Notas
Vencejo com√ļn: El p√°jaro que, literalmente, se pasa la vida volando
Publicado por: Isabel Reyes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅPuedes creer que existe un p√°jaro que vuela gran parte de su vida sin interrupci√≥n?.

Se trata del llamado “Vencejo Com√ļn”. La silueta de este maravilloso volador es incomparable: alas estrechas y largas, ojos grandes y hundidos, cola corta y ahorquillada y un pico corto, plano, pero con una boca muy ancha que facilita la caza de insectos en vuelo.

La algarab√≠a que produce el √°spero y raspante chillido de los vencejos comunes permite diferenciarlos del resto de las especies. Siempre vuelan acompa√Īados, son bandadas de peque√Īos p√°jaros negros que se mueven a grandes velocidades, dando giros y vueltas por el aire, como jugando.

El vencejo com√ļn, conocido tambi√©n como Apus Apus -palabra de origen griego que significa ‚Äúsin pies‚ÄĚ-, es un ave que pasa pr√°cticamente casi toda su vida volando. Sus caracter√≠sticas f√≠sicas le permiten alimentarse, aparearse… ¬°E incluso dormir en vuelo!. En el √ļnico momento que se posan es para poner los huevos e incubarlos en sus nidos.

Estos particulares pajaritos se alimentan del plancton aéreo, compuesto por millones de insectos diminutos que son arrastrados por las corrientes o viento. Para esto, el vencejo debe llevar su boca muy abierta en el momento de cazar.

Adem√°s, esta especie es la √ļnica que realiza la c√≥pula en pleno vuelo, precedido de r√°pidas persecuciones en el aire. Los nidos los construyen el macho y la hembra en agujeros, grietas de acantilados o rocas. Ambos, colectan el material con su pico, ya sea hierbas, hojas, p√©talos, entre otras, y lo aglutinan con saliva.

La hembra puede llegar a poner hasta 3 huevos y la incubación, vigilada por ambos adultos, dura de 19 a 21 días. Los polluelos abandonan el nido a las 5 semanas, volando desde ese momento sin necesidad de aprendizaje previo.

Cuando llega la hora de dormir, durante las noches, los vencejos se elevan hasta alcanzar una gran altura y se orientan seg√ļn la direcci√≥n del viento, disminuyendo la velocidad de los aleteos para as√≠ caer en el sue√Īo profundo.

Finalmente cabe destacar que sus patas, emplumadas y extremadamente cortas, son débiles, y al caer, la gran mayoría es incapaz de retomar el vuelo.

Tomasz Kuran | Wikimedia Commons

Tomasz Kuran | Wikimedia Commons

Tendencias Ahora