TV y Espect√°culo
Miércoles 15 agosto de 2018 | Publicado a las 17:07
La tr√°gica y resiliente historia de Mark Ruffalo, el m√°s amable de los Avengers
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La vida de Mark Ruffalo ha sido una verdadera monta√Īa rusa de emociones. No s√≥lo tuvo que sobreponerse a la bancarrota de su familia, sino que enfrent√≥ tr√°gicas muertes e incluso un tumor cerebral que puso en jaque su carrera.

Desafiando su propio destino, el actor de 50 a√Īos se convirti√≥ en una de las estrellas de cine m√°s importantes de la industria, aunque tambi√©n una de las m√°s humildes.

Ruffalo es conocido por su buen humor, su encanto con la prensa y la constante preocupación por sus fans (a quienes ha invitado a los sets de sus películas), además de ser un fiel defensor de varias causas sociales y políticas.

Sus propios colegas en Avengers han destacado su car√°cter afable. De hecho, Samuel Jackson, quien da vida a Nick Fury en la franquicia de Marvel, ha se√Īalado que Ruffalo es el ‚Äúosito de peluche de todos‚ÄĚ. ‚ÄúTodos aman pasar tiempo con Mark‚ÄĚ, afirm√≥ hace un tiempo en el diario New York Daily News.

As√≠ comenz√≥ todo…

Mark Ruffalo nació en Wisconsin (Estados Unidos) en un familia de clase media, fruto de la relación de un pintor de casas llamado Frank y una peluquera, de nombre Marie Rose.

Seg√ļn √©l mismo ha comentado, sus primeros a√Īos fueron muy felices, llenos de alegr√≠a y diversi√≥n junto a sus tres hermanos.

Debido a las creencias de su padre, creci√≥ como seguidor del Baha√≠smo, una religi√≥n independiente tambi√©n conocida como fe bah√°’√≠, que cree en unificar a la humanidad en un gobierno de paz, armon√≠a y felicidad.

En el colegio no era un alumno brillante, y a su parecer, se deb√≠a a una dislexia no diagnosticada y a la depresi√≥n que desarroll√≥ siendo apenas un ni√Īo. “Una de las cosas que siempre fue muy dif√≠cil para m√≠ fue la escuela primaria. Sent√≠a que era extra√Īo, √ļnico y anormal. No sent√≠a que encajara en ning√ļn lado”, afirm√≥ en una conversaci√≥n con Child Mind Institute, una organizaci√≥n dedicada a la salud mental infantil.

Las cosas mejoraron levemente en la adolescencia cuando descubrió su talento como luchador y se unió al equipo de su escuela. Gracias a esto le ofrecieron una beca universitaria que terminó por rechazar, porque ya había descubierto que la actuación era su verdadera pasión.

“En mi √ļltimo a√Īo, abandon√© la lucha libre y tom√© una clase de teatro. Uno de los ni√Īos que era protagonista de una obra se quebr√≥ el brazo y me pidieron que lo reemplazara. Sal√≠ al escenario, y supe que eso es lo que quer√≠a hacer por el resto de mi vida”, record√≥ en una entrevista con el portal In New York.

Tras de terminar el colegio, se trasladó junto a su familia a San Diego, donde su padre había conseguido un trabajo, pero las cosas no fueron como esperaban.

‚ÄúEn seis meses, fuimos de normal a bancarrota y nos eliminamos como familia‚ÄĚ, reconoci√≥ en la revista Men‚Äôs Journal.

Estos problemas de dinero, llevaron a que su padre abandonara su esposa y cuatro hijos para regresar a Wisconsin, por lo que fue su madre quien tuvo que sacar adelante la familia.

Happy #FathersDay Frank Ruffalo! You are the greatest Dad. Thanks for all your love and kindness.

