Tecnología
Viernes 20 diciembre de 2019 | Publicado a las 10:56 · Actualizado a las 12:01
C√°psula espacial Starliner regresar√° a la Tierra en 48 horas tras problemas en su vuelo
Por Camilo Suazo
La información es de Agence France-Presse
visitas

La cápsula espacial Starliner, lanzada recién este viernes sin ninguna persona a bordo, volverá a la Tierra en 48 horas, indicó Boeing.

De esta manera, no se acoplará a la Estación Espacial Internacional (ISS) tal como estaba previsto, debido a una anomalía durante su vuelo.

Jim Bridenstine explic√≥ en un serie de tuits que un problema hizo creer a la nave que estaba en buena √≥rbita. No obstante, “la c√°psula consumi√≥ m√°s combustible de lo previsto para mantener un control preciso. Eso hizo imposible el encuentro con la Estaci√≥n Espacial”, escribi√≥.

Se trata de un fracaso grave para la reputaci√≥n de Boeing, ya envuelta en una crisis debido a los accidentes con su modelo de avi√≥n 737 MAX, y para la NASA, que cuenta con la compa√Ī√≠a para reanudar los vuelos espaciales tripulados desde Estados Unidos el pr√≥ximo a√Īo, junto a la compa√Ī√≠a SpaceX.

Joe Raedle | Agence France-Presse
Joe Raedle | Agence France-Presse

Estaba previsto que la misi√≥n durara ocho d√≠as, durante los cuales har√° un viaje de ida y vuelta a la Estaci√≥n Espacial Internacional (ISS). Si el ensayo era exitoso, la NASA podr√≠a utilizar esa nave para sus astronautas a partir de 2020, tras nueve a√Īos sin enviar a nadie al espacio desde Estados Unidos.

El despegue transcurri√≥ con normalidad y la c√°psula se separ√≥ sin problemas del cohete Atlas V, un cuarto de hora despu√©s del lanzamiento, antes del amanecer en Cabo Ca√Īaveral.

No obstante, la inserci√≥n orbital fue “no nominal”, indicaron Boeing y la NASA, lo que significa que la c√°psula a√ļn no est√° en la trayectoria adecuada para llegar a la ISS. Starliner a√ļn no enciende sus motores como estaba previsto para ganar altitud y alcanzar la estaci√≥n espacial, situada a unos 400 km de la Tierra.

NASA
NASA

Boeing se√Īal√≥, sin embargo, que la c√°psula estaba en una √≥rbita estable. “Starliner tuvo una inserci√≥n no nominal. Pero controlamos la nave. El equipo de navegaci√≥n y de control estudia la siguiente maniobra”, tuite√≥ la compa√Ī√≠a.

La NASA cortó la retransmisión en directo de la misión y prometió que más tarde daría información sobre lo ocurrido.

El Starliner llevaba a bordo un peluche llamado Snoopy y un maniqu√≠ bautizado Rosie en honor a “Rosie la remachadora”, el nombre con que se conoce a la imagen de una joven de b√≠ceps inflados, s√≠mbolo de la participaci√≥n de las mujeres en el esfuerzo b√©lico estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial.

Esta prueba del CST-100 Starliner, nombre oficial de la nave construida por Boeing, era determinante para la mancillada reputación del gigante aeroespacial, en medio de una crisis derivada de accidentes aéreos protagonizados por su modelo de avión 737 MAX, pero también para el orgullo nacional estadounidense.

Joe Raedle | Agence France-Presse
Joe Raedle | Agence France-Presse

Desde que retir√≥ el Space Shuttle, tras 30 a√Īos de servicio, el transporte de astronautas de Estados Unidos a la ISS lo realizan los cohetes rusos Soyuz, dependencia de la que Washington quiere librarse, incluso cuando la cooperaci√≥n espacial entre los dos pa√≠ses se ha mantenido en excelentes t√©rminos a lo largo de los a√Īos.

Bajo la presidencia de Barack Obama, la agencia espacial estadounidense otorgó contratos de miles de millones de dólares a Boeing y SpaceX para que desarrollaran cápsulas espaciales fabricadas en Estados Unidos.

Con dos a√Īos de retraso, el programa Starliner finalmente se acerca a su objetivo: la habilitaci√≥n del veh√≠culo solo depende de esta √ļltima prueba sin tripulantes.

“Para comienzos del pr√≥ximo a√Īo, estaremos lanzando astronautas estadounidenses sobre cohetes estadounidenses desde suelo estadounidense por primera vez desde la retirada de los transbordadores espaciales all√° en 2011”, dijo el jueves el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, en el Centro Espacial Kennedy, repitiendo una frase que ha utilizado en oportunidades anteriores.

8.000 millones

La c√°psula de SpaceX complet√≥ con √©xito en marzo una misi√≥n similar a la que emprendi√≥ este viernes Starliner. La nave de la compa√Ī√≠a de Elon Musk, bautizada Crew Dragon, despeg√≥ con otro maniqu√≠ a bordo, Ripley, se ados√≥ a la ISS y volvi√≥ a la Tierra sin inconvenientes.

Los maniqu√≠es que participan de estas pruebas no son solamente mu√Īecos decorativos: est√°n equipados de m√ļltiples sensores para verificar que el viaje ser√° seguro para los tripulantes humanos.

La espera ha sido demasiado larga para el astronauta Chris Ferguson, que comand√≥ en julio de 2011 el √ļltimo vuelo del programa Space Shuttle y estar√° al frente del primer vuelo tripulado del Starliner. “Pero aqu√≠ estamos, justo en el umbral de estar listos para hacerlo. No una sino dos compa√Ī√≠as”, dijo.

Estas c√°psulas no son las mismas que se utilizar√°n en el programa Artemisa, que tiene previsto posar hombres y mujeres en la superficie lunar en 2024. Esos viajes se realizar√°n con otra c√°psula, Orion, dise√Īada para viajes espaciales m√°s profundos y cuya fabricaci√≥n est√° a cargo de la empresa Lockheed Martin.

Joe Raedle | Agence France-Presse
Joe Raedle | Agence France-Presse

A diferencia de lo que ocurr√≠a antes, la NASA ya no ser√° propietaria de sus veh√≠culos sino que pagar√° a compa√Ī√≠as por el servicio de transporte, un cambio decidido durante el gobierno de Obama para reducir los costos de la agencia.

Las compa√Ī√≠as deber√°n asegurar seis viajes de cuatro astronautas cada una, hasta 2024. A cambio, la NASA pagar√° en total m√°s de 8.000 millones de d√≥lares.

Bridenstine aludi√≥ tambi√©n a la crisis de confianza que atraviesa Boeing. “Las personas que desarrollan naves espaciales no son las mismas que desarrollan aviones”, dijo.

Tendencias Ahora