Williams Valenzuela: “Una nueva Constitución”

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

En el debate sobre una nueva Constitución cabe hacerse dos preguntas: primero, es necesaria y están dadas las condiciones para el establecimiento de un nuevo estatuto fundamental y, en segundo orden, de ser afirmativas las respuestas anteriores, qué procedimiento se empleará.

La Constitución en la norma suprema dentro de un Estado, en ella se establecen las reglas básicas y fundamentales de convivencia social, erige la organización de los poderes instituidos y, muy importante, establece el estatuto de derechos y garantías de los ciudadanos.

Ahora bien, un cambio de reglas sustantivas, como es el establecimiento de una Carta Fundamental nueva, puede traer aparejado una serie de consecuencias que en estado actual de crispación política serían nefastos para nuestro país. La incertidumbre que se ha instaurado por el una serie de reformas profundas se vería acrecentado de prosperar la idea anterior. Así, creo que es necesario postergar el debate y concluir con los procesos de reforma ya iniciados, para recién comenzar a estudiar un texto constitucional nuevo.

Respecto a la segunda pregunta, se ha escuchado que la idea que más se acerca al programa del actual Gobierno es el establecimiento de una nueva Constitución por medio de una reforma total en el Parlamento. Dicha idea atenta contra toda lógica de Teoría Constitucional, ya que ello representa simplemente una reforma a la Constitución de 1980. Asimismo, una sustitución de contenidos por dicha vía requiere de quórum elevados, 2/3 o 3/5 de los Parlamentarios en ejercicio, dependiendo de la materia a modificar.

En síntesis, no están dadas las condiciones para el establecimiento de una Nueva Constitución ni menos el mecanismo ideado es el optimo. Esperemos que se retome la cordura, se hagan las cosas bien y en los hechos se actúe más y dejemos atrás meros slogans.