Nacional
Jueves 31 enero de 2019 | Publicado a las 03:09 · Actualizado a las 08:28
El largo camino que llevó al histórico fallo del magnicidio de Frei Montalva
Por Jonathan Flores
Con información de Erik López.
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Eduardo Frei Montalva gobernó nuestro país entre el 3 de noviembre de 1964 y el 3 de noviembre de 1970. Y murió el 22 de enero de 1982.

Pero el caso de la muerte del expresidente se abri√≥ reci√©n en 2002 gracias a una querella que presentaron sus hijas, Carmen e Irene Frei Ruiz-Tagle, junto al abogado √Ālvaro Varela, por la presunta intervenci√≥n de terceros en su deceso al interior de la cl√≠nica Santa Mar√≠a.

En 2007 se sumaron sus hermanos Eduardo y Francisco. En febrero de 2011 lo hizo la administraci√≥n Pi√Īera. Y lo mismo ocurri√≥ con la Democracia Cristiana el 2016.

Al paso de los a√Īos, el ministro en visita Alejandro Madrid reconstruy√≥ los √ļltimos d√≠as del exmandatario en el recinto asistencial, al que ingres√≥ por una simple complicaci√≥n de una hernia al hiato. Tras su indagatoria, lleg√≥ a la conclusi√≥n que se le inocularon sustancias que aceleraron su muerte.

El exgobernante, de 71 a√Īos, cay√≥ en shock s√©ptico, que luego fue tratado con el medicamento Transfer Factor, destinado a fortalecer el sistema inmunol√≥gico.

César Beltrán | Agencia UNO
César Beltrán | Agencia UNO

Sin embargo, en el fallo de 811 páginas -emitido ayer miércoles- se estableció que se usó de forma irresponsable el fármaco, ya que éste no estaba aprobado por el FDA de Estados Unidos y habría provocado el efecto contrario; es decir, la supresión del sistema inmunológico.

Bajo dicho escenario, las penas por homicidio recayeron sobre el m√©dico de cabecera de Frei, Patricio Silva Gar√≠n (10 a√Īos de c√°rcel); el chofer del expresidente, Luis Becerra Arancibia (7 a√Īos de c√°rcel); y el exagente de la Dina, Ra√ļl Lillo Guti√©rrez (7 a√Īos de c√°rcel).

En tanto, como c√≥mplice qued√≥ el doctor Pedro Valdivia Soto, que recibi√≥ una pena remitida de cinco a√Īos. Como encubridores, por esconder la autopsia del exmandatario, enfrentar√°n penas sin c√°rcel (de tres a√Īos) los facultativos Helmar Rosenberg G√≥mez y Sergio Gonz√°lez Bombardiere.

En una entrevista difundida por el Poder Judicial, el ministro Madrid explicó por qué descartó el asesinato, pues se habría tratado de varios factores que produjeron la muerte de Frei Montalva.

“Ah√≠ se justifica la existencia de un delito de homicidio. No con las caracter√≠sticas que algunos han pretendido de asesinato u homicidio calificado, cosa que no se acredit√≥. Hubo determinadas circunstancias que est√°n explicitadas en cuanto a seguimientos al expresidente. Intercepciones telef√≥nicas de las que fue v√≠ctima”, remarc√≥.

Por el contrario, Claudio Feller, defensor del doctor Valdivia, calific√≥ de ‚Äúsorprendentes‚ÄĚ los argumentos el fallo. “No pudo acreditar uno de los fundamentos b√°sicos de la investigaci√≥n: que hubo un plan, de confabulaci√≥n, para matar al expresidente. Y eso lo descarto. Y finalmente termin√≥ condenando por homicidio simple, porque desestim√≥ el uso de veneno”, se√Īal√≥.

Con todo, los primeros notificados de la sentencia fueron los abogados querellantes de la Democracia Cristiana, del Gobierno y de la familia del exmandatario.

Este √ļltimo, Nelson Caucoto, no descart√≥ apelar por lo bajo de las penas, pero destac√≥ el resultado de la investigaci√≥n y del trabajo del poder judicial.

