TV y Espect√°culo
Domingo 12 mayo de 2019 | Publicado a las 12:54
Kate Moss: los escándalos del ícono del Heroin Chic que rehabilitó su imagen y ya tiene una sucesora
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La legendaria modelo Kate Moss es uno de los mejores ejemplos de cómo puedes resurgir de las cenizas y volver a ser una estrella, luego de pasar por los escándalos que le costaron contratos millonarios y llegar al límite ingresando a una clínica de rehabilitación.

La modelo ha sabido mantener el cetro como una de las profesionales de su √°rea que m√°s influenciaron la moda universal de los 90. Seg√ļn Vogue, Moss a sus 39 a√Īos, en 2012 logr√≥ ser la segunda modelo mejor pagada, por detr√°s de Gisele Bunchen, captando 9,2 millones de d√≥lares, teniendo la posibilidad de elegir en cual campa√Īa quer√≠a participar.

Sin embargo, a sus 45 a√Īos tiene una vida alejada de los excesos, disfrutando de su posici√≥n como una de las pocas Top Model que quedan en el mundo y viendo c√≥mo su sucesora se abre paso en la industria.

Pero cómo llegó a esto, luego de protagonizar uno de los videos más escandalosos de la industria de la moda.

√ćcono de la Moda y el “Heroin Chic”

Cuando se realiz√≥ la clausura de los Juegos Ol√≠mpicos de Londres, los brit√°nicos mostraron lo mejor que ten√≠an, desde la m√ļsica, su cultura y la moda, encabezada por Moss, quien desfil√≥ en el estadio en el que se realizaba la ceremonia junto a Naomi Campbell, demostrando su reinado en la industria.

La chica, que fue descubierta a los 14 a√Īos en el aeropuerto John F. Kennedy en Nueva York por Sarah Daukas -una famosa booker de los 80- seg√ļn Infobae, tiene el r√©cord de ser la modelo m√°s fotografiada del mundo, con m√°s de 300 portadas en su carrera (34 para Vogue). Todo desde que Calvin Klein la eligi√≥ como uno de sus rostros, cuando con su delgada y at√≠pica altura conmocion√≥ la moda.

La imagen de una joven sin maquillaje (y sin retoque) promocionando ‚ÄúObession‚ÄĚ, el perfume de Calvin Klein, la catapultaron a una carrera incre√≠ble. Vanifty Fair destaca que Klein la eligi√≥ porque ‚Äúno quer√≠a a esas chicas…que ten√≠an los pechos grandes‚ÄĚ, a√Īadiendo que le parec√≠a ofensivo que usaran implantes, lo que consideraba poco o nada saludable y un mensaje negativo.

Luego de esta campa√Īa, para Kate Moss nada fue igual, ya que se convirti√≥ en una de las supermodelos de los 90 y l√≠der del ‚ÄúHeroin chic‚ÄĚ, la tendencia de cuerpos en extrema delgadez, con falta de curvas, que llev√≥ a muchas mujeres a padecer anorexia o bulimia.

Si bien, Calvin Klein la convirtió en ícono, también fue importante para otras marcas como Burberry, Dior, Dolce & Gabbana, Chanel o Versace entre otras, de esta forma las pasarelas y los set de fotografía se transformaron en su hogar, la fama llegó de inmediato y fue la top, hasta que una portada junto a un video, casi le cuestan todo lo que hasta ese momento había logrado.

Malos h√°bitos, decadentes parejas y un terrible video

Kate Moss era la chica perfecta, sin embargo, detrás de ese angelical rostro se escondía una vida de excesos, que prontamente la condenaron.

La periodista Maureen Callahan public√≥ un libro en el que cuenta los esc√°ndalos que vivieron estas estrellas en su d√©cada de oro: Champagne Supernovas: Kate Moss, Marc Jacobs, Alexander McQueen, and the 90’s Renegades Who Remade Fashion.