Una publicación compartida por Mark Ruffalo (@markruffalo) el

Al poco tiempo, Mark tom√≥ la decisi√≥n de buscar una oportunidad como actor en Los Angeles, donde se inscribi√≥ en la academia de Stella Adler, una de las estrellas del Hollywood de anta√Īo.

All√≠, tambi√©n encontr√≥ un departamento peque√Īo que comparti√≥ con su hermano Scott y dos amigos, en una de las zonas m√°s peligrosas de la ciudad conocida por la presencia traficantes, adictos y delincuentes.

“√ćbamos al parque por la ma√Īana y hab√≠a cuerpos esparcidos en la hierba. Mujeres j√≥venes, totalmente drogadas, con llagas en la cara, tocaban nuestra puerta pidiendo dinero o comida. Era muy heavy‚ÄĚ, record√≥ a√Īos despu√©s.

Para pagar sus gastos tuvo diversos trabajos como mesero y su dieta se basaba en una gran cacerola de pasta y at√ļn que compart√≠a con sus compa√Īeros y que les duraba alrededor de una semana. ‚ÄúLos mejores tiempos de los peores tiempos‚ÄĚ, reconoci√≥ una vez.

La ira, su peor enemigo

Sin embargo, convertirse en la estrella que es hoy no fue fácil. En sus inicios asistió a más de 700 audiciones de las cuales no recibió un llamado de vuelta, lo que generó en él profundos problemas de ira.

“Deber√≠as haberme visto en mis 20 a√Īos”, dijo a New York Daily News. “Yo era la definici√≥n del p√≥ster de un joven enojado con un complejo de persecuci√≥n… Estaba luchando para sobrevivir como un joven actor, sufriendo con desaires imaginarios y reales (…) As√≠ que no fue muy dif√≠cil volver a visitar esos lugares (para interpretar a Hulk)”, explic√≥.

Seg√ļn el mismo revel√≥, como no sab√≠a lidiar con la decepci√≥n, romp√≠a y arrojaba lo que encontraba a su paso en su hogar hasta que lograba calmarse. ‚ÄúHubo un tiempo que si ibas a mi departamento, hab√≠an fotos y posters colgando en extra√Īos lugares para cubrir los agujeros en las paredes por los vasos que hab√≠a tirado, los tazones, libros, lo que fuera‚ÄĚ, afirm√≥.

#tbt

Una publicación compartida por Mark Ruffalo (@markruffalo) el

Sus problemas aumentaron con el tiempo, llegando al punto de que no pod√≠a dormir porque su cerebro ‚Äúno se apagaba‚ÄĚ. Eventualmente busc√≥ ayuda profesional y un amigo lo introdujo a la meditaci√≥n, lo que cambi√≥ su vida.

‚ÄúTuve un amigo que sufri√≥ de adicci√≥n a las drogas. √Čl estaba en un programa de meditaci√≥n, y nos conectamos de nuevo despu√©s de un par de a√Īos‚Ķ √Čl hab√≠a sido el hombre m√°s enojado del mundo por mucho tiempo, y ahora ten√≠a una actitud tan calmada. Nunca hab√≠a visto a un ser humano cambiar tanto‚ÄĚ, asegur√≥ a Rolling Stone.

Ruffalo sigui√≥ los pasos de su amigo y logr√≥ controlar su ira. ‚ÄúEs una pr√°ctica diaria que tranquiliza tu cerebro y, por extra√Īo que parezca, en realidad ralentiza el tiempo, por lo que no est√°s tan atrapado en tus reacciones inmediatas a las cosas”, explic√≥. “Y todo cambi√≥. Mi trabajo comenz√≥ a cambiar, mi suerte comenz√≥ a cambiar. La forma en que la que ve√≠a el mundo cambi√≥”, a√Īadi√≥.

Un nuevo golpe

Despu√©s de ocho a√Īos de peque√Īos papeles en distintas pel√≠culas y series, en el 2000 tuvo su gran oportunidad cuando consigui√≥ un rol en You Can Count on Me, donde comparti√≥ escenas con Robert Redford.