En tanto, a contramano de Madrid, asegur√≥ que se trata de un delito calificado: “Fue premeditado y por v√≠a de elementos t√≥xicos y eso califica la figura del homicidio y eso eleva enormemente la calidad de las penas”, aunque admiti√≥ que “tenemos que alegrarnos despu√©s de una largu√≠sima investigaci√≥n: es la m√°s grande operaci√≥n de inteligencia que jam√°s se haya desarrollado en tiempos de la Rep√ļblica. En 200 a√Īos, primera vez que ocurre algo semejante”, asegur√≥.

La omisión de Luis Castillo

Luis Castillo, el actual subsecretario de Redes Asistenciales, en 2000 negó que existiese una autopsia del padre de Frei Ruiz-Tagle, cuando era director de la Red de Salud de la Universidad Católica.

Castillo sostuvo que nadie le pidi√≥ antecedentes, versi√≥n que es duramente negada por Carmen Frei y la Democracia Cristiana. “Nosotros exigimos que haya una √©tica en todos los funcionarios. No se puede estar ocultando informaci√≥n”, acus√≥ la hija del expresidente durante la tarde del mi√©rcoles, en medio de una concentraci√≥n de personas que respaldaba su postura gritando: “¬°Fuera Castillo! ¬°Fuera Castillo! ¬°Fuera Castillo! ¬°Fuera Castillo!”.

Sin embargo, el fallo no otorg√≥ responsabilidad penal al hecho. ‚ÄúDicha omisi√≥n no resulta ser suficiente para atribuir alguna responsabilidad penal en el hecho investigado, ya que su conducta no se comprende dentro de ninguno de los presupuestos que se√Īala el art√≠culo 17 del C√≥digo Penal como constitutivo de encubrimiento‚ÄĚ, sostiene el dictamen.

En concreto, en la arista de la autopsia, Castillo declar√≥ como testigo. Y por lo mismo no fue procesado. La pregunta es: si la familia Frei ten√≠a sospechas contra √©l ¬Ņpor qu√© no se querell√≥ contra el doctor Castillo?

Pasos clave

El ministro Madrid encabez√≥ la √ļltima exhumaci√≥n en junio de 2016, en la que pretendi√≥ acreditar, sin √©xito, los primeros peritajes que concluyeron en el 2013 que el exmandatario hab√≠a sido envenenado con gas Mostaza.

Esa exhumaci√≥n fue encabezada por el tanat√≥logo espa√Īol Aurelio Luna, junto a personal del SML y de la Polic√≠a de Investigaciones.

Sebasti√°n Brogca | Agencia UNO
Sebasti√°n Brogca | Agencia UNO

En tanto, la investigaci√≥n judicial tuvo su principal hito en diciembre de 2009 (campa√Īa Frei-Pi√Īera) cuando el expediente se caratul√≥ como homicidio, concluyendo que se le hab√≠a inoculado en la Cl√≠nica Santa Mar√≠a una bacteria mortal, antes de su deceso, a la edad de 71 a√Īos.

Tras ese largo camino, desde la Casa Museo Eduardo Frei Montalva, su hijo, el expresidente Frei Ruiz-Tagle, relat√≥ con emoci√≥n cuando su padre sali√≥ de ese lugar a internarse a la Cl√≠nica Santa Mar√≠a, “de la mano de sus conspiradores y de un r√©gimen que lo ve√≠a como una amenaza. Hoy, 37 a√Īos despu√©s, lo tenemos en casa. Lo sentimos en casa. Y le decimos, descansa en paz”.

Solidaridad presidencial

Por su parte, el expresidente Ricardo Lagos recordó el momento en que el general Augusto Pinochet se hizo presente en el velorio de Frei Montalva.

“Es casi sheakperiano que aquel que ordena el asesinato, exige despu√©s estar presente en sus honras f√ļnebres. Recuerdo esas im√°genes. Imborrables. Y donde el presidente Frei Ruiz-Tagle tuvo que estar presente en nombre de la familia” (SIC), rememor√≥.

Desde Caburgua, donde se encuentra de vacaciones, el presidente Sebasti√°n Pi√Īera conden√≥ los hechos y destac√≥ el libelo que interpuso en su primer gobierno. “Presentamos una querella criminal por homicidio. Estoy absolutamente convencido que la b√ļsqueda de la verdad y de la justicia es lo que nos va a permitir reencontrarnos y recorrer juntos los caminos del futuro”.

Tendencias Ahora