Tecnología
Llamarada arrasa con Próxima b, el exoplaneta potencialmente habitable más cercano
Publicado por: Camilo Suazo La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un equipo de astr√≥nomos descubri√≥ que en marzo pasado se registr√≥ una fuerte llamarada en Pr√≥xima Centauri, una estrella enana roja situada a unos 4,22 a√Īos luz ‚Äčde la Tierra.

Con este hallazgo realizado con la ayuda del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), ubicado en la Región de Antofagasta, Chile, los expertos pusieron en entredicho las opciones de que haya vida en el exoplaneta más cercano a nuestro sistema solar, conocido como Próxima b.

A través de un comunicado, desde ALMA explicaron que cuando la llamarada alcanzó su máxima intensidad, fue 10 veces más brillante que las llamaradas más grandes producidas por nuestro Sol observadas en longitudes de onda similares.

“Las llamaradas estelares han sido poco estudiadas en las longitudes de onda milim√©tricas y submilim√©tricas que detecta ALMA, sobre todo en estrellas como Pr√≥xima Centauri, conocidas como enanas M, las m√°s abundantes de nuestra galaxia”, precisaron.

‚ÄúEl 24 de marzo de 2017 no fue un d√≠a com√ļn para Pr√≥xima Centauri‚ÄĚ, afirma Meredith MacGregor, astr√≥nomo del Departamento de Magnetismo Terrestre de la Carnegie Institution for Science, en Washington (D. C.), quien dirigi√≥ la investigaci√≥n con su colega Alycia Weinberger.

Junto con David Wilner, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrof√≠sica, y Adam Kowalski y Steven Cranmer, de la Universidad de Colorado Boulder, los investigadores descubrieron la enorme llamarada tras volver a analizar las observaciones realizadas por ALMA el a√Īo pasado.

La llamarada increment√≥ el brillo de Pr√≥xima Centauri en 1.000 veces durante 10 segundos. Antes hubo una llamarada m√°s peque√Īa, y juntando los dos episodios, el fen√≥meno total dur√≥ menos de 2 minutos en las 10 horas de observaciones realizadas por ALMA entre enero y marzo del a√Īo pasado.

Impresión artística de una enana roja como Próxima Centauri | NRAO/AUI/NSF; D. Berry
Impresión artística de una enana roja como Próxima Centauri | NRAO/AUI/NSF; D. Berry

Cabe se√Īalar que las llamaradas estelares ocurren cuando un cambio en el campo magn√©tico de la estrella acelera los electrones y estos alcanzan velocidades cercanas a la de la luz. Los electrones acelerados interact√ļan con el plasma altamente cargado que conforma la mayor parte de la estrella, y esta interacci√≥n causa una erupci√≥n que genera emisiones en todo el espectro electromagn√©tico.

‚ÄúEs probable que Pr√≥xima b haya recibido intensos golpes de radiaci√≥n durante esta llamarada‚ÄĚ, explica MacGregor, y agrega que ya se sab√≠a que Pr√≥xima Centauri experimentaba regularmente llamaradas de rayos X, aunque m√°s peque√Īas.

‚ÄúDurante los miles de millones de a√Īos que transcurrieron desde que se form√≥ Pr√≥xima b, estas llamaradas pudieron haber evaporado cualquier atm√≥sfera u oc√©ano y esterilizado la superficie, lo cual significa que las condiciones de habitabilidad pueden depender de m√°s factores que la simple distancia entre el planeta y su estrella y la presencia de agua l√≠quida‚ÄĚ.

En un art√≠culo anterior basado en los mismos datos se hab√≠a conjeturado que el brillo promedio ‚Äďsumando la luz de la estrella y de las llamaradas‚Äď era causado por la presencia de varios discos de polvo alrededor de Pr√≥xima Centauri, similares al cintur√≥n de Kuiper y el cintur√≥n de asteroides que hay en nuestro sistema solar.

Pero cuando MacGregor, Weinberger y sus colegas analizaron los datos como una función del tiempo de observación en vez de un promedio total, pudieron detectar las fugaces explosiones de radiación emitidas por Próxima Centauri.

‚ÄúNo hay raz√≥n para pensar que hay cantidades sustanciales de polvo alrededor de Proxima Cen‚ÄĚ, afirma Weinberger. ‚ÄúTampoco hay informaci√≥n que indique que esta estrella tiene un sistema planetario complejo como el nuestro‚ÄĚ, sostuvo.

A continuación podrás revisar un gráfico del brillo de Próxima Centauri observado por ALMA durante los dos minutos que duró el evento del 24 de marzo de 2017.

La gran erupci√≥n estelar se muestra en rojo, con una erupci√≥n m√°s peque√Īa en naranjo y la emisi√≥n realzada alrededor de la erupci√≥n en azul, pudiendo reprentar un disco. En el punto m√°s alto de la erupci√≥n, Pr√≥xima Centauri aument√≥ su brillo en mil veces. Las zonas coloreadas por encima y por debajo de la l√≠nea representan la incertudumbre.

Crédito: Meredith MacGregor, Carnegie
Crédito: Meredith MacGregor, Carnegie
URL CORTA: http://rbb.cl/jh3p
Tendencias Ahora