“Fue un gran momento‚Ķ Ah√≠ estaba yo con uno de mis h√©roes, Robert Redford. Estaba como, ‘¬ŅQu√© mierda hago aqu√≠? ¬°Este es mi sue√Īo m√°s salvaje hecho realidad!’… Y luego descubr√≠ que ten√≠a un tumor cerebral”, confes√≥ a Rolling Stone.

Lo curioso es que antes que los doctores confirmaran su enfermedad, Mark ya intu√≠a que hab√≠a algo mal con √©l. Luego de tener un sue√Īo ‚Äúpremonitorio‚ÄĚ, fue al m√©dico y le cont√≥ lo que sent√≠a y que estaba preocupado porque cre√≠a tener un tumor cerebral.

‚ÄúElla me dijo ‚ÄėEst√°s loco, pero no puedes vivir con ese miedo, as√≠ que te voy a pedir una resonancia magn√©tica‚Äô‚ÄĚ, record√≥ el int√©rprete en conversaci√≥n con la asociaci√≥n de Neuroma Ac√ļstico.

#tbt

Una publicación compartida por Mark Ruffalo (@markruffalo) el

Al d√≠a siguiente se realiz√≥ el examen y luego la especialista se contact√≥ con √©l. ‚ÄúBlanca como un fantasma‚ÄĚ le dijo que hab√≠a encontrado una masa detr√°s de su o√≠do izquierdo del porte de una bola de golf que no sab√≠an qu√© era.

Finalmente descubrieron que se trataba de un neuroma ac√ļstico, un tumor benigno que requerir√≠a ser extirpado inmediatamente debido a que crec√≠a r√°pidamente y se encontraba muy cerca a su rostro.

Aunque era el mejor de los peores escenarios, el actor ten√≠a el 80% de posibilidades de perder su audici√≥n y un 20% que algunos nervios de su rostro se da√Īaran permanentemente.

Para ese momento Ruffalo ya estaba casado con la actriz Sunrise Coigney, y a punto de convertirse en padres por primera vez. Por ello decidió no contarle a nadie lo que estaba pasando.

‚ÄúNo quer√≠a arruinar eso (el nacimiento de nuestro primer hijo) para ella. As√≠ que esper√© a decirle hasta despu√©s que el beb√© llegara, que fue tres semanas despu√©s de que yo me enterase y una semana despu√©s de su nacimiento‚ÄĚ, reconoci√≥.

Mark estaba tan seguro que iba a morir (pues le tiene pánico a la anestesia), que antes de la cirugía grabó un video para que su hijo lo viera cuando fuera mayor y entendiera qué había ocurrido.

Aunque la operación salió bien y los médicos pudieron sacaron el tumor y preservar el nervio, sí perdió la audición en ese oído y la mitad de su cara quedó completamente paralizada.

El actor estaba aterrado de perder la fuente laboral que le permitía mantener a su familia y llegó a pensar que su carrera había llegado a su fin justo cuando estaba comenzando a despegar.

“Estuve as√≠ durante aproximadamente 10 meses y la probabilidad de que alguna vez mejorara parec√≠a bastante remota”, dijo a The Telegraph.¬†“Las posibilidades de que los nervios se recompusieran disminu√≠an cada mes y el mes siete fue pr√°cticamente el punto de corte. Pero finalmente la par√°lisis comenz√≥ a desaparecer. En total, desaparec√≠ durante un a√Īo -de la industria-“, se√Īal√≥.

Como no quiso contar su historia p√ļblicamente muchos comenzaron a especular. ‚ÄúHab√≠a todo tipo de rumores acerca de qu√© me hab√≠a pasado. Drogas, alcoholismo, Sida. Sea lo que sea, me da√Īaron. Quiero decir, nadie va a contratar a un actor con la mitad de la cara paralizada”, explic√≥.

