Sociedad
Supuesta profecía bíblica dice que el mundo se acaba el 23 de septiembre... pero no es así
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cada cierto tiempo aparecen agoreros que aseguran que se acerca el fin del mundo. C√≥mo olvidar cuando se dec√≠a que el 21 de diciembre de 2012 se acabar√≠a la existencia de todo el planeta, seg√ļn una supuesta profec√≠a maya.

Y ahora hay una nueva fecha: el 23 de septiembre de 2017. De acuerdo a algunos fan√°ticos de las conspiraciones, el libro del Apocalipsis del Nuevo Testamento de la Biblia vaticina esta fecha como la del “Arrebatamiento“, es decir, cuando Jes√ļs venga por segunda vez a la Tierra para rescatar “a los buenos”, mientras los “malos” sufrir√°n en el fin de los d√≠as.

De acuerdo al portal de Telemundo, esta interpretaci√≥n se desprende del cap√≠tulo 12 del Apocalipsis donde dice que el Arrebatamiento ocurrir√° cuando aparezca ‚Äúuna mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de 12 estrellas en su cabeza‚ÄĚ. Esto hizo pensar a algunos literalistas religiosos que se trata de una alineaci√≥n astron√≥mica que contempla a las constelaciones de Virgo (la mujer) y Leo (las estrellas). Esa condici√≥n -que la Luna est√© “bajo los pies” de Virgo y que el Sol pase por la constelaci√≥n- ocurrir√≠a el 23 de septiembre.

Esto es lo que dice parte de la cita textual de la Biblia:

“Apareci√≥ en el cielo una gran se√Īal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. Tambi√©n apareci√≥ otra se√Īal en el cielo: he aqu√≠ un gran drag√≥n escarlata, que ten√≠a siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas. Y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arroj√≥ sobre la Tierra. Y el drag√≥n se par√≥ frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.

Y ella dio a luz un hijo var√≥n, que regir√° con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. Y la mujer huy√≥ al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que all√≠ la sustenten por mil doscientos sesenta d√≠as. Despu√©s hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus √°ngeles luchaban contra el drag√≥n; y luchaban el drag√≥n y sus √°ngeles; pero no prevalecieron, ni se hall√≥ ya lugar para ellos en el cielo”.

Seg√ļn los literales b√≠blicos, el drag√≥n rojo est√° asociado con el Planeta X, un cuerpo celeste que orbita lejos de la Tierra, pero que de vez en cuando a ocasiona desastres.

El f√≠sico y astr√≥nimo Marcelo Gleiser explic√≥ en una amplia columna en NPR (National Public Radio) de Estados Unidos, que ni siquiera se ha comprobado la existencia de un Planeta X y que la profec√≠a de que el mundo termina el 23 de septiembre no tienen ning√ļn sentido.

“¬ŅQu√© dir√°n el 23 de septiembre cuando el mundo permanezca donde est√°?”, indic√≥ y se√Īal√≥ que seguramente lo relacionar√°n a cualquier evento catastr√≥fico o medianamente malo que ocurra ese d√≠a y aseguraran que as√≠ se da “comienzo al fin del mundo”.

El científico explicó que estos vaticinios derivan de la asociación que hace siglos se ha hecho entre lo astronómico y lo divino.

“Los cielos muestran alineaciones inusuales y fen√≥menos que se han observado durante milenios. Como para los creyentes los cielos son a menudo el reino de los dioses, el salto de ver algo extra√Īo all√≠ y atribuirlo a alg√ļn tipo de mensaje divino no es dif√≠cil. De hecho, en las culturas de todo el mundo encontramos eclipses, cometas y lluvias de meteoros asociados con malos presagios. Si los cielos act√ļan de forma loca, los dioses no pueden ser felices. Si los dioses no son felices, lo pagaremos especialmente – si eres cristiano – los pecadores”, afirm√≥ respecto al origen de este tipo de profec√≠as.

Gleiser enfatiz√≥ que el miedo de los cielos viene de la conciencia de nuestra fragilidad esencial que se manifiesta cuando hacemos frente a los poderes impresionantes de la naturaleza. “La actual temporada de huracanes es un ejemplo obvio de esto, al igual que el reciente eclipse solar”, expres√≥.

Por √ļltimo, hizo hincapi√© en que si no queremos que el mundo “acabe” debemos poner de nuestra parte en hacer del planeta un mejor lugar para vivir.

“Desafortunadamente, cualquier a√Īo podr√≠a ser el a√Īo. En todo caso, depende de nosotros colectivamente hacer una diferencia en lo que vemos a nuestro alrededor, desde la injusticia social hasta la enfermedad y el hambre. Inculcar miedo como agente de cambio no ha funcionado por milenios – y no funcionar√° ahora”, expres√≥.

Iglesia Católica lo desmiente

Tal como se√Īala la agencia de noticias cat√≥licas ACI Prensa, incluso dentro de la Iglesia hay molestia por estas profec√≠as. ‚ÄúMuch√≠simo cuidado con esas personas que ponen fechas, son herejes y est√°n infundiendo temor a la gente. Nadie sabe el d√≠a ni la hora‚ÄĚ, asegur√≥ el sacerdote Samuel Bonilla, conocido en internet como ‚ÄúPadre Sam‚ÄĚ.

Respecto a cuando ocurrir√° La segunda venida de Cristo, el religioso indic√≥: ‚ÄúJes√ļs dice: la primera se√Īal ser√° que el Evangelio se haya proclamado a todo el mundo. La segunda se√Īal ser√° despu√©s de ciertos fen√≥menos naturales llegar√° la se√Īal celestial del Hijo del Hombre. La tercera se√Īal ser√° la conversi√≥n del pueblo jud√≠o‚ÄĚ.

‚ÄúAnte la tercera pregunta de cu√°ndo ser√° el fin del mundo, dos respuestas: Segunda de Tesalonicenses dice (que) cuando llegue la apostas√≠a y el anticristo. Y Mateo 24,35 dice cuidado, no se alarmen, nadie sabe ni el d√≠a ni la hora‚ÄĚ.

‚ÄúNo nos andemos preguntando cu√°ndo ser√° la segunda venida o cu√°ndo es el fin del mundo, m√°s bien esforc√©monos por estar preparados‚ÄĚ, asegur√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/hzag
Tendencias Ahora