥nicas que le habr√≠an impedido evitar el balotaje.

“Estoy seguro de que si ese problema no hubiera ocurrido y tuvi√©ramos confianza en el voto electr√≥nico, ya tendr√≠amos el nombre del presidente de la Rep√ļblica decidido en el d√≠a de hoy”, dijo Bolsonaro en un video en Facebook.

Una semana antes, el candidato del Partido Social Liberal (PSL), hab√≠a levantado pol√©mica en una entrevista, se√Īalando que no aceptar√≠a “un resultado de las elecciones diferente de (su) elecci√≥n”, aunque luego se retract√≥.

Bolsonaro -que se recupera de un apu√Īalamiento en el abdomen sufrido durante un acto el pasado 6 de setiembre- llam√≥ a sus partidarios a seguir movilizados. “Creo en ustedes, y ustedes est√°n ah√≠ porque creen en Brasil”, areng√≥.

Mauro Pimentel | Agence France Press
Mauro Pimentel | Agence France Press

Alivio en el PT

Haddad, por su parte, se dirigi√≥ a sus partidarios en Sao Paulo prometiendo “unir a los dem√≥cratas de Brasil”, en clara alusi√≥n a Bolsonaro, un defensor de la dictadura militar (1964-1985).

“Queremos un proyecto amplio para Brasil, profundamente democr√°tico, que busque de forma incansable la Justicia social”, dijo este profesor y exalcalde de sao Paulo, de 55 a√Īos.

Agradeci√≥ adem√°s el “liderazgo” de Lula, a quien ir√° a visitar como todos los lunes en la c√°rcel de Curitiba, donde el l√≠der hist√≥rico de la izquierda purga una pena de 12 a√Īos de c√°rcel por corrupci√≥n.

Al conocerse la posibilidad de una segunda vuelta, su equipo de campa√Īa pas√≥ del silencio al j√ļbilo en el hotel paulista en el que pronunci√≥ su discurso.

Haddad empezó de inmediato a tender puentes con otros candidatos, sabedor de que solo una serie de alianzas podrían darle la victoria.

La clave para que se acerque a los porcentajes de Bolsonaro la tiene en el centroizquierdista Ciro Gomes, del Partido Democrático Trabalhista (PDT), que fue ministro de Integración Nacional de Lula y consiguió más de 12% de los votos.

En declaraciones a la prensa, Gomes dijo que discutir√≠a con los l√≠deres del PDT la posici√≥n para la segunda vuelta, pero adelant√≥ ya un posible apoyo: “Har√© lo que hice toda mi vida, que es luchar por la democracia y contra el fascismo”, declar√≥.

Nelson Almeida | Agence France Press
Nelson Almeida | Agence France Press

De la alegría a la preocupación

En Rio de Janeiro, en el bar del hotel Windsor Barra, donde habl√≥ el equipo de campa√Īa de Bolsonaro, el optimismo reinante a lo largo del d√≠a dej√≥ paso a la preocupaci√≥n.

Las próximas tres semanas pondrán a prueba la resistencia del candidato, que estuvo al borde la muerte tras el atentado del 6 de septiembre.

El resultado lo coloca como a su rival ante la obligación de conquistar más aliados, pese a su alto índice de rechazo por sus propuestas de armar a la población para combatir la delincuencia, así como por sus declaraciones misóginas, homófobas y racistas y su justificación de la tortura durante la dictadura.

“Apoyo a Bolsonaro porque nuestro pa√≠s precisa un shock de orden y √©l es el √ļnico hombre capaz de hacer eso por Brasil”, dijo a la AFP Lourdes Azevedo, de 77 a√Īos, pedagoga jubilada.

El resultado “es un poco decepcionante. Esper√°bamos ganar en primera vuelta. Ahora es m√°s dif√≠cil. La segunda vuelta es un riesgo”, agreg√≥.

Bolsonaro y Haddad son los vencedores y al mismo tiempo los candidatos con mayor índice de rechazo.

Haddad, poco conocido fuera de Sao Paulo, heredó parte del electorado de Lula, sobre todo entre la población pobre que mejoró sus condiciones de vida bajo su gobierno (2003-2011).

Pero también heredó el odio que Lula inspira entre quienes le reprochan los escándalos de corrupción revelados por la Operación Lava Jato y la crisis económica en la que se sumió el país bajo el mandato de su heredera política Dilma Rousseff, destituida por el Congreso en 2016.

