Internacional
Viernes 18 mayo de 2018 | Publicado a las 12:43
Mariachi para un racista: campa√Īa para cantarle "La cucaracha" a abogado neoyorkino
Publicado por: Paola Alem√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Por favor, env√≠en ayuda. Est√°n diciendo cosas que no son verdad. Me est√°n agarrando y no me dejan caminar”.

Esta era la s√ļplica que apenas vociferaba Aaron Schlossberg en las afueras de su vivienda en Manhattan, donde lo esperaban un grupo de reporteros. Entre ellos estaba uno del New York Post, el m√°s incisivo a la hora de hacerle toda una serie de preguntas, como: “¬Ņcu√°ndo te volviste tan racista?” u otras que en el intento de escape del abogado, trataban de averiguar si cubr√≠a su rostro ante la verg√ľenza por haber tratado mal a trabajadores de un restaurante por hablar espa√Īol a sus clientes.

Personas que presenciaron el momento inc√≥modo para Schlossberg se mezclaban entre los reporteros, para grabar con sus celulares y de paso preguntar al abogado si pod√≠an hablar espa√Īol en su presencia. Formaba parte de la iron√≠a de un caso en el que los papeles quedaron totalmente invertidos contra el profesional que dec√≠a a cada momento sentirse acosado. Los reporteros en el lugar le repet√≠an que solo buscaban una respuesta de su proceder contra una comunidad que ha sido ampliamente respaldada despu√©s del incidente.

En uno de los sitios en el que fue compartido el video de los reporteros acechando a Schlossberg, los comentarios mayoritarios ven√≠an de norteamericanos reprochando la conducta del abogado y, en algunas de las reacciones, revelaban datos personales del individuo como su n√ļmero personal y direcci√≥n exacta de residencia.

Facebook
Facebook

“Se habla espa√Īol”

El abogado célebre a la inversa en EEUU y en buena parte del mundo, quedó al descubierto tras mostrar su cara más negativa de racismo en un estado donde la mezcla de idiomas y acentos forman parte ya de la cultura de Nueva York por razones históricas.

Presuntamente eso lo habr√≠a llevado a “odiar” el espa√Īol pero tambi√©n, en paralelo, a ofrecer en este idioma sus servicios como abogado de este estado tan productivo en materia de leyes migratorias, dado el target presente en una comunidad desesperada por ser representada legalmente.

Schlossberg lo sab√≠a y por lo tanto coloc√≥ su ofrecimiento de representaci√≥n tanto en espa√Īol, como franc√©s y hasta en hebreo, desatando la indignaci√≥n de todas las comunidades al descubrir este doble est√°ndar de opiniones en cuanto al idioma que debe hablarse en su pa√≠s, conveniente cuando haces negocios, pero inconveniente cuando quieres ser tratado como un americano de pura raza y sin otra lengua que no sea la suya.

De hecho en el nuevo video donde es perseguido como celebridad por un paparazzi, uno de los reporteros le pregunta, en ingl√©s, tal como √©l lo exig√≠a 48 horas antes, si no le importaba recibir dinero de personas que hablaban en espa√Īol, en una clara referencia a los servicios que ofrec√≠a en la lengua por la que mostr√≥ su desprecio y que ahora lo tiene en el ojo de la tormenta racista.

www.aaronschlossberglaw.com
www.aaronschlossberglaw.com

Colecta para enviar un Mariachi a Schlossberg

El rechazo por Schlossberg alcanz√≥ un tinte picaresco caracter√≠stico de la comunidad latina en Nueva York. De la mano del sitio web GoFundme, la meta era recolectar 500 d√≥lares √≥ 319.000 pesos chilenos, pero el entusiasmo por enviar a los m√ļsicos hasta Aaron fue tal que la meta se duplic√≥ en cuesti√≥n de horas y tuvieron que cerrar las donaciones porque los fondos, como la indignaci√≥n, alcanzaron un punto √°lgido.

