TV y Espect√°culo
S√°bado 08 junio de 2019 | Publicado a las 14:38
La cruda entrevista de la princesa Diana que casi acaba con la monarquía y que selló su futuro
visitas

Diana Spencer ten√≠a s√≥lo 19 a√Īos cuando se cas√≥ con el futuro rey de Inglaterra, el pr√≠ncipe Carlos. La pareja hab√≠a tenido s√≥lo 12 citas y exist√≠a una diferencia de 13 a√Īos entre ellos cuando √©l le propuso matrimonio en 1981.

Cinco meses después se casaron en una ceremonia que captó la atención mundial y que fue seguida atentamente por millones de personas en todo el mundo. Pero mientras los curiosos veían el desenlace de un cuento de hadas, la realidad era mucho más cruda de lo que podían imaginar.

Infidelidad, bulimia, celos e intentos de suicidio eran sólo algunos de los problemas que escondía la pareja y que los llevó a tener la intención (por separado) de querer romper su compromiso, algo que por supuesto no pudieron hacer.

Las cosas empeoraron con el tiempo, y pese a la llegada de sus hijos, los pr√≠ncipes William y Harry, la relaci√≥n estaba demasiado da√Īada para arreglarse. Y la presencia de Camilla Parker Bowles, la amante de Carlos, se volvi√≥ insostenible para Diana.

USA Today
USA Today

En 1992 finalmente aceptaron que no había nada más que pudieran hacer y decidieron separarse, pese al escándalo mundial que eso provocaría. La Reina autorizó la ruptura del matrimonio y el príncipe Felipe intentó actuar como mediador.

Sin embargo, ambos ten√≠an una furia contenida el uno contra el otro. Carlos se veng√≥ quit√°ndole todos los t√≠tulos a Diana, incluyendo el de “Su Alteza Real”, el cual ella quer√≠a mantener pues de lo contrario tendr√≠a que hacer una reverencia no s√≥lo ante la Reina, sino que tambi√©n ante su exesposo e hijos.

Pese a que Isabel II hab√≠a permitido que la princesa mantuviera aquella distinci√≥n, Carlos se empe√Ī√≥ en neg√°rselo, y en su inocencia el pr√≠ncipe William (que en ese momento ten√≠a 10 a√Īos) le prometi√≥ a su madre que cuando √©l fuera Rey, le reinstaurar√≠a aquel t√≠tulo.

HBO
HBO

La revancha de Diana vino a√Īos despu√©s. En 1995 concedi√≥ una sincera, cruda y pol√©mica entrevista al periodista de BBC Martin Bashir.

En dicha conversaci√≥n, la primera en solitario desde su matrimonio, la princesa habl√≥ de todo lo vivido en los √ļltimos 15 a√Īos, incluyendo la infidelidad de su esposo, su intento de suicidio, los celos de Carlos por la atenci√≥n medi√°tica que ella recib√≠a, su bulimia y muchas otras cosas.

La entrevista se mantuvo en completo secreto y ni el palacio de Buckingham ni los ejecutivos m√°s altos de la cadena tuvieron acceso a ella.

En la conversación Diana vistió un traje negro y blusa blanca, y se le vio serena en todo momento mientras hablaba, lo que generó una gran discusión entre quienes creían sus palabras y quienes apoyaban a Carlos.

El programa, que duró cerca de una hora, fue visto por más de 21 millones de personas. Menos de un mes después que saliera al aire, la Reina escribió a la pareja aconsejándoles que se divorciaran definitivamente.

Estas son algunas de las mayores revelaciones:

1. Al príncipe Carlos le molestaba la atención mediática que ella recibía

Apenas se reveló que Carlos estaba interesado en Diana, la prensa y los paparazzi no la dejaron ni a sol ni sombra. Los fotógrafos la siguieron a todas partes y ella aprendió a lidiar con ellos gracias a su personalidad amable.

Pero contrario a sentirse contento por la atenci√≥n que recib√≠a su esposa, el pr√≠ncipe comenz√≥ a molestarse y sentir celos de ella. ‚ÄúEso puede hacer que un hombre, un hombre orgulloso como mi esposo, se moleste‚ÄĚ, afirm√≥ la princesa.

‚ÄúYo desesperadamente quer√≠a que (mi matrimonio) funcionara. Amaba desesperadamente a mi esposo, y pens√© que eramos un buen equipo‚ÄĚ, admiti√≥.

En las giras en conjunto que las parejas reales deben hacer por diferentes países, Carlos terminó de darse cuenta de la popularidad de su esposa y la euforia que desataba, por lo que optó por separar sus agendas.

Seg√ļn dijo Diana en la entrevista, ella no quer√≠a aceptar este plan, porque disfrutaba tener un apoyo, pero finalmente no tuvo opci√≥n. ‚ÄúNo creo que me hubiesen permitido tener una opini√≥n. Creo que (para la familia real) siempre fui la chica de 18 a√Īos que se comprometi√≥ con √©l‚ÄĚ, reconoci√≥.

