Internacional
Denuncian riesgo de grave crisis alimentaria en Venezuela
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Empresarios y analistas denunciaron el riesgo de una crisis de alimentos en Venezuela, cuyos pobladores sufren en las largas filas frente a los abastos mientras gobierno y opositores cruzan acusaciones sobre las causas de una penuria que lleva casi dos a√Īos.

En el pa√≠s con mayores reservas petroleras mundiales hay problemas para obtener carne, leche, pollo, az√ļcar, caf√©, agua embotellada, aceite o harina, pero tambi√©n pa√Īales, papel higi√©nico, jab√≥n, condones, retrovirales y medicinas para males cr√≥nicos como tensi√≥n, diabetes o epilepsia.

“En los pr√≥ximos tres meses se ver√° m√°s desabastecimiento”, anticipa a la AFP el analista pol√≠tico y economista Luis Vicente Le√≥n, directivo de la prestigiosa consultora Datan√°lisis, quien enumera como causas los errores en el manejo econ√≥mico en un marco de crisis agravado por el derrumbe del precio del petr√≥leo.

Hace un a√Īo, cuando el √≠ndice de escasez lleg√≥ a casi uno de cada tres productos, el gobierno dej√≥ de publicar ese inc√≥modo √≠ndice que elaboraba el Banco Central.

Hoy la población comprueba la escasez en sus bolsas de compras y sin necesidad de leer sondeos oficiales inexistentes o de encuestadoras privadas que, con metodologías a veces criticadas, estiman que el problema se duplicó y hay dificultades para conseguir dos de cada tres productos.

Contrabando desaforado hacia pa√≠ses vecinos aprovechando el control de cambios y un d√≥lar subsidiado que cuesta cuarenta veces menos que el paralelo, ineficiencia, corrupci√≥n, incautaciones fallidas de empresas o haciendas, precios congelados por debajo de costos de producci√≥n, escamoteo de bienes con fines especulativos… las causas del desabastecimiento que esgrimen tirios y troyanos constituyen un rosario y todas parecen tener algo de culpa.

Escaparates vacíos

Durante marzo y abril los venezolanos, cuya tradición culinaria pasa por la carne vacuna producida en sus zonas llaneras, se han topado con los escaparates vacíos de las carnicerías.

“En los pr√≥ximos dos meses el desabastecimiento (de carne) se va a incrementar”, anticipa a la AFP el presidente de la Federaci√≥n Nacional de Ganaderos (Fedenaga), Carlos Odoardo Albornoz, quien adjudica esa evoluci√≥n al per√≠odo m√°s duro de la √©poca de sequ√≠a, combinada con una pol√≠tica de precios regulados a veces por debajo del costo de producci√≥n.

Los cereales tampoco presentan un panorama halag√ľe√Īo. “Los inventarios no son suficientes. Esto obedece a la ca√≠da de la producci√≥n nacional” en buena medida por falta de fertilizantes y repuestos de maquinaria, dice a la AFP el vicepresidente de la Confederaci√≥n de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), Aquiles Hopkins.

El derrumbe del petr√≥leo redujo de 70 a 35.000 millones de d√≥lares los ingresos en divisas de Venezuela y ante esa situaci√≥n el gobierno “lo que ha hecho es reducir la asignaci√≥n (de divisas) a sectores productivos y generar baches de producci√≥n graves. Y con esos baches en los pr√≥ximos tres meses se ver√° m√°s desabastecimiento”, afirma Luis Vicente Le√≥n.

Tregua de Carnavales

Pero en enero y febrero hubo una leve mejora en el abastecimiento gracias a bienes importados por el gobierno, que hace esfuerzos para defender los progresos en materia de alimentación durante la década y media de la Revolución Bolivariana.

El proceso político iniciado por Hugo Chávez y continuado por su heredero Nicolás Maduro se ha jactado -con razón- de haber sacado de la desnutrición a millones de venezolanos.

Las cifras oficiales hablan de un incremento del 55% en las calorías consumidas, y Maduro asegura que hoy el 95% de los venezolanos ingiere tres comidas diarias.

Pero las filas de espera en los abastos siguen creciendo, el peregrinar de un local de expendio a otro se hizo cotidiano y hubo empresas de sondeos que llegaron a estimar que el caraque√Īo promedio pasaba catorce horas semanales tratando de surtir -muchas veces s√≥lo a medias- sus alacenas.

La penuria de abastecimiento es m√°s seria en el interior. “Lo poco que hay el gobierno lo est√° redireccionando a las grandes cadenas privadas y oficiales, y cuando se pone cr√≠tico, s√≥lo entrega en Caracas”, dijo a la AFP un dirigente del sector distribuci√≥n que reclam√≥ anonimato por temor a represalias.

Maduro, quien hace a√Īo y medio viene denunciando una “guerra econ√≥mica” en su contra, amenaz√≥ esta semana a empresarios con “radicalizar la revoluci√≥n contra todos los que la sabotean” y prometi√≥ fiscalizaciones a quienes “siguen dedic√°ndose a entorpecer el abastecimiento”.

“Espero que dichas sanciones tambi√©n sean aplicables a las empresas p√ļblicas que fueron expropiadas y que son las primeras que no producen”, replic√≥ Jorge Roig, presidente de la poderosa central empresaria Fedec√°maras.

Tendencias Ahora