El centro y las alianzas

Durante la campa√Īa, Haddad “se olvid√≥ mucho del centro, que es fundamental. Sin el centro no se gana una elecci√≥n y menos a√ļn se gobierna, entonces precisa esos apoyos ya. Son tres semanas, una campa√Īa cort√≠sima, y m√°s a√ļn tiene que pensar en la gobernabilidad, estableciendo compromisos con esos sectores”, explic√≥ a la AFP Andr√© C√©sar, de la consultora Hold en Brasilia.

Bolsonaro, por su parte, recibi√≥ en la √ļltima semana apoyos de poderosos sectores, como los ruralistas y las iglesias evang√©licas con los que teji√≥ alianzas.

“Estoy seguro de que si ese problema no hubiera ocurrido y tuvi√©ramos confianza en el voto electr√≥nico, ya tendr√≠amos el nombre del presidente de la Rep√ļblica decidido en el d√≠a de hoy
- Jair Bolsonaro

El candidato de extrema derecha vio también cómo uno de sus hijos se convertía en el diputado más votado de la historia del país, mientras que otro de ellos conquistaba con holgura un sitio en el Senado.

Eduardo Bolsonaro, de 34 a√Īos, fue reelegido pulverizando el r√©cord absoluto de sufragios para una elecci√≥n legislativa en Brasil, con m√°s de 1,8 millones de votos para representar al estado del Sao Paulo en la C√°mara de Diputados.

El récord anterior pertenecía a otro legislador de extrema derecha, Eneas Carneiro, un extravagante médico de larga barba negra fallecido en 2007, que obtuvo 1,5 millones de votos.

Flavio Bolsonaro, de 37 a√Īos, conquist√≥ f√°cilmente una de las plazas vacantes de senador en Rio de Janeiro, con m√°s de 4 millones de votos.

El hijo mediano, Carlos Bolsonaro, de 35 a√Īos, se convirti√≥ en el a√Īo 2000 en el concejal municipal m√°s joven de Rio, elegido con 17 a√Īos, puesto que ocupa todav√≠a hoy.

Jair Bolsonaro, que disputar√° el segundo turno de la presidencial brasile√Īa contra el candidato de izquierda Fernando Haddad, tiene cinco hijos: cuatro varones y una ni√Īa.

Fernando Souza | Agence France Press
Fernando Souza | Agence France Press

Estos son los puntos esenciales de ambos programas de gobierno

Economía: austeridad y privatizaciones

Bolsonaro

. “Reducir la deuda p√ļblica 20% mediante privatizaciones, concesiones” y venta de propiedades p√ļblicas.

. Crear un sistema de jubilación por capitalización.

. “El pa√≠s funcionar√° mejor con menos ministerios”. Propone crear un superministerio de Econom√≠a, que abarcar√° Hacienda, Planificaci√≥n e Industria y Comercio Exterior. Su ministro ser√≠a Paulo Guedes, un ultraliberal.

. Redistribuir la “carga tributaria para que los que pagan mucho paguen menos y los que evaden y ocultan, paguen m√°s”.

Haddad

. Revocar la congelaci√≥n del gasto p√ļblico y la flexibilizaci√≥n de la legislaci√≥n laboral, aprobadas durante el actual gobierno.

. “Interrumpir las privatizaciones” y volver a imponer la participaci√≥n de Petrobras en proyectos petroleros en aguas profundas (presal).

. Equilibrar las cuentas del sistema de jubilaciones “a partir del retorno del empleo” y de medidas contra la evasi√≥n fiscal.

Inseguridad: ¬Ņm√°s armas o m√°s control?

Bolsonaro

. Flexibilizar la legislaci√≥n sobre porte de armas. “Las armas son instrumentos, objetos inertes, que pueden usarse para matar o para salvar vidas. Eso depende de qui√©n las maneje”.

. Bajar la edad de imputabilidad penal a 16 a√Īos.

. En ejercicio de su actividad los polic√≠as “tendr√°n protecci√≥n jur√≠dica. Garantizada por el Estado, a trav√©s de una exclusi√≥n de punibilidad”

. “Caracterizar como terrorismo las invasiones de propiedades”.

. “Reorientar la pol√≠tica de derechos humanos, dando prioridad a la defensa de las v√≠ctimas de la violencia”.

