Vida
Madre acusada de abandonar a su bebé con síndrome de Down da a conocer su versión
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La semana pasada el mundo se estremeci√≥ al conocer la historia de Leo, un beb√© reci√©n nacido con S√≠ndrome de Down, cuyo padre decidi√≥ hacerse cargo de √©l, luego que su madre le diera a elegir a su marido entre ella o el ni√Īo.

En ese momento las criticas contra Ruzan Badalyn, una joven mujer armenia, se extendieron por todas las redes sociales, siendo insultada de todas las formas posibles. Completamente diferente fue la situaci√≥n de Samuel Forrest, quien fue felicitado e incluso su campa√Īa para reunir fondos para llevar de vuelta a su beb√© a su pa√≠s natal, Nueva Zelanda, cobr√≥ m√°s fuerza.

Lee también: Hombre se niega a abandonar a su bebé con síndrome de down

Ante ese escenario, la mujer quiso dar a conocer su versión de la historia y utilizó Facebook para hacerlo. En un largo mensaje publicado el fin de semana, entregó su versión.

‚ÄúEl 21 de enero fue el d√≠a m√°s feliz para m√≠, finalmente daba a luz a mi esperado hijo. Nuestro peque√Īo naci√≥ a las 6:30 de la ma√Īana y recuerdo haber visto caras de preocupaci√≥n y doctores inquietos. Despert√© unas horas despu√©s de la anestesia, y mi primera pregunta fue c√≥mo estaba mi hijo. Recuerdo las caras de tristeza de mis parientes y los doctores y el diagn√≥stico que son√≥ como una condena: ‚ÄėTu hijo naci√≥n con s√≠ndrome de Down‚Äô. Nadie puede imaginar c√≥mo me sent√≠ en ese momento‚Äú, comienza la mujer, declaraciones que fueron recogidas por el diario brit√°nico Mirror.

La mujer prosigue diciendo que sabe que la sociedad en su país es muy prejuiciosa y que la crianza de un bebé con necesidades especiales es demasiado difícil. Además, ni ella ni su esposo contaban con los recursos suficientes para poder darle a Leo la vida que ella creía que él merecía.

‚ÄúQuiero que Leo tenga la integraci√≥n social que para Armenia tomar√° a√Īos y a√Īos. Vi las miradas evasivas de los doctores, las l√°grimas manchadas de sangre de mis familiares, recib√≠ llamadas de condolencias y me di cuenta que solo una mudanza a un pa√≠s con los est√°ndares de vida como Nueva Zelanda podr√≠a darle una vida decente a mi hijo‚Äú, asegura.

Seg√ļn dice en su declaraci√≥n, tanto su familia como ella quer√≠an poner los intereses del ni√Īo primero, por lo que su intenci√≥n era entregarlo para que fuera criado en otro pa√≠s y tuviera las oportunidades que merec√≠a.

En aquel dif√≠cil momento, se√Īala, su esposo no estuvo junto a ella d√°ndole el apoyo que necesitaba, y aunque trat√≥ de comunicarse con √©l, esto fue imposible. Sin que ella fuera notificada, el hombre sac√≥ al ni√Īo del hospital y se lo llev√≥ con √©l, iniciando la campa√Īa de recaudaci√≥n de fondos, sin que la mujer pudiese decir algo.

Badalyn explica también que su marido jamás sugirió la idea de mudarse a Nueva Zelanda, como hoy lo planea, y desmintió que le hubiese dado un ultimátum.

‚ÄúComo una madre que ha enfrentado a esta grave situaci√≥n, estando en el hospital bajo estr√©s y depresi√≥n, experimentando una enorme presi√≥n de todos lados, no encontr√© ning√ļn apoyo de parte de mi marido respecto a darle una vida digna al ni√Īo en Armenia, por lo que me enfrent√© a dos opciones: Cuidar al ni√Īo por mi cuenta en Armenia, o abandonar mis instintos maternales y darle al beb√© la oportunidad de disfrutar de una vida digna con su padre en Nueva Zelanda. Me fui por la segunda opci√≥n‚Äú, termin√≥.

Mirror

Mirror

Tendencias Ahora