De hecho, por culpa de esto perdi√≥ un rol clave en la pel√≠cula Se√Īales de M. Night Shyamalan, el cual qued√≥ en manos de Joaquin Phoenix.

Ruffalo temía que la cirugía hubiera arruinado su capacidad de actuación, pero afortunadamente eso no pasó y lo mejor estaba por venir.

Sus nervios faciales finalmente se recuperaron y luchó para retomar su carrera donde había quedado. A partir de ese momento los guiones no le faltaron y consiguió papeles en cintas exitosas como El eterno resplandor de una mente sin recuerdos, Si tuviera 30, Como si fuera cierto y Todos los hombres del rey, entre otras.

Un nuevo azote de la vida

Pero mientras las cosas mejoraban en su carrera, otra tragedia marc√≥ su vida. En diciembre de 2008, su hermano Scott, con quien vivi√≥ en Los Angeles en sus primeros a√Īos como actor, fue encontrado con un disparo en la cabeza en su departamento en Beverly Hills.

El estilista de 39 a√Īos estuvo en soporte vital por una semana antes que su familia decidiera quitarle el respirador mec√°nico.

La muerte del hombre fue declarada un homicidio y se arrestó a las dos personas que estuvieron con él la noche previa: Shaha Adham, la hija de un millonario empresario saudí; y el novio de ella, Brian Scofield.

Seg√ļn el abogado de ambos, el hombre falleci√≥ en un juego de ‘ruleta rusa’, al que era adicto. “Mi cliente era una buena amiga de la v√≠ctima y est√° muy triste por la p√©rdida… Sin embargo, ella no jug√≥ ning√ļn papel en su muerte accidental”, agreg√≥. Scofield y Adham (quien muri√≥ por sospecha de sobredosis en 2012) fueron luego liberados y el informe del forense fue revocado.

La muerte de Scott fue un golpe duró para Mark, quien incluso renunció a la película Greenberg -siendo reemplazado por Ben Stiller- para poder lidiar con la partida de su hermano.

Never Forget him #markruffalo #scottruffalo

A post shared by Mark Ruffalo Fans (@ruffalord) on

Pero esa no es la √ļnica muerte con la que tuvo que lidiar Ruffalo. Cuando viv√≠a con su hermano en Los Angeles, sufri√≥ el suicidio de su mejor amigo Michael a los 23 a√Īos; y posteriormente tambi√©n tuvo que enfrentar el fallecimiento del hermano del actor Sean Penn, Chris, quien muri√≥ de una aparente sobredosis y era muy cercano a Ruffalo.

En el funeral de Penn apareció un paparazzi, que desató la ira de la familia y de Mark, quien lo enfrentó y le arrebató la cámara y tarjeta de memoria con las fotos. El actor fue arrestado, pero no se levantaron cargos en su contra.

#tbt

A post shared by Mark Ruffalo (@markruffalo) on

Luego de la tragedia, Ruffalo comenzó a vivir una nueva etapa que cambiaría nuevamente su destino. Cuando regresó a Hollywood, fue elegido para integrarse a una de las franquicias más importantes de la historia del cine: Avengers.

‚ÄúMis amigos tienen un termino para m√≠: ‚Äėfuiste Ruffaloed‚Äô. Es cuando pareces tener mala suerte pero se transforma en algo bueno luego‚ÄĚ, se√Īal√≥ al portal In New York.

Finalmente, la calma llegó a la vida de Ruffalo cuando consiguió el rol de Hulk, cuyas ganancias le han permitido seguir escogiendo sus papeles cuidadosamente, sin importarle si se trata de un cinta taquillera o una película independiente.

Adem√°s tambi√©n ha podido levantar su voz ante innumerables causas humanitarias y ecol√≥gicas que lo han metido en m√°s de un problema… que lo tienen sin cuidado porque √©l es Mark Ruffalo.

Tendencias Ahora