Internacional
Auschwitz: a 70 a√Īos del fin del horror
Publicado por: Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Auschwitz es el lugar del horror. Este es el nombre del mayor campo de concentración y exterminio alemán, sinónimo de la barbarie nacionalsocialista. Una visita al hoy centro de conmemoración hace enmudecer ante la inhumanidad de la que fueron capaces alemanes asesinando a tantas personas de tantos países.

Muchos de los sobrevivientes de Auschwitz nunca regresaron a este lugar. Jean Amery, Tadeusz Borowski y Primo Levi, por ejemplo, nunca pudieron soportar haber sobrevivido y se suicidaron a√Īos o d√©cadas despu√©s de 1945.

Y quien ha acompa√Īado u observado a antiguos prisioneros de Auschwitz sabe que el horror nunca ha cesado. Las im√°genes, el dolor les quedaron grabadas, para siempre. Ni√Īos que llegaron aqu√≠ de la mano de sus padres o sus hermanos, hoy ancianos que retornan a Auschwitz, nunca han podido olvidar el momento en el que tuvieron que soltar la mano de sus seres queridos.

Durante la conmemoración de 2005 un anciano ya encorvado cruzó, de pronto, las filas de los Jefes de Estado e invitados a la ceremonia, se arrodilló sobre la otrora plataforma de llegada en tren a Ausschwitz, besó el piso y se retiró llorando. Esta escena dijo más sobre lo incomprensible de este lugar que todos los discursos de aquel día.

Un √ļltimo recuerdo en compa√Ī√≠a de sobrevivientes

Este martes est√°n presentes cientos de sobrevivientes del campo de concentraci√≥n Auschwitz-Birkenau, jud√≠os de numerosos pa√≠ses y unos cien ex prisioneros polacos. Esta es la √ļltima vez que se cuenta con la presencia de tantos sobrevivientes que hacen de este 27 de enero una conmemoraci√≥n especial. Deber√≠amos aprovechar la oportunidad para escucharlos, hasta cuando sea posible.

Sus testimonios deberíamos convertirlos en nuestro compromiso.

Debieron pasar cincuenta a√Īos antes que los alemanes declararan el d√≠a de la liberaci√≥n de Auschwitz una fecha de conmemoraci√≥n de las v√≠ctimas del nacionalsocialismo.

Es una l√°stima que en la ceremonia de este a√Īo, dedicada particularmente a los sobrevivientes, sea el presidente de Alemania y no uno de los sobrevivientes quien exprese sus sentimientos p√ļblicamente.

¬ŅServir√° esta conmemoraci√≥n? ¬ŅAsumen los alemanes su permanente responsabilidad? Los resultados de una reciente encuesta generan irritaci√≥n. Seg√ļn √©sta, el 81% de las personas consultadas quisiera ‚Äúponer punto final‚ÄĚ al recuerdo de la historia de la persecuci√≥n de los jud√≠os.

Por otra parte, los centros de conmemoraci√≥n en los antiguos campos de concentraci√≥n nazis reportan un fuerte crecimiento del n√ļmero de visitantes en todo el pa√≠s. Tambi√©n el centro de conmemoraci√≥n de Auschwitz-Birkenau registr√≥ en 2014, con m√°s de 1,5 millones de visitantes, un nuevo r√©cord.

Ambas cosas demuestran que el Holocausto (o Sho√°) sigue presente en las mentes, aunque no se puede decir que sea la regla ni que todos est√©n de acuerdo con ello. No es com√ļn que los escolares en Alemania visiten un campo de concentraci√≥n como parte de su educaci√≥n. ¬ŅPor qu√© no?

Permanecer vigilantes

En estos días del surgimiento de movimientos populistas de derecha, de manifestaciones de nuevo tipo y la expresión desvergonzada de consignas racistas e insultos xenófobos en Internet es palpable cuán necesario es mantener el recuerdo de los crímenes y horrores nazis.

Necesitamos estar alertas. El recuerdo no se debe convertir en ritual, sino que tiene que debe manifestarse en hechos. El cineasta francés Claude Lanzmann, que ha tratado el Holocausto en sus obras, dice que su intención es visualizar y crear conciencia de las cosas sobre las que se basa el presente.

Y entre ellas está Auschwitz y la responsabilidad de que seres humanos nunca más atenten contra la dignidad e integridad de otros seres humanos. Se lo debemos a las víctimas y también a la sociedad en su conjunto.

Auschwitz persiste como lugar del horror que nos recuerda la obligación de velar porque nunca más suceda algo similar.

URL CORTA: http://rbb.cl/br74
Tendencias Ahora