Economía
Jueves 17 octubre de 2019 | Publicado a las 09:49 · Actualizado a las 09:55
Productora de condimentos mapuches de Cholchol recibe Premio al Emprendedor BancoEstado
Por Francisca Rivas
La información es de Comunicado de Prensa
visitas

A cada feria a la que asiste, la emprendedora campesina Ginette Rivera Tralma, de la comuna de Cholchol (lugar de cardos, en mapudung√ļn), en la regi√≥n de La Araucan√≠a, va con un traje y joyas t√≠picas mapuches.

Dice que no lo hace por vender m√°s -produce merk√©n y otros condimentos deshidratados, como yerbas para ali√Īar carnes y pescados, semillas de cilantro, poleo, melisa, ajo-piment√≥n y manzanilla-, sino que por el orgullo y amor que siente por su cultura.

Con esa misma indumentaria y su corazón colmado de alegría, la productora usuaria del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) recibió el Premio al Emprendedor BancoEstado en la categoría Emprendimiento Consolidado y se convirtió en la gran estrella de la ceremonia realizada en la casa matriz de la entidad financiera en Santiago, en el marco de la Semana de la Pyme.

“Este atuendo es parte de mi vida, es algo que nace de mi coraz√≥n y me conecta en forma espiritual con mi pueblo‚ÄĚ, dice.

Este a√Īo se recibieron 28 mil postulaciones al premio y ella fue uno de los 8 primeros lugares a nivel nacional ($6 millones). Tambi√©n hubo igual n√ļmero de segundos lugares ($2 millones) y 23 premios regionales ($1 mill√≥n).

Entre los ganadores nacionales destacaron otros dos peque√Īos agricultores de Indap: la productora de frutillas Mar√≠a Rosa Escobar, de Monte Patria, y el productor av√≠cola Rodolfo Barrientos, de Punta Arenas.

Haciendo gala de un gran desplante, Ginette agradeci√≥ el galard√≥n en nombre de los premiados y cont√≥ que postul√≥ sin mucha fe, pensando que iba a ser una m√°s en las estad√≠sticas o que hab√≠a ‚Äúalguna trampita‚ÄĚ.

Cuando supo que era una de las ganadoras, dice que ‚Äúno lo pod√≠a creer, porque soy de un pueblo chico, de una comunidad ind√≠gena (Juan Pedro Huirc√°n), y all√° todo es sacrificio y trabajo, no existen los premios‚ÄĚ.

Agreg√≥ que ‚Äúhoy me siento como una estrella, pero ma√Īana volver√© a la pega como todos los d√≠as‚ÄĚ.

Indap
Indap

Tambi√©n record√≥ que en una feria conoci√≥ al famoso pato del BancoEstado, el corp√≥reo, y se sac√≥ una foto con √©l que hasta el d√≠a de hoy conserva. ‚ÄúA √©l le ped√≠ un cr√©dito para comprar mi primer auto nuevo y por suerte no me fall√≥, menos mal‚ÄĚ, dijo entre las risas del ministro de Econom√≠a, Juan Andr√©s Fontaine, y del presidente del banco due√Īo de casa, Arturo Tagle, que estaban en la primera fila.

Ginette naci√≥ en Santiago, pero se cr√≠o en el sector Curaco (agua sobre la piedra, en mapudung√ļn) de Cholchol. Ah√≠ se cas√≥, tuvo un hijo -hoy sonidista y ‚Äúcatador oficial‚ÄĚ de sus productos-, enviud√≥ y volvi√≥ a encontrar el amor junto a su actual pareja, Juan Lep√≠n, ‚Äúmi mano derecha y una persona maravillosa‚ÄĚ.

Tras ser due√Īa de casa durante largos a√Īos, en 2009 se decidi√≥ a emprender. Vio un aj√≠ rojo en un diario y le llam√≥ la atenci√≥n: ‚ÄúPens√© que en el sur se com√≠a mucho aj√≠, como si fuera mantequilla, y me qued√≥ dando vueltas‚ÄĚ.

Luego, participó en una capacitación en la Escuela de Agronomía de la Universidad Católica, donde se hizo un diagnóstico de los productos que se podían trabajar en La Araucanía, y otra vez saltó el ají, el cacho de cabra. Prosiguió con cursos de innovación territorial agroalimentaria y deshidratados.

As√≠ fue como comenz√≥ a producir merk√©n con la marca Curaco Gourmet, respetando la tradici√≥n mapuche: ‚ÄúAqu√≠ no existen secretos, pero se debe distinguir entre quienes trabajan con amor y los que son simples vendedores. Antes el aj√≠ se dejaba ahumando encima de los fogones por meses y se serv√≠a merk√©n solo a quienes uno quer√≠a agasajar, en pocillos peque√Īos. Una vez ahumado, el aj√≠ se tuesta en callana u horno de le√Īa y se le echan semillas de cilantro y sal, tambi√©n tostados‚ÄĚ.

Como hab√≠a mucha competencia con el merk√©n, Ginette decidi√≥ incorporar nuevos ali√Īos, hechos con productos cultivados en su huerta: ‚ÄúPara m√≠ la huerta es vida. Ah√≠ me relajo y puedo pasar horas. Ahora puedo producir todo lo que necesito, pero si crezco voy a tener que comprarles a mis vecinos, que tambi√©n son peque√Īos productores de Indap‚ÄĚ.

Hoy Ginette comercializa sus condimentos, que cuentan con Sello Manos Campesinas, en tiendas Gourmet de Temuco (Pabell√≥n Araucan√≠a), Valdivia, Valpara√≠so, Vi√Īa del Mar y Santiago (Tienda Mundo Rural Palacio La Moneda), y su deseo es seguir conquistando mercados a nivel nacional.

‚ÄúLa exportaci√≥n no es algo que me quite el sue√Īo, es un proceso muy caro y burocr√°tico‚ÄĚ, afirma.

Al momento de agradecer, dice que Indap ha sido fundamental para ganar este premio, porque le permiti√≥ crecer. ‚ÄúMe ha apoyado para tener mi sala de almacenaje y mis invernaderos, y con permanentes invitaciones a ferias. En la instituci√≥n tambi√©n naci√≥ el Mercado Campesino Ra√≠ces Araucan√≠a, que integran emprendedores de 17 comunas de la regi√≥n y con el que hemos llegado a numerosos espacios de comercializaci√≥n. C√≥mo no me voy a sentir realizada y agradecida‚ÄĚ, dice Ginette.

Tendencias Ahora