Tecnología
Miércoles 12 septiembre de 2018 | Publicado a las 18:01
Cient√≠ficos proyectan c√≥mo lucir√° el rostro humano en 100.000 a√Īos m√°s
Publicado por: Camilo Suazo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El rostro humano ha ido cambiando con el paso de los a√Īos. Mientras el Australopithecus anamensis -que vivi√≥ hace 4,1 millones de a√Īos- contaba con cejas prominentes y una mand√≠bula similar a la de los simios, el Homo neanderthalensis, de hace 230 mil a√Īos, pose√≠a un cr√°neo alargado y robusto.

Sin embargo la evolución no se detiene, por lo que la cara que tenemos seguirá cambiando. Y aunque los expertos sostienen que nuestra especie es la más expresiva de la Tierra, al menos en términos faciales, la gran duda que todos se hacen es cómo luciremos en el futuro.

“Nuestras caras han cambiado bastante desde el ancestro com√ļn que compartimos con los chimpanc√©s hace unos 6 a 7 millones de a√Īos”, explic√≥ Scott Solomon, profesor del Departamemento de Biociencias de la Universidad de Rice, en Texas, seg√ļn recoge el peri√≥dico argentino Clar√≠n.

“Los principales cambios incluyen una cresta de la frente reducida, frente aplanada, bozal y ment√≥n menos pronunciados‚ÄĚ, agreg√≥ Solomon, quien adem√°s es autor de “Futuros humanos: en la ciencia de nuestra continua evoluci√≥n”.

Australopithecus anamensis | Ilustración de Néstor Canavarro
Australopithecus anamensis | Ilustración de Néstor Canavarro

En cuanto a lo que pasar√° en los pr√≥ximos miles de a√Īos, los expertos sostienen que el rostro humano lucir√° bastante diferente a c√≥mo lo conocemos hoy.

“Si nuestro cr√°neo contin√ļa evolucionando, lo previsible ser√≠a que continuase con esa juvenilizaci√≥n en las proporciones craneales, lo que llevar√≠a a una cara m√°s reducida, con √≥rbitas oculares proporcionalmente mayores, un ment√≥n de menores dimensiones y una b√≥veda craneal m√°s globular y desarrollada”, indic√≥ Paul Palmqvist, catedr√°tico de Paleontolog√≠a del Departamento de Ecolog√≠a y Geolog√≠a de la Universidad de M√°laga.

“Eso ser√≠a lo esperable si contin√ļa un proceso que se conoce como neotenia, que quiere decir alcanzar el estado adulto reteniendo caracter√≠sticas juveniles‚ÄĚ, precis√≥.

Para estas conclusiones, los especialistas se basan en las evidencias actuales. Un ejemplo que cita Palmqvist es el de la dentadura.

Homo neanderthalensis | Ilustración de Néstor Canavarro.
Homo neanderthalensis | Ilustración de Néstor Canavarro.

“As√≠, la proporci√≥n de individuos que ya no forman la muela de juicio (terceros molares, las √ļltimas piezas en aparecer en la dentici√≥n permanente) parece haber ido aumentando desde el origen de nuestra especie en el Pleistoceno superior, hace entre 250.000 y 160.000 a√Īos, e igualmente la falta de espacio para esta pieza, por reducci√≥n de la mand√≠bula”, puntualiz√≥. Seg√ļn afirma, eso hace que al erupcionar esta muela, “desplace a los dientes anteriores‚ÄĚ.

Por su parte, Antonio Rosas, profesor e investigador del Departamento de Paleobiolog√≠a del Museo Natural de Ciencias del CSIC de Madrid, sostiene que “desde un punto de vista esquel√©tico, posiblemente la reducci√≥n de la mand√≠bula seguir√° sucediendo, como desde hace dos millones de a√Īos”.

“Eso cambiar√° el aspecto, en unos m√°s y en otros menos, lo que contribuir√° a una mayor variabilidad entre los humanos y, de ese modo, a m√°s posibilidades de individualizaci√≥n‚ÄĚ, complement√≥.

¬ŅY c√≥mo luciremos en 100 mil a√Īos m√°s? Los expertos sostienen que el humano tendr√° una cara reducida, unas √≥rbitas oculares mayores, un ment√≥n m√°s peque√Īo y un cr√°neo mucho m√°s desarrollado.

A continuación te dejamos con una imagen.

Ilustración de Néstor Canavarro
Ilustración de Néstor Canavarro

Cabe se√Īalar que en 2013 el dise√Īador estadounidense Nickolay Lamm intent√≥ visualizar qu√© cambios experimentar√≠a el rostro humano considerando el imparable desarrollo de la tecnolog√≠a.

Para dar con estos supuestos, el joven investigador se basó en sus conversaciones con Alan Kwan, Doctor en genómica computacional de la Universidad de Washington (EEUU).

Kwan precis√≥ que la clave a futuro ser√° el control que tendr√°n los seres humanos sobre la evoluci√≥n natural y la adaptaci√≥n de la biolog√≠a a sus necesidades, ‚Äúque dictar√° la futura colonizaci√≥n del Sistema Solar‚ÄĚ, consign√≥ la agencia de noticias RT.

Con los resultados de las conversaciones en mano, para las que Kwan se bas√≥ parcialmente en las tendencias fisiol√≥gicas existentes en la evoluci√≥n humana, el dise√Īador cre√≥ una serie fotogr√°fica que muestra especulativamente c√≥mo se ver√°n las personas en 100.000 a√Īos.

Nickolay Lamm | MedicalDaily.com
Nickolay Lamm | MedicalDaily.com

Barco que dar√° vuelta al mundo: R4W abandona Chile para dirigirse a la Polinesia Francesa

El barco que dará la vuelta al mundo sólo con energías renovables

¬ŅC√≥mo funciona las energ√≠as limpias de la embarcaci√≥n Race For Water?

M√ĀS NOTICIAS
Tendencias Ahora