Sociedad
“Ni√Īo rostro” de la propaganda nazi rompe el silencio a los 83 a√Īos
Publicado por: Guido Focacci
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Gerhard Bartels ten√≠a s√≥lo cuatro a√Īos cuando se convirti√≥ en el rostro de la propaganda nazi. En el per√≠odo entreguerras fue el protagonista de la campa√Īa con que Adolf Hitler promovi√≥ la adopci√≥n de ni√Īos arios en Alemania.

Con 83 a√Īos, y pasadas siete d√©cadas del fin de la Segunda Guerra Mundial, Gerhard se atrevi√≥ a conversar sobre aquellas fotograf√≠as que lo hicieron tristemente c√©lebre. “Incluso a una edad tan temprana, en el fondo yo sab√≠a que me estaban manipulando”, asegur√≥.

Bartels cuenta que en 1936 se dio el primer encuentro fotogr√°fico con Hitler, de quien su t√≠o, Isidor Weiss, era amigo. Los padres de Gerhard era due√Īos del hotel Alpenhof, ubicado al lado del hotel Weiss, del cual el dictador era pasajero regular, por lo que las instalaciones familiares fueron el punto de encuentro.

Gerhard y Hitler

Gerhard y Hitler

Sus padres le informaron que recibir√≠an visitas importantes y que deb√≠a escoger sus mejores prendas, recuerda: “No me permit√≠an jugar ese d√≠a con los otros ni√Īos para que no ensuciara mis ropas. No me gustaba nada de aquello, porque yo s√≥lo quer√≠a salir a jugar”.

Por aquel entonces, los ojos azules, la tez clara, el pelo rubio y las mejillas sonrojadas de Gerhard eran perfectas para representar al ni√Īo ario ideal. Heinrich Hoffmann, fot√≥grafo personal de Hitler, fue el encargado de tomar las fotos que lo volvieron famoso a lo largo de toda Alemania, como rostro de portadas, panfletos y libros nazis.

Fotografías tomadas en 1936

Fotografías tomadas en 1936

Bartels dice haber estado feliz por ser fotografiado, ya que el mismo Hitler le prometi√≥ a cambio una gran rebanada de pastel de manzana, “pero su fot√≥grafo se llev√≥ todas las fotos y 80 a√Īos despu√©s sigo esperando ese trozo de tarta. Como muchas otras promesas de Hitler, lo que dec√≠a en el momento sonaba bien pero no era lo que √©l quer√≠a hacer”, cuenta al diario ingl√©s Daily Mail.

“Hitler era un g√°nster. Los nazis me usaron con fines de propaganda. Se me us√≥ para mostrar el amor de Hitler por los ni√Īos. Pero todos los dictadores hicieron lo mismo, desde Mussolini a Stalin. Yo fui elegido porque obviamente encajaba con lo que Hitler pensaba que era un buen hijo ario”, declar√≥ Gerhard, quien sigue trabajando en el hotel de la familia.

Gerhard Bartels a sus 83 a√Īos.

Gerhard Bartels a sus 83 a√Īos.

URL CORTA: http://rbb.cl/c8lk
Tendencias Ahora