El cobre no está viviendo una buena jornada este martes: su precio en la Bolsa de Metales de Londres es de US$4,333 la libra (US$9.552,50 la tonelada), lo que se traduce en una variación de -3,51%.

¿Por qué?: China, que anunció medidas para controlar los precios de las materias primas, ya empezó a actuar al respecto.

Además, el gigante asiático está disminuyendo la compra del metal rojo.

“La demanda por importaciones del metal rojo ha caído a mínimos de cuatro años. Además, está sobre la mesa la posible venta de reservas de cobre por parte del gigante asiático, lo que podría generar caídas aún mayores en el cobre”, explicó José Raúl Godoy, jefe de análisis de XTB Latam.

Lo que busca China con esto, indicó el experto, es disminuir los precios de las materias primas que están generando inflación y además costos para el gobierno.

Si consideramos que China subsidia a las empresas productoras, “si los commodities suben sobre el rango determinado el gobierno debe subsidiar la diferencia y esto obliga a aumentar el gasto fiscal”, agregó Godoy.

Por lo anterior, el tipo de cambio cotiza al alza ($723), en línea con la fortaleza del dólar a nivel global y con la importante caída del cobre.

El mercado, en tanto, está a la espera de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal, complementó el jefe de análisis de XTB Latam.

“Lo que se espera es que el organismo mantenga su política monetaria expansiva, pero lo más importante son las declaraciones de Powell respecto a la inflación y los estímulos monetarios. Hasta el momento, el mercado descuenta que no van a reducir las compras de su balance de momento, pero que iniciarían el debate de esta medida durante las reuniones de agosto o septiembre”, señaló.

Por último, Godoy proyectó que la tendencia alcista del dólar debería continuar si se mantiene este escenario; y encaminarse hacia los $725 – $730.