Vida Actual
S√°bado 08 septiembre de 2018 | Publicado a las 10:25
¬ŅLlevas mucho tiempo solo? 7 razones por las que no enganchas con nadie seg√ļn la ciencia
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Algunas personas son felices solas y eso está muy bien, pero otras anhelan estar en pareja y se preguntan por qué después de tanto tiempo no lo consiguen.

La verdad es que no hay ninguna f√≥rmula m√°gica para encontrar compa√Ī√≠a amorosa, sin embargo, muchas veces somos nosotros mismos los que saboteamos nuestras posibilidades.

A continuación indicamos al menos siete conductas que pueden estar tirando por la borda tus oportunidades de romance, recopiladas por el diario El País.

1. No eres transparente

Aunque t√ļ puedes conocerte muy bien a ti mismo, puede que no seas capaz de mostrar c√≥mo realmente eres a los dem√°s y pones una muralla para que nunca lleguen a conocerte bien.

La psic√≥loga Jacquie Vorauer, de la Universidad de Manitoba (Canad√°), habla de algo llamado “distorsi√≥n en la se√Īal de amplificaci√≥n”, que es “la tendencia a creer que comunicamos m√°s de nosotros mismos de lo que realmente lo hacemos”, por lo que nunca encontramos necesario ser sinceros y mostrarnos tal cual somos.

Es importante ser transparente, para que el otro sepa de verdad cómo eres, pueda enamorarse genuinamente de ti y no se encuentre con la sorpresa de que hay algo de ti que no le gusta más tarde.

2. No eres bueno cortejando

En vez de recurrir a frases clichés que no sirven de mucho, el antropólogo David Givens en su libro El Lenguaje de la Seducción, recomienda usar el lenguaje corporal para acercarse a la otra persona y dar cuenta de cuál es tu intención. Por ejemplo, recomienda tocarse el cabello en el caso de las mujeres y mantener una postura erguida en el caso de ellos.

Tambi√©n aconseja acercarse a sus gestos y gustos. ‚ÄúCopiar las maneras hace que nos parezcamos m√°s a la otra persona y da una impresi√≥n subliminal de ser m√°s atractivo. Quienes hacen las mismas cosas tienen el camino allanado para hacer m√°s cosas juntos en el futuro‚ÄĚ, se√Īala Givens.

Tampoco se trata de dejar de ser t√ļ mismo, pero si por ejemplo a la otra persona le gusta correr o hacer ejercicio, puedes hacer un esfuerzo por comenzar a interesarte en la actividad f√≠sica.

D∆į∆°ng Nh√Ęn | Pexels CCO
D∆į∆°ng Nh√Ęn | Pexels CCO

3. Ocultas tu rubor

Es normal sonrojarse cuando te acercas a la persona que te gusta, y muchas veces por lo mismo, algunas personas evitan acercarse a alguien cuando tienen interés amoroso.

Sin embargo, la ciencia dice que ese rubor en las mejillas es parte del cortejo. ‚ÄúEl trasero de un chimpanc√© hembra se vuelve rosado para mostrar su receptividad a los machos. Un caballito de mar se pone naranja cuando quiere atraer a su pareja. La cara de un hombre o una mujer excitados en esta primera parte del cortejo se pone roja‚ÄĚ, explica Givens.

El profesional agrega que el sistema nervioso simp√°tico dilata los capilares de la cara avis√°ndole que esa persona le atrae. Y no te averg√ľences por esto, porque es una buena se√Īal para el otro y adem√°s hay estudios que comprueban que las personas que se sonrojan son percibidas como m√°s confiables.

4. No te mueves adecuadamente

Como dec√≠amos m√°s arriba, el lenguaje corporal es importante. ‚ÄúCuando un hombre encuentra atractiva a una mujer, en vez de dec√≠rselo con palabras puede alargar el brazo sobre la mesa, como si se dispusiera a tocarle el antebrazo o la mano‚ÄĚ aunque nunca se la toque, dice Givens.

Inclinar el tronco hacia esa persona o entreabrir la boca tambi√©n es una se√Īal. ‚ÄúRefleja el deseo provocado por la atracci√≥n sexual. Los labios separados son comunes en las escenas rom√°nticas, cuando los miembros de pareja se acercan para darse el primer beso‚ÄĚ, comenta Givens.

Si hablas sin parar y frunces los labios, dar√°s la se√Īal equivocada.

5. No sabes interpretar las se√Īales

‚ÄúCuando una mujer se ve ignorada, r√°pidamente cambia su atenci√≥n hacia otra parte aunque no se desplace. El hombre, menos habituado al lenguaje corporal, cree que ella sigue interesada s√≥lo porque sigue f√≠sicamente all√≠. Absorto en el rostro y la figura de ella, presta una menor atenci√≥n a su comportamiento. Esta reacci√≥n psicol√≥gica masculina se conoce como pigmalionismo: enamorarse de estatuas‚ÄĚ, afirma Givens.

Y aunque las estatuas son bonitas, tambi√©n son fr√≠as y desapasionadas, as√≠ que cambia de actitud. ‚ÄúAlgunos hombres siguen haciendo la corte tanto si la mujer les presta atenci√≥n como si no. Mientras tanto pasan por alto a las personas que les env√≠an se√Īales de aproximaci√≥n. Esos son los hombres que tienen mala suerte con sus citas‚ÄĚ, explica.

6. No das segundas oportunidades

Algunas personas al no ver ninguna se√Īal del otro, r√°pidamente se rinden y puede ser que el otro simplemente sea t√≠mido. ‚ÄúA ra√≠z de esta inhibici√≥n en el lenguaje corporal (reh√ļye la mirada, se queda tieso‚Ķ), podr√≠amos pensar que una persona retra√≠da es desagradable, aunque de hecho es m√°s bien lo contrario. Le gustar√≠a ser agradable si pudiera desbloquear su expresi√≥n facial y la rigidez de sus miembros. Son esas parejas que luego se dicen la primera vez que nos vimos, pens√© que no te gustaba‚ÄĚ, expres√≥ Givens.

Si eres desinhibido, el experto recomienda acercarse con calma y relajar al otro con una conversaci√≥n amena y con humor. ‚ÄúComo tienen un v√≠nculo externo, diferente a ellos mismos, la conversaci√≥n no parecer√° invasiva o demasiado personal‚ÄĚ, explica.

Por ejemplo, si vas a un museo no preguntes la opinión del otro sobre una compleja obra si la otra persona es tímida, sólo la pondrás incómoda. Es mejor optar por una charla más distendida.

7. Dejas de ser t√ļ

No te averg√ľences de qui√©n eres ni inventes un personaje de ti mismo.

‚ÄúPara algunas personas la autorrepresentaci√≥n consciente es una forma de vida. Monitoreando de continuo su propio comportamiento y registrando la reacci√≥n de los dem√°s, modifican su comportamiento social cuando no ejerce el efecto deseado. Son esas personas que tienden a ser lo que se espera de ellas y que act√ļan como aut√©nticos camaleones sociales‚ÄĚ, explica David G. Myers en el libro Psicolog√≠a Social.

Si buscas algo de una noche puede que te resulte, pero no para una relación más duradera, porque sólo decepcionarás al otro cuando aparezca tu verdadero ser.

Tendencias Ahora