En la publicaci√≥n, la periodista cuenta la intensa relaci√≥n que tuvo Kate Moss con la coca√≠na, que comenz√≥ en los 90 cuando manten√≠a una relaci√≥n con Johnny Depp, declarando que “el apetito de ambos por el alcohol, las drogas, los cigarrillos y el sexo era voraz”, lo que se intensific√≥ para la modelo una vez que Deep finaliz√≥ su relaci√≥n en 1997, mencion√≥ Infobae.

En noviembre de 1998 ingres√≥ a la cl√≠nica de reposo ‚ÄúThe Priority‚ÄĚ para tratar su ‚Äúagotamiento‚ÄĚ, comentaba su publicista. Tras esto, la modelo declarar√≠a que desde el comienzo de su carrera, nunca hab√≠a subido sobria a la pasarela, manteniendo una estrecha relaci√≥n con el alcohol, pero tambi√©n los cigarrillos y la coca√≠na.

Posterior a esta situación, la maniquí tuvo varias relaciones con connotados hombres del espectáculo, como el actor Billy Zane, antagonista de Titanic y también expareja de la chilena Leonor Varela.

Pero, una de sus relaciones fue m√°s relevante que todas las otras. Se trata de Jefferson Hack, el fundador y editor de la revista Dazed & Confused, con qui√©n tuvo a su √ļnica hija, Lila Grace Moss, luego de un romance que finaliz√≥ en 2004.

Sin embargo, lo peor vino despu√©s, cuando en 2005 conoci√≥ al m√ļsico Pete Doherty. Juntos fueron la pareja del momento, protagonizando una extra√Īa relaci√≥n que llev√≥ a la modelo de vuelta a la vida bohemia.

Se enamoraron y comenzaron una juerga infinita en la que expusieron su vida a los paparazzi. Mientras que los excesos de alcohol y drogas llevaron a Moss al límite.

Seg√ļn Vogue, hay muchos mitos en torno a esta relaci√≥n. Entre ellos est√° que Doherty grab√≥ en su jaguar rojo, donde sub√≠a luego de declarar en los m√ļltiples juicios que tuvo por posesi√≥n de drogas, la frase “I love Kate forever”. Tambi√©n, que la actriz lo dej√≥ despu√©s de que se publicara un video del m√ļsico consumiento heroina. Y que √©l le habr√≠a regalado una rata muerta en se√Īal de su eterno amor.

Sin embargo, su historia dur√≥ poco y todo estall√≥ cuando en 2005 la modelo protagoniz√≥ la portada del Daily Mirror bajo el titular Cocaine Kate, momento en que la sobreexposici√≥n le pas√≥ la cuenta tanto a ella como al m√ļsico.

Daily Mirror - The Sun
Daily Mirror – The Sun

Kate Moss fue fotografiada y grabada mientras consum√≠a coca√≠na en el estudio donde Doherty y su banda, ‚ÄúBabyshambles‚ÄĚ, grababan un disco, siendo portada de uno de los diarios m√°s populares de Reino Unido. Adem√°s, The Sun public√≥ fotos de la modelo asegurando que consum√≠a la droga en una visita a la casa de Nelson Mandela.

Como resultado del escándalo, Kate perdió los contratos que mantenía con diversas marcas de lujo, como Burberry o populares como H&M. Su reputación cayó considerablemente en medio de críticas de la prensa sobre su estilo de vida, lo que la llevó a terminar definitivamente su relación con el roquero e ingresar a una clínica de rehabilitación, con el objetivo de restaurar su imagen.

Muchos en la industria le dieron la espalda por su comportamiento, la portada y el escandaloso video que sali√≥ a la luz. No obstante, su gran amigo Alexander McQueen no dud√≥ en cerrar uno de sus desfiles con una polera que dec√≠a ‚ÄúWe love you Kate‚ÄĚ

La calma después de la tormenta

La modelo tuvo una de las ca√≠das m√°s grandes de la industria de la moda, sin embargo, supo como levantarse y a sus 45 a√Īos seguir siendo una top.

Pese a lo pol√©mico del ‚ÄúCocaine kate‚ÄĚ la maniqu√≠ volvi√≥ a la industria con provocativas im√°genes y tambi√©n protagonizando algunas alocadas noches en Londres, sin embargo, ya no era lo mismo de antes.

