TV y Espect√°culo
Domingo 29 julio de 2018 | Publicado a las 12:21 · Actualizado a las 12:30
41 días en el mar: la historia de supervivencia de la mujer que inspiró "A la deriva"
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Alerta de Spoiler
Este artículo podría contener información clave sobre la trama de un libro, serie o película.

Hollywood suele tomar historias reales para transformarlas en éxitos de taquilla. Por supuesto que, para alcanzar su objetivo, los productores tienden a cambiar ligeramente la trama con fines dramáticos.

Esto ocurrió con las memorias de Tami Oldham Ashcraft, una trotamundo norteamericana, cuya vida inspiró la nueva película A la deriva protagonizada por Shailene Woodley y Sam Claflin (la que llegó a los cines chilenos este jueves).

La producción muestra como en 1983, tras comprometerse con su novio británico Richard Sharp (Claflin), Oldham acuerda embarcarse con él en una de las mayores aventuras de su vida. Juntos cruzarían el océano Atlántico para llevar un lujoso yate desde Tahiti a San Diego, en Estados Unidos.

Por supuesto, todo comenzó bien para la pareja, pero a dos semanas de iniciar el viaje se enfrentaron al huracán Raymond, uno de los peores de la historia.

Adrift
Adrift

La película muestra cómo el ciclón vuelca el yate y deja a Tami intentando desesperadamente mantener con vida a su novio y sobrevivir en medio del mar. Sin embargo, la historia real fue un poco diferente a cómo se muestra en la pantalla grande.

10 a√Īos despu√©s del accidente, Oldham cont√≥ la historia en su libro Cielo rojo en duelo: Una historia real sobre el amor, la p√©rdida y la supervivencia en el mar, donde relata c√≥mo fueron los 41 d√≠as que estuvo a la deriva y c√≥mo tambi√©n logr√≥ sobrevivir.

Seg√ļn explica la mujer en sus memorias, d√≠as antes del accidente recibieron una advertencia por radio sobre una tormenta que se estaba acercando, pero nunca sospecharon la intensidad, fuerza y velocidad que alcanzar√≠a.

Tami y Richard intentaron huir del hurac√°n navegando hacia el norte y luchando con vientos de 140 nudos y olas de 12 metros, pero el cicl√≥n segu√≠a cambiando de direcci√≥n. “Escapamos durante tres d√≠as tratando de pensar c√≥mo hacerlo, porque la tormenta segu√≠a cambiando de direcci√≥n. Las tormentas van dos veces m√°s r√°pido que t√ļ y no pod√≠amos hacer ese tiempo con el yate para salir del camino”, asegur√≥ Oldham a la revista People.

Los verdaderos Tami Oldham y Richard Sharp
Los verdaderos Tami Oldham y Richard Sharp

El 12 de octubre de 1983, ambos estaban agotados, por lo que Sharp le dijo a su prometida que bajara a descansar, mientras √©l se amarraba al bote en un intento por seguir esquivando el desastre y mantenerlo a flote. A los pocos minutos el hurac√°n los alcanz√≥. Lo √ļltimo que recuerda Tami fue la voz de su novio gritando: ‚ÄúDios mio‚ÄĚ.

El yate se volc√≥ y la mujer se golpe√≥ en la cabeza quedando inconsciente. Despert√≥ 27 horas despu√©s y cuando subi√≥ a la cubierta descubri√≥ la cuerda con la que Richard se hab√≠a amarrado, colgando en el bote, pero no hab√≠a se√Īales de √©l: Se hab√≠a perdido en el mar

“Cuando despert√© despu√©s de haber sido noqueado durante 27 horas, no sab√≠a d√≥nde estaba. Yo estaba como, ‘¬ŅD√≥nde estoy?’. El bote estaba medio lleno de agua en ese momento y yo no pod√≠a recordar nada… Mir√© a mi alrededor y dije ‘Dios m√≠o. Richard. ¬ŅD√≥nde est√° Richard? “, record√≥. As√≠ descubri√≥ que el hombre se hab√≠a perdido en el mar y que ella estaba completamente sola.

Adrift
Adrift

En la película se muestra que la mujer encuentra a su novio malherido y logra subirlo al yate, pero mientras se desarrolla la cinta comienza a quedar la duda de si él está realmente ahí o si es una alucinación producto del fuerte golpe que recibió en la cabeza o del dolor que la invadía por su herida en la pierna.

“Ambas heridas eran serias. De alguna forma pude mantener limpia mi herida en la cabeza, las manten√≠a con vendas. Gracias a Dios que estaba debajo de mi cabello, as√≠ que no pod√≠a verla. Mi cabeza se abri√≥ de par en par, y sangr√© mucho. Mi pierna, en tanto, segu√≠a golpeandose contra todo y como hab√≠a tanta agua en el bote, se manten√≠a mojada todo el tiempo. Estaba s√ļper preocupada por mi pierna”, record√≥.

Gracias a que Tami sabía de navegación, se dio cuenta que su mejor opción era establecer rumbo a Hawai (que estaba a 2400 kilómetros). Tras construir una vela improvisada que le permitió navegar, inició su camino sólo con la ayuda de un sextante, un antiguo instrumento de navegación que se usa para medir el ángulo del sol sobre el horizonte.