Haddad

. “La pol√≠tica de control de armas y municiones tiene que ser mejorada, reforzando el rastreo” del armamento.

.”La pol√≠tica actual de represi√≥n de las drogas es err√≥nea”. “Brasil tiene que examinar las experiencias internacionales (…) de despenalizaci√≥n y regulaci√≥n del comercio” de estupefacientes.

Corrupción: la política bajo sospecha

Bolsonaro: “Proponemos un gobierno decente, diferente de todo aquello que nos sumi√≥ en una crisis √©tica, moral y fiscal”.

Haddad: Garantizar “una transparencia cada vez mayor y la prevenci√≥n de la corrupci√≥n (…). El combate contra la corrupci√≥n no puede servir para criminalizar la pol√≠tica”.

Diplomacia: dime con qui√©n andas…

Bolsonaro

. “Dejaremos de encomiar a dictaduras asesinas y de despreciar y atacar a democracias importantes como las de Estados Unidos, Israel e Italia”.

. “Aparte de profundizar nuestra integraci√≥n con todos los hermanos latinoamericanos libres de dictaduras, tenemos que reorientar nuestro eje de asociaciones”.

. El programa de Bolsonaro no menciona en ning√ļn momento al Mercosur. Propone en cambio “poner √©nfasis en las relaciones y los acuerdos bilaterales”.

Haddad

. “Brasil debe retomar y profundizar la pol√≠tica exterior de integraci√≥n latinoamericana y de cooperaci√≥n Sur-Sur (especialmente con √Āfrica) para apoyar, al mismo tiempo, el multilateralismo, la b√ļsqueda de soluciones a trav√©s del di√°logo y el repudio de la intervenci√≥n y del uso de la fuerza”.

Sexualidad: silencios y medias tintas

Bolsonaro: “Los contenidos y los m√©todos de ense√Īanza tienen que cambiar. M√°s matem√°ticas, m√°s ciencias y portugu√©s. Sin adoctrinamiento ni sexualidad precoz”.

Haddad: “En base al principio constitucional de un Estado laico, promoveremos la salud integral para la mujer para el pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos y fortaleceremos una perspectiva inclusiva, no sexista, no racista y sin discriminaci√≥n de [la comunidad] LGBT+”.

Aborto

Bolsonaro

. El programa de Bolsonaro no dice una palabra sobre el aborto, que en Brasil está autorizado en caso de peligro para la vida de la madre o de fetos con anancefalia. El candidato prometió vetar cualquier tentativa de flexibilización de esa ley.

. Como diputado, Bolsonaro promovi√≥ iniciativas de control de natalidad, como el reembolso por vasectom√≠as y ligaduras de trompas a partir de los 21 a√Īos.

Haddad

. El programa del PT tampoco trae referencias al aborto. Haddad se dijo en 2012 “personalmente en contra” de su legalizaci√≥n, pero llam√≥ a “establecer pol√≠ticas p√ļblicas que ofrezcan a las mujeres condiciones de planificar sus vidas”.

. La compa√Īera de f√≥rmula de Haddad, Manuela D’√Āvila, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), est√° a favor de la despenalizaci√≥n.

LGBTI

Bolsonaro

. No hay ninguna mención en el programa de Bolsonaro a los derechos LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero e Intersexuales). Varias de sus declaraciones fueron abiertamente homofóbicas.

. En la campa√Īa trat√≥ de mostrarse m√°s amigable. En una entrevista esta semana con una radio de Pernambuco declar√≥: “Los homosexuales ser√°n felices si soy presidente”

Haddad

. El programa de Haddad tiene un cap√≠tulo titulado “Promover la ciudadan√≠a LGBT+”, que propone “criminalizar la LGBTIfobia”.

Medio ambiente

Bolsonaro

. El candidato del PSL, que logr√≥ apoyo de la bancada ruralista, propone “reunir en un solo ministerio” todas las √°reas del gobierno que se ocupan de “pol√≠tica econ√≥mica y agr√≠cola”, de “recursos naturales y medio ambiente rural”. Las palabras deforestaci√≥n, Amazonia o calentamiento global est√°n ausentes de su programa.

Haddad

. Haddad se propone llegar a una “tasa cero de deforestaci√≥n en 2022, sin reducir la producci√≥n agropecuaria “gracias a un uso m√°s eficiente” de las tierras.

. Tambi√©n propone medidas para “contener el calentamiento global”.

Tendencias Ahora