La idea de la tocata en la que el tema principal ser√° La Cucaracha tiene un potente mensaje contra el abogado, dado que el tema reza entre sus estrofas ‚ÄúLa Cucaracha, la cucaracha, ya no puede caminar… porque no tiene, porque le falta, las dos patitas de atr√°s‚ÄĚ…

El asunto se vuelve hasta po√©tico tras el momento vivido por el abogado y la irritaci√≥n desatada, ya que la canci√≥n tiene otra estrofa que ejemplifica ese contexto: ‚ÄúUna vez la cucaracha, se meti√≥ en un hormiguero y las p√≠caras hormigas las patitas le comieron‚ÄĚ.

Es una met√°fora que solo el abogado puede comprender en carne propia luego de sus arriesgados dichos en momentos en que internet figura como una tribuna social que puede llevar a una persona o m√°s, a la gloria, o hasta un mariachi para ‚Äúfunar‚ÄĚ musicalmente al objetivo con un tema como La Cucaracha, dependiendo el contexto o falta cometida.

¬ŅLicencia a punto de ser suspendida?

El congresista Adriano Espaillat y el presidente del condado de El Bronx, Rub√©n D√≠az Junior, fueron m√°s all√° de las cr√≠ticas en redes sociales y presentaron un escrito ante el comit√© disciplinario del Sistema Unificado de Tribunales del Estado de Nueva York, con miras a revocar su licencia para ejercer, dada la conducta presentada por el profesional. Esto tras asegurar que ‚Äúel racismo y el odio no tienen cabida en el estado de Nueva York y ciertamente no tienen cabida en nuestro sistema judicial”.

La iniciativa, replicada por medios locales e internacionales, recoge además una nueva crítica hacia el líder estadounidense Donald Trump. Espaillat y Díaz, dijeron que el racismo, el odio y el ataque a los inmigrantes, impulsados por el mandatario desde la Casa Blanca, no tienen ni tendrán cabida en una ciudad santuario y cobija de inmigrantes de todas las razas del mundo, que confluyen para ayudar a mantener el estado, el que ellos también han construido con sus aportes.

Para Schlossberg, en el transcurso de una semana, todo se ha transformado en p√©rdida, esto luego que el sitio viral BuzzFeed consignara que Corporate Suites, la empresa que administra el centro de oficinas en la que el abogado laboraba, decidi√≥ revocar su contrato de arrendamiento. Su presidente, Hayim Grant, dijo en un comunicado tambi√©n enviado a The New York Post ‚ÄúConsideramos que las declaraciones del se√Īor Schlossberg son ofensivas y contrarias a las normas de nuestra comunidad‚ÄĚ.

Otros episodios de Schlossberg que enviaron se√Īales

Isaac Saul | A Plus
Isaac Saul | A Plus

No es la primera vez que este abogado mostraba su rechazo a minor√≠as raciales. Hace un a√Īo, el editor columnista del sitio A Plus grab√≥ al abogado en una protesta en la que gritaba junto a un grupo de israelitas a un rabino, acus√°ndolo de no ser jud√≠o. Este √ļltimo gener√≥ el rechazo de los presentes, incluido Schlossberg, al asistir a la ponencia de una activista palestina estadounidense, a la que acusaban de ser antisemita por sus opiniones de las pol√≠ticas de Israel hacia los palestinos.

En 2016, otro exabrupto del abogado newyorkino: Willy Morris, ciudadano estadounidense que transitaba por las calles de ese estado, lo grab√≥ insult√°ndolo con furia por el hecho de haber tropezado accidentalmente con √©l. En medio del registro videogr√°fico mostrado por la cadena Univisi√≥n, el abogado Schlossberg preguntaba a Morris cu√°l era su nacionalidad para luego acusarlo de no ser ciudadano estadounidense y amenazarlo con llamar a la policia. ‚ÄúEres un maldito extranjero‚ÄĚ, le asegur√≥.

Son registros que forman parte de los antecedentes mostrados por Schlossberg, por los cuales ahora su carrera como abogado, penden de un hilo.

URL CORTA: http://rbb.cl/k7l0
Tendencias Ahora