Cultura
Gore: El controversial género que sigue sumando seguidores
Publicado por: Carolina Reyes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅPotenciales psic√≥patas? ¬ŅAsesinos? Existen muchos prejuicios hacia los seguidores del g√©nero gore, como si el solo hecho de preferir una pel√≠cula o serie de este tipo, los fuera a convertir inmediatamente en zombies. S√≠, resulta una exageraci√≥n, pero tambi√©n hay ciertos mitos que se deben derribar para aproximarnos al motivo de este particular gusto.

Las producciones gore no son s√≥lo terror√≠ficas; en ellas adem√°s se explota la violencia y la mutilaci√≥n del cuerpo de la manera m√°s expl√≠cita para captar la vulnerabilidad, fragilidad, y la debilidad de los seres humanos, a trav√©s de la exposici√≥n de mucha sangre, sesos, v√≠sceras, intestinos, y sangre, y m√°s sangre. El g√©nero estuvo censurado por casi cincuenta a√Īos debido a la “obscenidad” que “promov√≠an” estos trabajos.

La oferta para los amantes gore es cada vez mayor, y si bien la censura sigue estando presente para algunas producciones, no es impedimento para que √©ste siga expandi√©ndose por el mundo. Desde filmes como Blood Feast, Night of the living dead, Holocausto Can√≠bal, The Burning Moon, Re-Animator, a Hostel, Saw, Martyrs, The human centipede, √Ä l’int√©rieur, y las series The Walking Dead, The Strain, entre muchas otras, componen una larga lista de escalofriantes y repulsivas escenas.

Pero ¬Ņqu√© podr√≠an tener estas producciones que suman tantos fan√°ticos? Seg√ļn un estudio realizado por los investigadores Anne Bartsch (Universidad de Augsburg) y Louise Mares (Universidad de Wisconsin), con este tipo de filmes los consumidores esperan una explicaci√≥n a aspectos de la condici√≥n humana.

En la investigaci√≥n fueron reclutados 482 personas entre 18 y 82 a√Īos, a quienes se les expuso trailers con diferentes niveles de gore. Posteriormente los participantes calificaron su probabilidad de ver la producci√≥n completa, adem√°s de sus impresiones sobre lo que vieron.

Los resultados indicaron que esos placeres hedonistas son sólo parte del por qué estamos dispuestos a exponernos a las escenas de agresiones y derramamiento de sangre.

“Algunas representaciones de violencia se perciben como algo significativo, emocionante y estimulante que puede fomentar la empat√≠a con las v√≠ctimas, la admiraci√≥n por los actos de valor y la belleza moral de cara a la violencia, o la auto-reflexi√≥n con respecto a los impulsos violentos”, dijo Bartsch.

Seg√ļn el periodista de espect√°culos, Vlado Rosas, tiene que ver con el gusto por lo est√©tico que tienen los fan√°ticos del cine en general. Cuando reci√©n surgi√≥ este subg√©nero del terror, lleg√≥ a romper las barreras de la censura, vinculadas b√°sicamente a la violencia.

Rosas explic√≥ a BioBioChile, que en esa √©poca una barrera de tab√ļes se cay√≥, llegando el momento en que este tipo de productos se comienzan a apreciar m√°s, pese a que a√ļn no logra una apertura completa, pues incluso para los fan√°ticos puede resultar excesivo.

Para el experto, la inclinaci√≥n hacia este g√©nero, est√° relacionado a la representaci√≥n y el reflejo que puede sentir el espectador de ver algo que est√° prohibido, y eso siempre va a tentar a las personas; la cuota de morbo para mostrar las cosas que ocurren en la “vida real”, pero que nadie quiere darlas a conocer como verdaderas.

No existe un patr√≥n que agrupe a este tipo de personas consumidoras de gore, asegura Rosas, quien adem√°s descart√≥ que se trate de sujetos “enfermos” solo por tener un gusto hacia un entretenimiento m√°s retorcido. Es m√°s, para el profesional los seguidores del g√©nero tienen un humor negro mejor desarrollado as√≠ como el sentido del gusto y de la est√©tica.

URL CORTA: http://rbb.cl/b2ow
Tendencias Ahora