Tecnología
Martes 16 junio de 2020 | Publicado a las 22:29
Los riesgos detrás de FaceApp, la aplicación de moda que "cambia el género" a las personas
visitas

De seguro en los √ļltimos d√≠as has visto a muchos de tus amigos compartiendo sus rostros con el “g√©nero cambiado”, creando sus versiones masculinas o femeninas.

La aplicación detrás de esta nueva moda viral es FaceApp, la misma que ya se había hecho famosa en 2019, ocasión en la que tuvo un boom gracias a que envejecía las caras de los usuarios.

Ni siquiera los famosos se han librado de este desaf√≠o, quienes han subido a sus redes sociales sus resultados. Alejandro Sanz es uno de ellos, quien en su cuenta de Instagram escribi√≥: “Hoy 16 de junio del 2020 ha llegado el momento de presentaros a mi hermana gemela. Es un poco t√≠mida”.

En nuestro país son varios los rostros de televisión los que se han sumado al reto viral. Julia Fernandes y Antonella Ríos son algunas de las que han dado a conocer sus imágenes utilizando FaceApp.

Pero aunque el uso de la aplicación puede parecer inofensivo, lo cierto es que se ha generado cierta preocupación entre los expertos por el tema de la privacidad.

View this post on Instagram

Antonello por un d√≠a ūü•ļ

A post shared by Antonella Rios Mascetti (@antonellarios) on

Lo primero que hay que tener en cuenta es que FaceApp es una aplicación que a través de un sistema de Inteligencia Artificial permite modificar de manera muy realista la apariencia de una persona en una fotografía.

Tal como consign√≥ hace un tiempo el medio espa√Īol El Pa√≠s, los servidores de la plataforma se encuentran en Rusia (la firma encargada de la aplicaci√≥n es Wireless Lab).

Este detalle no es menor, ya que el hecho de que su centro de operaciones esté fuera de la Unión Europea hace más compleja la aplicación de las leyes comunitarias sobre protección de datos, conocidas por ser las más exigentes que existen en los países desarrollados.

Pero eso no es todo, ya que en su pol√≠tica de privacidad, la aplicaci√≥n indica que al instalar FaceApp, el usuario permite que la plataforma recopile ‚Äúcontenido del usuario que se publica a trav√©s del servicio‚ÄĚ, como las fotos.

No obstante, el citado medio sostiene que no se especifica los usos que estas compa√Ī√≠as podr√≠an hacer de la informaci√≥n. Peor a√ļn, no suele ser un elemento en el que los usuarios se detengan a revisar cuando instalan la instalaci√≥n.

“Tenga en cuenta que si bien no requerimos ni solicitamos ning√ļn metadato adjunto a las fotograf√≠as que cargue, los metadatos (incluidos, por ejemplo, geoetiquetas) pueden estar asociados con sus fotograf√≠as de forma predeterminada”, indica la compa√Ī√≠a.

Adem√°s la app recopila informaci√≥n sobre sobre el uso de aplicaciones y tambi√©n sobre el uso de redes sociales. De esta manera, si inicias sesi√≥n en FaceApp mediante Facebook, por ejemplo, la plataforma puede obtener informaci√≥n como el alias, nombre, apellido y n√ļmero de “amigos”.

A su vez, FaceApp tambi√©n re√ļne datos como el tipo y n√ļmero de versi√≥n del sistema operativo del dispositivo m√≥vil, fabricante y modelo, ID del dispositivo y la direcci√≥n IP (y el pa√≠s asociado en cu√°l est√° registrada su ubicaci√≥n), entre otros.

Finalmente, FaceApp detalla que recopila también datos de actividad en línea, como las páginas o pantallas que vio el usuarios en el móvil, cuánto tiempo pasó en una página o pantalla y rutas de navegación entre páginas o pantallas.

Tendencias Ahora