Notas
Clínica estrena laboratorio que permite curar lesiones con células del propio paciente
Publicado por: Agencia UPI
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Desde septiembre estar√° disponible en la Cl√≠nica Las Condes, el primer laboratorio de c√©lulas madres dentro de un recinto hospitalario, que permitir√° extraer c√©lulas de un paciente, hacerlas crecer en n√ļmero, para reparar un tejido da√Īado y rescatar funciones perdidas por causa de una enfermedad.

Significa que c√©lulas madres concentradas del propio paciente que se encuentran en todo el organismo y que son las progenitoras de la piel, la grasa, el m√ļsculo, el cart√≠lago y el hueso podr√°n regenerar tejidos y rescatar articulaciones que, eventualmente no ten√≠an un tratamiento.

En este sentido, se podrán recuperar, por ejemplo, lesiones de cartílago articular, a la cadera, huesos que han tenido una fractura y no consolidan, lesiones de médula espinal, entre otras.

“Antes cuando se realizaba esta terapia la cantidad de c√©lulas que obten√≠amos eran muy pocas, por ende, el riesgo de que el tratamiento no funcionara era mayor si la lesi√≥n era muy grande. Hoy, con la puesta en marcha de este laboratorio seremos capaces de tomar estas c√©lulas y darle un n√ļmero fijo alto de c√©lulas a cada paciente”, explic√≥ el m√©dico traumat√≥logo, Rodrigo Mardones, quien encabeza el Centro de Medicina Regenerativa del centro asistencial.

En 2005, Claudia Venegas, de 39 a√Īos, fue una de las pacientes que se someti√≥ a este tratamiento de c√©lulas madres mesenquim√°ticas tras detect√°rsele infartos a la rodilla, lo que form√≥ un agujero intratable en esa zona de su pierna izquierda.

“El diagn√≥stico fue lapidario y los dolores en la rodilla eran tremendos, ten√≠a que andar con bastones y no pod√≠a bajar ni subir escaleras. Era una persona dependiente”, coment√≥ Claudia Venegas.

Ante este escenario, la opción era la prótesis de rodilla artificial o hueso cadáver. Sin embargo, fue en ese momento debido a su corta edad, donde se le planteó la idea de la aplicación de células madres propias para regenerar el tejido perdido.

“Hoy, despu√©s de la aplicaci√≥n de c√©lulas, mi calidad de vida ha mejorado totalmente. Subo escaleras, no uso bastones, manejo, bailo. Nadie se imagina que fui operada de la rodilla. Algo propio de uno, en este caso las c√©lulas, est√°n regenerando mis tejidos”, asegur√≥.

Mardones explic√≥ que “ahora en la cl√≠nica le vamos a decir al paciente: usted tiene una lesi√≥n de cart√≠lago o de hueso, vaya a ese edificio donde van a multiplicar sus c√©lulas y, cuando tenga que tratar su problema a la rodilla, de la cadera o del hueso, le vamos a poner tejido suyo”, sostuvo.

Tendencias Ahora