Notas
Transbordador Enterprise de EEUU se despide volando sobre Nueva York
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El transbordador estadounidense Enterprise voló el viernes sobre los rascacielos de Manhattan y la Estatua de la Libertad, antes de ser llevado a un museo en Nueva York, en su despedida tras la finalización del programa de tres décadas de vuelos espaciales tripulados.

El Enterprise, acoplado sobre un Boeing 747, pas√≥ tres veces sobre la bah√≠a de Nueva York para luego aterrizar en el aeropuerto John F. Kennedy, desde donde ser√° trasladado a su destino final a bordo del portaviones “USS Intrepid”, fuera de servicio y convertido en una sede flotante del Museo del Aire y del Espacio de la instituci√≥n Smithsonian.

Cientos de turistas y neoyorquinos ubicados a orillas del río Hudson vivaron al transbordador cuando surgió en el cielo de la Gran Manzana. Alumnos de escuelas corrían a través del parque en la punta sur de Manhattan siguiendo el vuelo.

“Creo que es una de las cosas m√°s bonitas que he visto. Estoy casi sin palabras”, dijo Leuinda Field, una maestra de 37 a√Īos que llev√≥ a su hijo de tres a presenciar el hist√≥rico momento.

El transbordador y el Boeing, escoltados por un avi√≥n de combate, hab√≠an partido de Washington el viernes por la ma√Īana.

El Enterprise, un prototipo completado en 1976, s√≥lo fue utilizado para vuelos de pruebas dentro de la atm√≥sfera al a√Īo siguiente, y nunca vol√≥ al espacio, a diferencia de los otros cinco miembros de la flota de transbordadores.

Con el cierre del programa estadounidense del transbordador en julio de 2011, Rusia qued√≥ como √ļnico pa√≠s capaz de enviar astronautas al espacio.

Varias empresas privadas de Estados Unidos compiten ahora para llenar el vacío dejado por el retiro de los transbordadores de la NASA.

En estos tiempos de incertidumbre económica, el final del programa de vuelos tripulados es un símbolo de las necesidades de Estados Unidos de enfrentar problemas más terrenales.

“Me pone triste que no haya m√°s transbordadores. Los voy a extra√Īar”, sostuvo Field.

“Quiero tener una visi√≥n a futuro y pensar en grande, pero tenemos mujeres y ni√Īos que necesitan comer. Creo que necesitamos gente viviendo en hogares c√°lidos m√°s que explorar el espacio”, agreg√≥.

Bill Mundy, un militar retirado de 85 a√Īos, veterano de la Segunda Guerra Mundial, estaba muy emocionado con el espect√°culo, que sigui√≥ junto con su hijo bombero, pero tambi√©n se√Īal√≥ que era hora de que su pa√≠s centrase su atenci√≥n en otros objetivos.

“No s√© cu√°l es el futuro. Creo que tenemos que empezar a prestar un poco m√°s de atenci√≥n a nuestra casa. No podemos ocuparnos del mundo entero”, afirm√≥ Mundy.

Los vuelos finales de los otros transbordadores habían atraído una multitud de espectadores.

Durante 30 a√Īos de servicio, dos de los cinco transbordadores fueron destruidos en tragedias: el Challenger en 1986, poco despu√©s de su lanzamiento, y el Columbia en 2003, cuando regres√≥ a la atm√≥sfera. En total, trece astronautas perecieron.

De los restantes tres en funcionamiento, el Discovery, que sobrevoló Washington el pasado 17 de abril, fue llevado al Centro Steven F. Udvar-Hazy, un anexo del Museo Nacional del Aire y del Espacio en Virginia, cerca de la capital federal.

Los otros dos, el Endeavour y el Atlantis, se encuentran en el California Science Center en Los √Āngeles, California (oeste) y en el Centro de visitantes del Centro Espacial Kennedy en Florida, respectivamente.

Tendencias Ahora