Respecto de este periodo, Moss ha declarado recientemente que se ha dicho de todo sobre ella y siempre trat√≥ de ignorar las cosas horribles, aunque no olvida que se llegaron a realizar l√≠neas de camisetas que recordaban el ‚ÄúCocaine Kate‚ÄĚ y su relaci√≥n con las drogas, rescata El Mundo.

Kate afirm√≥ que cree que una de las razones por las que se emborrachaba era porque se negaba a probar la hero√≠na. En ese contexto, a√Īadi√≥ que su dependencia del alcohol hizo de ella una persona infeliz y que no quer√≠a volver a esas din√°micas, porque no era sano, ni para ella ni para nadie.

También manifestó que podría haber continuado en la misma línea, por lo que ingresó a rehabilitación mentalizándose en que no tenía más remedio que recurrir a terceros, porque sola no lo lograría.

En cuanto a su vida personal, la modelo se cas√≥ en 2011 con el guitarrista Jamie Hince, en una boda que fue catalogada como la boda del a√Īo, sin embargo, 5 a√Īos despu√©s se divorci√≥, aunque de forma amistosa, aclara El Pa√≠s.

El ícono de las pasarelas sale hace un tiempo con Nikolai von Bismarck, un joven fotógrafo alemán que es también parte de la aristocracia de Londres, ya que es descendiente del canciller alemán Otto von Bismarck.

Respecto de su vida profesional, volvi√≥ con una presencia mucho m√°s pasiva que en sus a√Īos de adicciones, sin embargo, siempre de la mano de la pol√©mica, como menciona Marie Claire.

Moss protagonizó provocativas imágenes para la revista New York Magazine en 2009, posó sólo vestida con jeans para Liu Jo Jeans en 2009 y causó polémica cuando desfiló fumando sobre la pasarela en 2011, al presentar una colección de su amigo Marc Jacobs para Louis Vuitton.

Incluso, en medio de su larga lista de compromisos se dio tiempo de visitar Chile, en 2018, recorriendo Santiago, Valparaíso y Zapallar, entre otros lugares, junto a su manager y su hija.

Visit√≥ el Museo de la Moda, recibiendo el t√≠tulo de embajadora, aunque propuso cederlo a Daniela Vega, la actriz que la acompa√Ī√≥ en la ceremonia.

Y fue en esta relajada visita cuando el ícono incluso posó para un caricaturista de Lastarria, inmortalizando el momento en una fotografía.

Kate Moss ya tiene sucesora

Siempre se pensó que su sucesora sería la londinense Cara Delevigne, que con sus profundas cejas y delgado cuerpo, se divisaba como la perfecta modelo para reemplazar a Moss, sin embargo, Cara abandonó el modelaje (aunque no al 100%) para dar prioridad a su carrera como actriz.

Ante esto, quien se vislumbra como la segura sucesora de Moss es Lila Grace, su hija que ya tiene 16 a√Īos y ha heredado todos los atributos de su madre con un parecido innegable. La chica ya debut√≥ como modelo, posando para la l√≠nea de belleza de Marc Jacobs, aunque ha acortado su nombre para s√≥lo ser Lila Moss, inform√≥ El Pa√≠s.

Pero esta no fue su primera vez frente a las c√°maras, ya que con 13 a√Īos fue portada junto a su madre de la edici√≥n italiana de Vogue, posando para Mario Sorrenti, el famoso fot√≥grafo que tuvo una relaci√≥n con Moss en los 90.

Lila al parecer tiene un futuro promisorio en la industria de la moda. Ya pertenece a la agencia de su madre, que representa a personalidades como Rita Ora, y fue portada de la revista de su padre.

Por su parte, Kate Moss est√° decidida a que su reto√Īo no cometa sus errores, supervisando cada una de sus apariciones p√ļblicas o en la prensa, declarando que para ella fue duro y lo pas√≥ mal porque era una adolescente, a√Īadiendo que las modelos j√≥venes necesitan a alguien que est√© con ellas todo el tiempo y que es mucho mejor si son sus padres, destaca El Pa√≠s.

Tendencias Ahora