Sociedad
Lo que le pasa a tu cuerpo si no vas al ba√Īo en semanas
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tener problemas para ir al ba√Īo no es algo que deba tomarse a la ligera, pues puede transformarse en un problema serio. No s√≥lo produce hinchaz√≥n, dolor abdominal y molestias en la espalda, esta situaci√≥n tambi√©n puede contaminar gravemente tu organismo.

En el portal de salud Medical Daily se√Īalan que si pasas 3 semanas sin defecar es necesario que recibas atenci√≥n m√©dica, ya que cuando el estre√Īimiento (falta de movimiento intestinal) se prolonga por mucho tiempo, se puede sufrir lo que se conoce como intestino impactado o retenci√≥n fecal.

Lee también: 6 cosas que puedes hacer en la noche para terminar con la hinchazón abdominal

Esto √ļltimo significa que una gran masa de heces secas y duras se quedan atascadas en el interior del recto, lo que hace que tu cuerpo se aferre a los venenos y toxinas que normalmente ser√≠an eliminadas en el inodoro. Por lo tanto, tu organismo se contamina.

Aunque esto es grave y preocupante, la buena noticia es que tiene cura. Es probable que lo primero que indique el m√©dico sea un enema o lavado intestinal. Por desgracia, puede que √©ste por s√≠ solo no sea suficiente para eliminar heces grandes y endurecidas, por lo que se puede requerir extracci√≥n manual. Aunque es sumamente inc√≥modo para el paciente, funciona. En casos muy raros, se ha requerido la extirpaci√≥n quir√ļrgica.

Una vez que se lleva a cabo este procedimiento, se debe prevenir el estre√Īimiento a largo plazo a trav√©s del ejercicio y la alimentaci√≥n saludable.

Seg√ļn explican en Medical Daily, el tracto digestivo compacta los restos de alimentos no absorbidos en una masa (heces), las cuales pasan a trav√©s de estos conductos que contienen una capa de m√ļsculo dentro de sus paredes, las cuales se mueven para impulsar los desechos hacia afuera. Sin hacer un esfuerzo consciente, los m√ļsculos digestivos deber√≠an poder contraerse y relajarse.

Es as√≠ como las diferentes rutinas y estilos de vida, as√≠ como el propio organismo, determinan qu√© es saludable para cada quien. Por ejemplo, algunas personas van al ba√Īo s√≥lo 3 veces por semana y est√°n bien, mientras otras necesitan ir todos los d√≠as. Cualquiera de estos patrones puede ser saludable, dependiendo de la persona.

Incluso a veces la frecuencia de los movimientos intestinales cambia, pero si las heces se ven iguales y no hay dolor, es algo completamente normal. Pero si comienzas a experimentar molestias, ver sangre, o tus fecas tienen formas de cintas estrechas, se vuelven duras, o por el contrario, muy acuosas, debes visitar a un especialista, tal como se√Īala la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos.

El estre√Īimiento, sea de corto o largo plazo, suele ser una se√Īal de que algo anda mal. Puede tratarse desde un problema de alimentaci√≥n hasta algo mucho m√°s complejo como un c√°ncer de colon.

Recurre a un médico si esta situación se prolonga por semanas, o si no es tan intensa, pero habitual, también.

Los m√°s expuestos a sufrir intestino impactado

La impactaci√≥n suele ocurrir en personas que usan laxantes para combatir el estre√Īimiento cr√≥nico. Puede pasar que cuando el sujeto deja de ingerir los f√°rmacos, sus m√ļsculos “olvidan” c√≥mo mover las heces hacia afuera por su cuenta.

También son propensos a sufrirlo, aquellos que pasan mucho tiempo sentados o no hacen ejercicio.

Asimismo, algunos medicamentos para el dolor, como la metadona y la code√≠na, adem√°s de los anticolin√©rgicos para la enfermedad pulmonar obstructiva cr√≥nica, pueden causar estre√Īimiento y derivar en esta condici√≥n.

Finalmente, quienes han sufrido da√Īos en los nervios conectados a los m√ļsculos intestinales pueden desarrollar estre√Īimiento cr√≥nico.

¬ŅQu√© comer para combatir el estre√Īimiento?

Lo principal es ingerir mucha fibra y beber mucha agua, ya que cuando estos elementos se unen, el sistema digestivo trabaja mejor.

Algunos alimentos que ayudan son el choclo, los cereales integrales, manzanas, peras, frutillas y las frutas cítricas.

También puedes encontrar fibra en porotos, lentejas, semillas, frutos secos, zanahorias, pepinos y zapallo.

Tendencias Ahora