Internacional
Miércoles 22 agosto de 2018 | Publicado a las 21:20 · Actualizado a las 10:14
De yates a l√ļgubres s√≥tanos: liberan a 26 venezolanas y a otras prostituidas por La Madame
Publicado por: Paola Alem√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Esta es una segunda entrega de lo que ocurre actualmente en Cartagena de Indias, donde la captura de alias ‚ÄúLa Madame‚ÄĚ, est√° dejando r√©ditos contra la explotaci√≥n sexual en esta ciudad.

Liliana del Carmen Campos Puello, denominada como la ‚Äúmayor proxeneta de Cartagena‚ÄĚ est√° detenida en la prisi√≥n conocida como San Diego, pero el pasado fin de semana, un abrupto operativo policial, acab√≥ con lo que la fiscal√≠a identifica como 3 de sus ‚Äúnegocios‚ÄĚ en los que prostitu√≠a a j√≥venes mujeres, algunas menores de edad.

En los bares Chicas Lindas, Alondra y Nicole, fueron descubiertos, además del mobiliario de estos lugares, sótanos en los que eran mantenidas las mujeres explotadas sexualmente bajo condiciones infrahumanas.

No eran alimentadas adecuadamente, su entorno era precario y a 26 venezolanas, entre las 49 rescatadas, les habían quitado sus pasaportes para evitar que escaparan del lugar.

‚ÄúLas explotaban sexualmente y la mayor parte de los recursos obtenidos (por ellas) eran tomados por la misma red, a t√≠tulo de ‚Äėcobro‚Äô, por alojamiento y manutenci√≥n‚ÄĚ, reza la publicaci√≥n del peri√≥dico El Tiempo, tras los allanamientos.

“La Madame” viaj√≥ en sus yates, antes de ser apresada, para convencer a desesperadas j√≥venes como las venezolanas, a dejar su pa√≠s y a cruzar la frontera con ella, bajo la promesa de un puesto de trabajo que dejar√≠a atr√°s una vida de carencias.

Irónicamente, Campos Puello, mantenía con esto, sus publicados gustos, pero a ellas las dejaba encerradas, sin documentos y sin una posibilidad de salir de la vida de explotación sexual, luego de prometido un mundo ideal.

El Colombiano
El Colombiano

Una bomba de tiempo en los bares de ‚ÄúLa Bomba de Amparo‚ÄĚ

La capital de Bolívar, Cartagena, es conocida en su centro histórico por sus hermosas calles y sus paradisíacas playas.

Sin embargo, eso es marketing tur√≠stico. Su Calle de los Coches, Casa Benjam√≠n y los bares en La Bomba en Amparo, han sido por a√Īos y en un secreto a voces, lugares de prostituci√≥n de mujeres, entre ellas menores de edad, que no tienen opciones de vida m√°s que vender su cuerpo, con ‚Äúayuda‚ÄĚ de figuras como “La Madame”.

Las publicaciones period√≠sticas en el lugar, reconocen que los cartageneros y las autoridades locales hab√≠an asumido la trata de personas como un hecho ‚Äúnormal‚ÄĚ, sin que se echara manos a la obra con una operaci√≥n como la que en la actualidad rescat√≥ a decenas de mujeres.

En conversaci√≥n con BioBioChile, la periodista salvadore√Īa Georgina Castillo, quien reside en Cartagena de Indias desde hace varios a√Īos, confirm√≥ la dif√≠cil situaci√≥n en una ciudad que ha sido objeto de investigaciones internacionales, debido a la presencia de mujeres y j√≥venes prostituy√©ndose, incluso a plena luz del d√≠a.

‚ÄúEra la red m√°s grande e importante de Cartagena‚ÄĚ, resume Castillo, al describir a la desbaratada organizaci√≥n de ‚ÄúLa Madame‚ÄĚ.

La fuente de BioBioChile, en Cartagena, coment√≥ en el marco de esta informaci√≥n que a otras de las ni√Īas ‚Äúles ofrecen ser modelos‚ÄĚ.

Capturan la atenci√≥n de las j√≥venes, prometiendo una vida de pasarelas, pero acaba siendo una prisi√≥n, en un mundo en el que la clientela no solo son hombres locales, sino, ciudadanos extranjeros o altos pol√≠ticos que incluso ‚ÄúLa Madame‚ÄĚ ha amenazado con revelar sus nombres dada su actual situaci√≥n judicial.

El Colombiano
El Colombiano

Ciudadanos israelíes implicados en explotación sexual

“La Madame” ten√≠a competencia. Assi Moosh, fue detenido y deportado en 2017 a su pa√≠s, Israel, como parte de una presunta red de prostituci√≥n. El militar retirado ofrec√≠a los ‚Äúservicios‚ÄĚ que disfrazaba en una fachada de agencias de turismo en Santa Marta, Cartagena y hasta en Bogot√°, a otros de sus connacionales y varios extranjeros m√°s, quienes pagaban fuertes sumas en fiestas de sexo drogas y alcohol ‚Äúilimitadas‚ÄĚ, que incluso fueron ofrecidas con videos en redes sociales. 60 mujeres para clientes, promet√≠an dentro de yates en Cartagena.

Pulzo
Pulzo

El balneario de Taganga en Santa Marta, a unos 227 kil√≥metros de Cartagena, vio como de la noche a la ma√Īana, la red de Moosh era desarticulada, algo impensado por los lugare√Īos, quienes lo ubicaban como un hombre con poder y peligroso. ‚ÄúEl terror de Taganga‚ÄĚ le dec√≠an, seg√ļn testimonios recogidos en el sitio Diario del Magdalena.

En su país también era buscado por varios delitos, que no fueron precisados por las autoridades.

Migración Colombia
Migración Colombia

Otro israel√≠ corri√≥ la misma suerte de Moosh. Esta vez se trata de Bonen Asaf, detenido a principios de agosto en Cartagena, acusado de operar una red de prostituci√≥n de menores en La Heroica, seg√ļn consta en una publicaci√≥n del peri√≥dico El Universal.

Era el mismo modus operandi que el de su connacional. Ofrecía las mujeres a los extranjeros, pero las autoridades le seguían la pista, con ayuda de México y Estados Unidos.

Asaf ya tenía un expediente judicial abierto, por tráfico de estupefacientes. Su arresto domiciliar, sin embargo, le fue otorgado por el otro delito, algo que aprovechó para escapar, pero fue apresado en el aeropuerto cuando intentaba salir del país. Ahora espera por su extradición a Telaviv.

En paralelo a esta y otras detenciones por trata de personas, hay denuncias de desaparición forzada, de jóvenes que habrían sido esclavizadas sexualmente, pero las autoridades no hablan oficialmente del tema.

El Universal | Colombia
El Universal | Colombia
Tendencias Ahora