Internacional
Comisión australiana examina caso de sacerdote pederasta armado
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una comisi√≥n de investigaci√≥n australiana escuch√≥ este mi√©rcoles c√≥mo un sacerdote armado obligaba a ni√Īos a arrodillarse entre sus piernas durante la confesi√≥n, a la vez que el tesorero del Vaticano, George Pell, reconoci√≥ que la Iglesia vivi√≥ un periodo de “delitos y ocultaciones”.

El cardenal australiano George Pell, poderoso “ministro” de Econom√≠a del Vaticano, declaraba ante la Comisi√≥n Real para una Respuesta Institucional al Abuso Sexual de Menores.

Por sus problemas card√≠acos, el ex obispo de Melbourne y luego de S√≠dney, de 74 a√Īos, declara por tercer d√≠a consecutivo por videoconferencia desde un hotel de Roma.

La comisi√≥n se centra actualmente en las ciudades de Ballarat y Melbourne, en el Estado de Victoria, donde el cardenal Pell creci√≥ y trabaj√≥. Se interesa por la respuesta que la Iglesia australiana dio a las acusaciones de pederastia contra el clero cat√≥lico, sobre todo los a√Īos setenta.

El caso de Peter Searson, sacerdote de la parroquia de Doveton, sali√≥ a colaci√≥n y el cardenal Pell explic√≥ que era uno de los hombres “m√°s desagradables” que conoci√≥ nunca.

A pesar de las pruebas que se acumulaban sobre su comportamiento pederasta durante los a√Īos ochenta, la Iglesia no hizo nada por destituirlo. Searson, fallecido en 2009, s√≥lo fue condenado una vez en 1997 por agresi√≥n f√≠sica a un ni√Īo de 12 a√Īos.

Un denunciante cont√≥ que Peter Searson empu√Īaba un arma de fuego y obligaba a los ni√Īos a arrodillarse entre sus piernas para confesarse.

El cardenal Pell tach√≥ de “detestable” el comportamiento pero desminti√≥ haber estado al tanto en aquel momento y explic√≥ que el fallecido arzobispo Frank Little hubiera podido hacer m√°s.

“El arzobispo Little parec√≠a incapaz de afrontar al padre Searson, o incluso proporcionar informaciones adecuadas sobre la situaci√≥n”, dijo, y dio a entender que aparentemente decidi√≥ no hacer nada para proteger as√≠ la reputaci√≥n de la Iglesia cat√≥lica.

La comisi√≥n tambi√©n pudo escuchar que Searson mat√≥ a un gato agarr√°ndolo por la cola y arroj√°ndolo por encima de una valla, mostr√≥ el cuerpo de un finado en su f√©retro a unos ni√Īos o amenaz√≥ a una ni√Īa con un cuchillo contra el pecho.

El tesorero del Vaticano explic√≥ que busc√≥ consejo de la oficina para la educaci√≥n cat√≥lica despu√©s de una denuncia en 1989, pero la oficina le “enga√Ī√≥” sobre la naturaleza de los hechos reprochados a Searson.

Desde el principio de su audición, el cardenal ha contado que al menos dos arzobispos y otros miembros de la jerarquía eclesiástica le mintieron por omisión.

“Era un mundo extraordinario. Un mundo de cr√≠menes y ocultaci√≥n. La gente no quer√≠a alterar el statu quo”, declar√≥.

Tendencias Ahora