Estados Unidos acordó pagar 1.950 millones de dólares para asegurar 100 millones de dosis de una potencial vacuna contra el coronavirus Sars-CoV-2 que está siendo desarrollada por los laboratorios estadounidense Pfizer y alemán Biontech, anunciaron ambas empresas este miércoles.

“El gobierno estadounidense hizo un pedido inicial de 100 millones de dosis por 1.950 millones de dólares y podría adquirir hasta 500 millones de dosis adicionales”, precisaron las dos compañías que deben comenzar próximamente los ensayos clínicos de la vacuna.

La compañía Biontech y el laboratorio estadounidense Pfizer están desarrollando desde hace meses una vacuna que está entrando en una fase decisiva de ensayos a gran escala.

Washington debería recibir las primeras dosis “cuando Pfizer logre fabricar [la vacuna] con éxito y obtenga la aprobación” de las autoridades sanitarias.

El objetivo de ambos laboratorios es “fabricar cien millones de dosis antes de que termine 2020” y probablemente más de 1.300 millones antes de que termine 2021.

A principios de julio las dos empresas anunciaron resultados preliminares positivos tras probar la vacuna en 45 personas.

Según Pfizer y Biontech, la vacuna es “capaz de generar una respuesta de anticuerpos neutralizantes entre los humanos a niveles superiores o iguales a los observados en los sueros convalecientes, y lo hace con dosis relativamente pequeñas”.

El martes el gobierno británico anunció por su parte un acuerdo para creservar 30 millones de dosis de esta vacuna.