Daily Mail
Daily Mail

2. Sufrió depresión postparto y no recibió apoyo

En 1982 la pareja recibi√≥ a su primer hijo, el pr√≠ncipe William. El nacimiento del ni√Īo debi√≥ inducirse, ya que el embarazo de la princesa no fue f√°cil y la presi√≥n de la familia y los medios no era poca.

Como miles de mujeres en el mundo, Diana sufri√≥ de depresi√≥n postparto, pero no sinti√≥ ning√ļn apoyo familiar. “Nadie habla de la depresi√≥n postparto. Hay que leer sobre eso despu√©s, y eso en s√≠ mismo fue un momento dif√≠cil. Te despiertas por la ma√Īana sintiendo que no quieres salir de la cama, te sientes incomprendida y con el √°nimo muy bajo”, reconoci√≥.

“Sent√≠ que era la primera persona en la familia real que ten√≠a depresi√≥n o lloraba abiertamente. Y obviamente eso fue desalentador, porque si nunca lo has visto antes, ¬Ņc√≥mo lo apoyas?”, explic√≥.

La depresi√≥n le dio una nueva etiqueta en la familia. ‚ÄúDiana es inestable, Diana es mentalmente desequilibrada‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

Seg√ļn su relato, durante ese periodo tambi√©n comenz√≥ a autolastimarse, haciendo cortes en sus brazos y piernas, y su bulimia sali√≥ de control. “Cuando nadie te escucha, o si sientes que nadie te est√° prestando atenci√≥n, todo tipo de cosas comienzan a suceder. Por ejemplo, tienes tanto dolor dentro de ti mismo que intentas hacerte da√Īo por fuera porque quieres ayuda, pero estas pidiendo la ayuda incorrecta”, dijo.

“Me avergonzaba no poder cumplir y me lastimaba los brazos y las piernas. Sufr√≠ bulimia durante varios a√Īos. Eso es como una enfermedad secreta, porque te la infliges a ti mismo porque tu autoestima est√° en un punto demasiado bajo. La gente sugiri√≥ varias veces que estaba desperdiciando comida. Eso fue presi√≥n en s√≠ misma”, explic√≥.

Kensington Palace
Kensington Palace

3. Sabía sobre la infidelidad de su esposo

“Eramos tres en este matrimonio”, asegur√≥ Diana durante la entrevista, una frase que conmovi√≥ al mundo y que pas√≥ a la historia.

La princesa hacía referencia a la relación extramarital de su marido con Camilla Parker Bowles, de la cual se enteró mientras seguía casada con el príncipe.

“La intuici√≥n femenina es muy buena”, afirm√≥ al ser consultada sobre c√≥mo se enter√≥ de la infidelidad. “Obviamente lo sab√≠a por personas a las que les importaba y se preocupaban por nuestro matrimonio”, agreg√≥.

Diana tambi√©n afirm√≥ que los amigos de Carlos dec√≠an que ella estaba enferma, que era inestable y que deb√≠an internarla antes de que se convirtiera en una verg√ľenza para la familia Real.

De hecho, a ellos los describi√≥ como el “enemigo”, un grupo de personas que s√≥lo le causaba dolor.

“Bueno, el enemigo era el departamento de mi marido (sus consejeros y secretarios), porque yo siempre recib√≠a m√°s publicidad que √©l, mi trabajo era mayor y se discut√≠a mucho m√°s que el de √©l”, dijo.

Nat Geo
Nat Geo

4. Diana le contó a William de la relación de Carlos y Camila

Una vez que se enteró del affaire y enfrentó a su esposo y amante, la princesa debió contarle la verdad a su hijo mayor para que no se enterara por la prensa.

Eso s√≠, intent√≥ hacerlo de una manera que √©l pudiera comprender. “Le dije a William: ‘Si encuentras a alguien a quien amar en la vida, debes aferrarte a ella y cuidarla. Y si tienes la suerte de encontrar a alguien que te ame, debes protegerlo"”, record√≥.

Diana aseguró que siempre intentó poner a sus hijos primero, y esa fue la razón por la que nunca quiso divorciarse oficialmente de Carlos. Sin embargo, cuando decidieron separarse en 1992, fue ella quien les dio la noticia.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

5. Estaba convencida de que la familia real quería acabar con su reputación

Las cosas cambiaron de sobremanera tras la separaci√≥n de la pareja. “Ahora era la esposa separada del pr√≠ncipe de Gales. Era un problema, era una preocupaci√≥n. Y (se preguntaban) ¬Ņc√≥mo vamos a lidiar con ella?”, asegur√≥.

Entre otras cosas comenzaron a bloquear sus viajes al extranjero y “las cosas que antes le hab√≠an surgido naturalmente”, como las cartas personales, se perdieron repentinamente.

