Sociedad
Due√Īo de jugueter√≠a perdon√≥ a ni√Īos que robaron su tienda
Publicado por: Scarlet Stuardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Conmovido se vio un comerciante argentino luego de enterarse que tres pre adolescentes habían robado su juguetería. En vez de dejar a los menores en manos de policiales, decidió retirar los cargos y encargarse por sí mismo.

“Los ni√Īos que me robaron s√≥lo buscaban su infancia” cont√≥ Francisco Gallo, due√Īo de la tienda de juguetes, al diario La Capital de Argentina. Es por lo anterior que el vendedor le pidi√≥ a los j√≥venes que le trajeran sus calificaciones escolares todos los meses, en vez de enviarlos a un centro de menores.

En la jugueter√≠a ubicada en Neuqu√©n en la Patagonia, las dos ni√Īas de quince a√Īos y el ni√Īo, de tan s√≥lo 11, los menores fueron atrapados por la polic√≠a, quienes despu√©s informaron a Francisco sobre el il√≠cito. Pese a que el hombre no quer√≠a presentar cargos, los uniformados le obligaron a testificar en la comisar√≠a. Luego, Gallo hizo todo lo posible para que la investigaci√≥n cesar√° ah√≠ mismo.

Ese mismo d√≠a, una de las ni√Īas, que fue madre a los doce a√Īos, le pidi√≥ perd√≥n al due√Īo de la jugueter√≠a, ofreci√©ndose a reparar los da√Īos. Francisco la abraz√≥ y le regal√≥ el msimo mu√Īeco que la joven hab√≠a intentado sustraer en la madrugada.

“Lo que me llev√≥ a reaccionar as√≠”, cont√≥ Francisco, “fue lo vulnerable que estaban esos chicos contra un patrullero una madrugada fr√≠a de oto√Īo en Neuqu√©n”.

Luego que la ni√Īa abandonara el lugar, Francisco Gallo llam√≥ al fiscal de Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de la zona, Germ√°n Mart√≠n. El hombre asisti√≥ a la tienda quedando sorprendido cuando el juguetero le pidi√≥ que le llevara una Hello Kitty gigante a la otra ni√Īa y un peluche del Hombre Ara√Īa al menor.

“Llegu√©, la mam√° sali√≥ y me atendi√≥ muy bien. Al ni√Īo de 11 le pude dar personalmente un Hombre Ara√Īa gigante. M√°s tarde, Francisco me escribi√≥ y me coment√≥ que la otra chica, quien hab√≠a recibido el regalo, tambi√©n fue a agradecerle y a disculparse. No lo pod√≠a creer”, cont√≥ el fiscal.

Tendencias Ahora