Notas
Asamblea Nacional de Venezuela discute enmienda para llevar cuerpo de Hugo Chávez a Panteón Nacional
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El gobierno de Venezuela presenta este martes una enmienda constitucional para llevar el cuerpo embalsamado de Hugo Ch√°vez al Pante√≥n Nacional, donde yace el Libertador Sim√≥n Bol√≠var, paso clave hacia la consolidaci√≥n del mito del hombre que en 14 a√Īos transform√≥ la vida de los venezolanos.

Una semana despu√©s del fallecimiento de Ch√°vez y ya en plena disputa electoral entre el oficialista Nicol√°s Maduro y el opositor Henrique Capriles, la Asamblea Nacional, de mayor√≠a chavista, se re√ļne esta tarde para aprobar la enmienda, que debe ser sometida a referendo en 30 d√≠as, lo cual coincidir√≠a con las elecciones del 14 de enero.

“Sim√≥n Bol√≠var est√° vivo porque Ch√°vez lo resucit√≥ en el pueblo”, manifest√≥ este martes Maduro, a quien el presidente design√≥ su heredero pol√≠tico y candidato en caso de que muriera.

La decisi√≥n de llevar los restos al Pante√≥n revierte de mayor simbolismo a una campa√Īa electoral ya de por s√≠ centrada en la figura del mandatario, que aunque formalmente inicia el 2 de abril arranc√≥ con √°cidos ataques entre Maduro, un exchofer de bus y ex sindicalista de 50 a√Īos, y Capriles, un abogado de 40 a√Īos y gobernador del importante estado de Miranda (norte).

“No soy Ch√°vez, pero soy su hijo y todos juntos, el pueblo, somos Ch√°vez”, dijo Maduro, quien el viernes asumi√≥ como presidente encargado del pa√≠s, al darse un ba√Īo de multitudes el lunes cuando inscribi√≥ su candidatura.

“Comandante supremo”

El yerno de Ch√°vez, Jorge Arreaza, un joven con corta trayectoria pol√≠tica a quien Maduro nombr√≥ su vicepresidente, confirm√≥ este martes que la enmienda, que seg√ļn el gobierno responde al clamor del pueblo, debe ser sometida a referendo.

La Constituci√≥n reserva el honor de ser llevados al Pante√≥n a venezolanos “ilustres que hayan prestado servicios eminentes a la Rep√ļblica, despu√©s de transcurridos 25 a√Īos de su fallecimiento”, por lo que en el caso de Ch√°vez, fallecido el martes de c√°ncer, se requiere la enmienda.

Las im√°genes de un Ch√°vez sonriente y victorioso abundan en las calles. Tras su muerte, empez√≥ a ser llamado “comandante supremo de la revoluci√≥n”, “segundo libertador de Venezuela (despu√©s de Bol√≠var)”, “padre redentor”.

Los medios oficiales venezolanos, principalmente la televisi√≥n, tienen una transmisi√≥n ininterrumpida con im√°genes desde la Academia Militar, donde contin√ļa el desfile de dolientes ante el cuerpo del l√≠der, y documentales sobre su vida.

“El presidente ha sido elevado al grado de redentor de los pobres”, afirma Maduro, quien en sus intervenciones siempre aparece con el retrato de Ch√°vez y ahora en campa√Īa lleva como “testamento pol√≠tico” el proyecto con el que el mandatario le gan√≥ a Capriles las elecciones de octubre pasado para un tercer periodo de seis a√Īos.

El mito es tal que ni la oposici√≥n se atreve a tocarlo. “En 14 a√Īos de gobierno siempre respet√© al presidente (…). Esta campa√Īa es entre t√ļ y yo, Nicol√°s”, dijo Capriles, quien perdi√≥ por 11 puntos las elecciones de octubre, lo m√°s cerca que estuvo la oposici√≥n disput√°ndole el poder a Ch√°vez en las urnas.

El mito

Inspirador de pasiones desbordadas y odios enconados, Ch√°vez, quien muri√≥ a los 58 a√Īos cuando pretend√≠a profundizar a√ļn m√°s su revoluci√≥n socialista, parti√≥ pol√≠ticamente en dos a Venezuela.

Sus seguidores lo aman por haberse ocupado de los amplios sectores de poblaci√≥n relegada, con proyectos sociales como la “Misi√≥n Robinson” de educaci√≥n o “Barrio adentro” de salud.

“Despu√©s de Dios, Ch√°vez. Nos represent√≥ a nosotros los pobres. Nos ense√Ī√≥ a redescubrir la historia. Yo soy Ch√°vez. En nosotros, su pueblo, es inmortal, eterno como Sim√≥n Bol√≠var”, expres√≥ a la AFP Grisel Fuentes, de 53 a√Īos, envuelta en una bandera venezolana, a la espera de pasar frente al ata√ļd.

Sus cr√≠ticos lo consideran un “caudillo populista”, los m√°s ac√©rrimos lo tildan de “dictador”, y le achacan haber cimentado su popularidad en los barriles de petr√≥leo.

“En 14 a√Īos ha hundido a este pa√≠s, no hizo nada contra la violencia, los malandros (delincuentes), y la econom√≠a es un caos. Poner a ese se√Īor junto a Bol√≠var es una ofensa”, afirm√≥ Pedro Delgado, de 53 a√Īos, quien se gana la vida de taxista por las calles de Caracas.

Omnipresente en la vida de los venezolanos, Chávez batió todos los récord de popularidad. Cantaba, recitaba, bailaba frente a las cámaras, en su programa Aló Presidente o desde el balcón del Palacio Miraflores.

“La momificaci√≥n es la personificaci√≥n del amor y de la preocupaci√≥n por los d√©biles (…). El l√≠der ocupa un espacio m√≠tico paradigm√°tico separado de la realidad”, asegur√≥ el psic√≥logo Axel Capriles.

En los √ļltimos dos a√Īos, sobre todo desde que cay√≥ enfermo, seg√ļn la historiadora Margarita Lopez, el oficialismo lo fue posicionando como un “h√©roe”.

“Ch√°vez ya no soy yo, Ch√°vez es un pueblo, Ch√°vez somos millones”, dijo el mandatario en la campa√Īa para su reelecci√≥n en 2012. Esa frase resuena hoy en los medios oficialistas.

Bajo la consigna “Ch√°vez al Pante√≥n, junto con Sim√≥n”, sus seguidores podr√°n seguir rindi√©ndole honores en el Cuartel de la Monta√Īa, hoy museo, ad√≥nde su cuerpo ser√° trasladado el viernes.

Desde ese cuertel, Hugo Ch√°vez lanz√≥ el golpe de Estado del 4 de febrero de 1992 contra el presidente Carlos Andr√©s P√©rez, que aunque fall√≥, lo catapult√≥ para llegar siete a√Īos despu√©s al poder.

Fue all√≠, seg√ļn los analistas, donde, tras salir ante las c√°maras y decir que hab√≠a fracasado “por ahora”, naci√≥ el mito.

Tendencias Ahora