El mismo a√Īo que anunci√≥ su separaci√≥n, tambi√©n se filtr√≥ una llamada de la princesa a un amigo de la infancia, de quien se dijo era su amante. Se trataba de una conversaci√≥n de 30 minutos donde √©l la llamaba cari√Īosamente “calamar”.

Diana asegur√≥ que se sinti√≥ traicionada y cre√≠a que la filtraci√≥n se hizo “para herirla seriamente”. Adem√°s afirm√≥ que fue la primera vez que sinti√≥ lo que era estar fuera de la red de seguridad de la realeza, y no en la familia.

“Fue para hacer que el p√ļblico cambiara su actitud hacia m√≠. Si nos √≠bamos a divorciar, Carlos tendr√≠a m√°s que yo. Era un juego de poker”, sentenci√≥.

Pero la princesa asegur√≥ que no se dejar√≠a intimidar. “Ella no se ir√° tranquilamente, ese es el problema”, dijo sobre ella misma. “Pelear√© hasta el final”.

Tambi√©n sorprendi√≥ a todos cuando anunci√≥ su decisi√≥n de tomarse un tiempo libre, lejos de la vida publica, en 1993. “Creo que siempre se debe confundir al enemigo”, coment√≥.

Diana le dijo a Bashir que siente que cada mujer fuerte en la historia se enfrenta a esta reacci√≥n, porque su fuerza inspira “confusi√≥n” y “miedo”.

Kensington Palace
Kensington Palace

6. Reconoció que tuvo un amante

La princesa también reconoció haber tenido una aventura mientras estuvo casada, algo que era un secreto a voces.

“S√≠, lo adoraba (a Carlos). S√≠, estaba enamorada de √©l. Pero estaba muy decepcionada”, reconoci√≥.

El otro hombre era James Hewitt, su instructor de equitación, quien más tarde la traicionó y sirvió como fuente para un libro sobre la princesa.

No obstante, el contenido de la publicación fue desmentido por ella.

People
People

7. Criticó a la monarquía, pero negó querer destruirla

Tras todo lo vivido con Carlos, comenzaron a surgir rumores que la princesa quería acabar con la monarquía en Inglaterra. Pese a que negó esas especulaciones, no fue tímida a la hora de criticarla y en asegurar que necesitaba de un cambio.

“Entiendo que el cambio es aterrador para las personas, especialmente si no hay nada a lo que ir, (y creen que ) es mejor quedarse donde est√°n. (Pero) Creo que hay algunas cosas que podr√≠an cambiar, que podr√≠an aliviar esta duda en la relaci√≥n entre el monarca y el p√ļblico”, afirm√≥.

“Creo que pueden caminar de la mano, en lugar de estar tan distantes. Me gustar√≠a una monarqu√≠a que tenga m√°s contacto con su gente”, sentenci√≥.

Y durante su vida intent√≥ predicar con el ejemplo, por lo que sol√≠a visitar albergues o a pacientes con Sida, junto a sus hijos. Su objetivo era que los ni√Īos pudiesen conectarse con la gente m√°s profundamente, lo que crear√≠a en ellos una conciencia social que los ayudar√≠a cuando fuese su turno de reinar.

Por lo mismo, consideraba rid√≠culo que se le acusara de querer acabar con el sistema. “¬ŅPor qu√© querr√≠a destruir algo que es el futuro de mis ni√Īos? Pelear√© por mis hijos a cualquier nivel para que puedan ser felices, tengan paz mental y cumplan con sus deberes”, a√Īadi√≥.

International Business Times
International Business Times

8. Jamás pensó en ser reina

Pese a que se casó con el primero en línea a la Corona Británica, Diana no lograba verse a sí misma como Reina, y pensaba que habían muchas personas que tampoco querían que eso pasara.

“No creo que mucha gente quiera que sea reina, y cuando digo muchas personas, me refiero al establishment en el que me cas√©”, se sincer√≥.

“Decidieron que no lo merezco, porque hago las cosas de manera diferente, porque no me gu√≠o por un libro de reglas, porque dirijo desde el coraz√≥n y no la cabeza. Y aunque eso me meti√≥ en problemas en mi trabajo, alguien tiene que salir y amar a la gente”, agreg√≥.

“(La familia real) Me ven como una amenaza de alg√ļn tipo, y estoy aqu√≠ para hacer el bien”, sentenci√≥. “Quisiera ser la Reina de los corazones de la gente, pero no me veo a mi misma como Reina de este pa√≠s”, finaliz√≥.

Poco m√°s de un a√Īo y medio despu√©s de haber concedido la entrevista, la princesa falleci√≥ en un tr√°gico en un accidente en Par√≠s, Francia, el cual sigue despertando suspicacias en la gente.

Time Magazine
Time Magazine
Tendencias Ahora