Opinión
Martes 12 junio de 2018 | Publicado a las 11:55
Todos a la Escuela: tras "el reino de la poesía insigne"
Publicado por: Tu Voz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En el a√Īo 2000, durante la realizaci√≥n del Foro Mundial sobre la Educaci√≥n en Dakar, Senegal, 164 pa√≠ses se comprometieron a reducir a cero la marginalizaci√≥n del sistema de educaci√≥n primaria universal para el a√Īo 2015.

La meta no se cumpli√≥, aunque s√≠ se redujo la brecha. De los casi 100 millones de ni√Īos de entre 6 y 11 a√Īos que se encontraban fuera del sistema, hoy quedan alrededor de 61 millones fuera del mismo.

Podemos alegrarnos por lo logrado o llorar por lo mucho que queda por hacer. La verdad sea dicha, ninguno de estos comportamientos es aceptable.

El desaf√≠o sigue siendo la inclusi√≥n, y los medios utilizados para lograr la reducci√≥n de la brecha deben servir para orientar y guiar la toma de futuras decisiones de corte pol√≠tico en materia de incorporaci√≥n de ni√Īos al sistema escolar, mientras que la gran cantidad de los que permanecen fuera del mismo no pueden ser considerados una masa informe, sin rostro, ni historia personal o futuro posible.

Podemos alegrarnos por lo logrado o llorar por lo mucho que queda por hacer. La verdad sea dicha, ninguno de estos comportamientos es aceptable
- Francisco Ocaranza Bosio

La regi√≥n de √Āfrica subsahariana encabeza la proporci√≥n de ni√Īos excluidos, con 34 millones, poco m√°s del 50% del total mundial. √Čsta es seguida por Asia meridional, con unos 11 millones.

Entre estas dos zonas, pueden identificarse seis pa√≠ses que representan m√°s de un tercio de los ni√Īos fuera del sistema: Nigeria 8.7 millones, Pakist√°n 5.6, India 2.9, Sud√°n 2.7, Etiop√≠a 2.1, e Indonesia 2.0. Es de suponer que estas cifras se abultar√≠an si se contara con datos relativos a Afganist√°n y Somalia.

De los ni√Īos que actualmente no forman parte de aqu√©l, pueden distinguirse tres grupos de acuerdo al tipo de relaci√≥n que los vincula: quienes han sido parte del sistema pero lo han abandonado (23% seg√ļn cifras de 2014), los que se espera se integren en el futuro (34%), y finalmente los que se presume nunca ser√°n parte de √©l (43%).

La regi√≥n de √Āfrica subsahariana encabeza la proporci√≥n de ni√Īos excluidos, con 34 millones, poco m√°s del 50% del total mundial
- Francisco Ocaranza Bosio

Este √ļltimo grupo representa el desaf√≠o m√°s grande para los Estados, en tanto se encuentra conformado por unos 25 millones (15 millones de hombres y 10 millones de mujeres).

El rev√©s de la trama lo constituyen 17 pa√≠ses que s√≠ han conseguido dar grandes avances en el desaf√≠o asumido en Dakar, los que han pasado de tener 27 millones de ni√Īos alejados del sistema en el 2000, a solo 4 millones en 2012, lo que representa una reducci√≥n de 86% en poco m√°s de un decenio. Lo anterior gracias a:

1. La eliminaci√≥n de derechos de matr√≠cula y rebaja del pago de arancel (Burundi que tom√≥ esta decisi√≥n en 2004 pas√≥ de escolarizar al 54% de los ni√Īos a un 94% en 2010).

2. El aumento del gasto en educación, con el fin de contratar más y mejores profesores y personal, adquirir material didáctico y construir escuelas (Ghana duplicó su gasto nacional en educación, pasando de un 4.2% en 1999 a un 8.5% en 2011, con lo cual la matrícula de primaria aumentó un 70%, de 2.4 a 4.1 millones en igual tiempo).

3. La transferencia directa de recursos econ√≥micos con fines sociales, de modo de permitir a las familias de escasos recursos poder enviar a sus hijos a la escuela (en el 2000 Nicaragua comenz√≥ un programa llamado Red de Protecci√≥n Social, mediante el cual se hacen dos inyecciones de dinero a las familias que califican para ello, as√≠, entre los a√Īos 1998 y 2009, la tasa de ni√Īos que nunca hab√≠a ido a la primaria descendi√≥ de 17 % a 7%).

Fancycrave | Pexels (CCO)
Fancycrave | Pexels (CCO)

4. La atenci√≥n a los grupos sociales minoritarios (√©tnicos y ling√ľ√≠sticos) permanentemente postergados de la atenci√≥n escolar (en Guatemala, se ampli√≥ el programa de educaci√≥n biling√ľe a 15 idiomas, se elabor√≥ material did√°ctico apropiado, y capacit√≥ a sus profesores. Como consecuencia, del 38% de los ni√Īos pertenecientes a la etnia Q‚Äôeqchi‚Äô que nunca hab√≠an pisado una escuela primaria en el 2000, solo el 3% no lo hac√≠a en 2011).

5. La superaci√≥n de los conflictos armados. En 2014 hab√≠a 21.5 millones de ni√Īos fuera de las aulas (el 35% del total del mundo), a lo largo y ancho de 32 pa√≠ses que se encontraban inmersos en aquellos (en Rwanda, mediante la articulaci√≥n de un programa de incorporaci√≥n de ni√Īos -hu√©rfanos mayormente- a la escuela, la tasa de quienes nunca hab√≠a asistido baj√≥ de 18% en el 2000 a 9% en 2010).

6. La pertinencia de los programas de estudio (en Vietnam el plan de estudios comenz√≥ a enfatizar el desarrollo de competencias b√°sicas para la vida adecuadas a su propio contexto sociocultural, de forma que entre los a√Īos 2000 y 2010 han logrado descender la cifra de ni√Īos que no iba a la escuela, de un 3.8% a un 1.7%).

C√≥mo hacer o√≠dos sordos a las palabras Gabriela Mistral, quien en 1917 nos hiciera ver que: ‚ÄúLa pedagog√≠a tiene su √°pice, como toda ciencia, en la belleza perfecta. √Čsta, la escuela, es, por sobre todo, el reino de la belleza. √Čste es el reino de la poes√≠a insigne. Hasta el que no cree cantar, aqu√≠ est√° cantando sin saberlo‚ÄĚ.

Francisco Ocaranza Bosio
Director Escuela de Historia y Geografía
Miembro del Programa de Doctorado en Educación
Universidad Bernardo O’Higgins

Tendencias Ahora