27 marzo, 2021 | Publicado a las 11:00
27 marzo, 2021 | Publicado a las 11:00
De ser rechazada por diseñadores a una de las mejores pagadas: la historia de Melissa McCarthy
De ser rechazada por diseñadores a una de las mejores pagadas: la historia de Melissa McCarthy
Por Francisco Quiñones Visitas:
Archivo | AFP
Publicado por Francisco Quiñones
Visitas:

Melissa McCarthy deslumbró en la entrega de los Óscar de 2019, siendo nominada a Mejor Actriz gracias a su papel en Can You Ever Forgive Me?. Su look no pasó inadvertido en la siempre exigente alfombra roja.

Durante la ceremonia, la comediante desafió los cánones de belleza en Hollywood, es por esto que durante la presentación de la categoría de Diseño de Vestuario, se mostró con un abrigo lleno de conejos de peluche.

Luego para la fiesta posterior, llegó con zapatillas y buzo de tres tiras junto a su pareja, el actor Ben Falcone, todo esto para “estar cómoda para bailar sin parar”. Pese a no ganar la estatuilla, los críticos alabaron su atrevimiento al momento de elegir su ropa.

Archivo | AFP

Archivo | AFP

Su lucha contra los esquemas

Pero no todo fue glamour para McCarthy, pues su carrera ha sido una constante batalla con el status quo proveniente de la industria cinematográfica. En 2012, cuando recibió su primera nominación como mejor actriz de reparto por Bridesmaids, sufrió su primer problema.

“No encontraba a nadie. Le pedí a cinco o seis diseñadores de alto perfil que visten a mucha gente, y todos me dijeron que no”, relató a la revista Redbook.

Esta no fue la única vez en que la estadounidense fue víctima de la indiferencia, pues en 2011 para la entrega de los Emmy, la artista, quien estudió moda en el Fashion Institute of Technology, tuvo que diseñar su propio vestido con su amiga Daniella Perl.

Junto a ella, lanzaría la reconocida marca Seven7, la cual presenta colecciones para mujeres de todas las tallas, y que está disponible en grandes cadenas en el mundo como Macy’s y Walmart.

Cuando tenía veinte años solía llorar por no ser más flaca o más linda. Era una idiota, ¡fue una década de lágrimas!”, relató Melissa a la revista People.

El ascenso al éxito

Su excelente trabajo frente a las cámaras, llevó a McCarthy a ser la cuarta actriz mejor pagada del mundo, combatiendo con los estereotipos sobre la belleza y la edad.

Oriunda de Illinois, viajó a Nueva York en los 90 para convertirse en actriz, sueño que estuvo a punto de abandonar a los 30 años, cuando un agente le dijo que estaba pasada de peso y de edad.

Mientras buscaba una oportunidad, sobrevivió como niñera y mesera, pero todo comenzó a cambiar cuando participó en el casting de Gilmore Girls (2000).

Once años después, logró su primer protagónico que consiguió buenas críticas, interpretando a una adicta a la comida en la serie Mike & Molly, donde obtuvo un Emmy.

Pero sin duda, su papel en Bridesmaids, como una descarada dama de honor, destronó el mito que afirmaba que las mujeres no eran tan graciosas como los hombres.

El director Paul Feig señaló que uno de los secretos de la actriz se debe a sus improvisaciones que “funcionan como el jazz. Son salvajes. A veces está por decir algo terrible, se frena, y yo le digo: ‘Tienes que seguir, porque lo que sea que salga de tu boca va a funcionar”, detalló Infobae.

Al igual que en el mundo de la moda, McCarthy forjó su carrera por sí misma. Siendo productora ejecutiva de la mayoría de sus películas se encaminó al éxito y obviamente a un mejor pasar económico.

“Soy muy ambiciosa. Me encanta mi trabajo y quiero mejorar en cada ocasión. Con mi marido siempre bromeamos con que soy un tiburón”, consignó el citado medio.

Cabe señalar que la comediante actualmente gana cerca de 25 millones de dólares por película, estando solo por debajo de Sofía Vergara, Angelina Jolie y Gal Gadot, según Forbes.

En el presente, Melissa está trabajando junto a su marido Ben Falcone, en su productora On the day, la cual está a punto de estrenar a inicios de abril en Netflix Patrulla Trueno, en donde interpretará a una superheroína, papel que para muchas mujeres ha desempeñado en la vida real combatiendo con los estereotipos que impone la sociedad.

Tendencias Ahora