Todo esto lo hizo, mientras trataba de no pensar en la p√©rdida de su novio. “Tuve que decirme a bordo que ya no pod√≠a llorar porque estaba perdiendo demasiada agua. Mi suministro de agua era muy limitado”, coment√≥.

“Tuve una gran charla conmigo misma. Esa fuerza interna para sobrevivir es tan fuerte, pero no sabes que est√° ah√≠. Simplemente no te das cuenta hasta que te encuentras en un momento realmente crucial en el que tienes que sobrevivir. Es incre√≠ble lo que puedes hacer”, se√Īal√≥.

Adrift
Adrift

Durante todo el tiempo, Oldham sobrevivió a base de latas de comida que logró rescatar y tarros de mantequilla de maní, además comió todo lo que encontró desde frutas para tragos hasta sardinas.

Pero a pesar de su determinación, la voluntad de Tami se quebró luego de pensar erróneamente que había encontrado una isla. Cansada y herida, tomó un rifle para suicidarse, sin embargo, una voz la convenció de detenerse, algo que no se mostró en la película.

En su libro, sin embargo, Tami afirm√≥ que aquella voz no era la de su novio, sino que una “voz interior” que era audible para ella externamente. Para algunos se trataba de una alucinaci√≥n por su golpe en la cabeza, mientras que para otros era la voz de Dios quien le habl√≥.

El fin de la pesadilla

Tras 41 días en alta mar, el 22 de noviembre, la mujer logró llegar a Hilo, Hawai, donde lanzó una bengala que fue fue vista por un barco de investigación japonés, cerca de las cuatro de la madrugada.

Los tripulantes le dieron café y una manzana, y la remolcaron durante un tramo hasta que se encontraron con la Guardia Costera que hizo lo mismo y trasladó lo que quedaba del yate hasta el puerto.

‚ÄúLos miembros de la tripulaci√≥n del barco estaban impactados. Yo estaba agotada. Estaba muy por debajo de mi peso: mido un metro 75 cm y pesaba alrededor de 45 kilos. Ni siquiera fui al hospital. ¬ŅPuedes creerlo? No puedo creer que nadie me haya enviado al hospital”, record√≥.

ADRIFT
ADRIFT

Pese a todo, la mujer logr√≥ recuperarse, el camino no fue nada f√°cil. “Tuve una lesi√≥n en la cabeza, ni siquiera pude leer un libro durante casi cinco a√Īos. No pod√≠a terminar oraciones, mi memoria a corto plazo era realmente mala”, explic√≥ a People. “Ver a las parejas juntas, ese tipo de cosas, me fue dif√≠cil. Tuve pesadillas que me consumieron durante a√Īos y a√Īos. Luego me di cuenta, despu√©s de cinco o seis a√Īos, que pod√≠a elegir cu√°ndo comenzar a pensar en √©l y en la experiencia”, sentenci√≥.

Uno de los grandes arrepentimientos de la joven fue jam√°s haber buscado ayuda psicol√≥gica para lidiar con el trauma. De hecho, reci√©n cinco a√Īos despu√©s de lo que ocurri√≥ logr√≥ volver a sentirse alegre nuevamente, no obstante volvi√≥ a la navegaci√≥n casi de inmediato.

Su libro, por otro lado, le sirvi√≥ como terapia para explorar sus sentimientos, lo que le permiti√≥ tambi√©n volver a enamorarse y formar una familia, pero la tragedia volvi√≥ a azotarla cuando su hija mayor falleci√≥ a los 22 a√Īos producto de una inhalaci√≥n accidental de mon√≥xido de carbono.

Adrift
Adrift

Reviviendo el pasado

Oldham tard√≥ cuatro a√Īos en terminar su libro, el cual sirvi√≥ de inspiraci√≥n para la pel√≠cula. ‚ÄúNos quedamos despiertos toda la noche leyendo el libro. Es una historia tan poderosa y emotiva que instant√°neamente supimos que ten√≠amos que contarla. Nos dimos cuenta de que su incre√≠ble historia real era mejor que cualquier cosa que pudi√©ramos inventar. Al d√≠a siguiente, nos pusimos en contacto con Tami para tratar de escucharla de primera mano y buscar su colaboraci√≥n y participaci√≥n‚ÄĚ, se√Īal√≥ al diario espa√Īol ABC Jordan Kandell, uno de los guionistas del filme.

Cuando la producción se encontraba a la mitad del rodaje, Tami aceptó visitar el set, lo que fue una experiencia reveladora para ella.

‚ÄúCuando llegu√© con la puesta de sol y vi a Shailene y el barco destrozado, fue una experiencia incre√≠ble. Algo golpe√≥ mi coraz√≥n. La experiencia en ese momento me hizo comprender que ten√≠a una fuente de fortaleza interior y una voluntad de vivir que no hab√≠a reconocido antes‚ÄĚ, dijo.

Pero una de las cosas que m√°s la impact√≥ fue el parecido del protagonista con su fallecido novio. ‚ÄúEs extra√Īo lo mucho que -Sam Claflin- se parece a Richard, porque tiene esa actitud carism√°tica que ten√≠a Richard. Creo que el universo nos envi√≥ a Sam para interpretar a Richard‚ÄĚ, finaliz√≥.

La cinta ya se encuentra en la cartelera nacional.

Agence France - Presse
Agence France – Presse

Revisa aquí el tráiler de la cinta

Tendencias Ahora