Cultura
Pepi la Fea 2: El fen√≥meno contin√ļa
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Josefa Wallace ha sacado hace algunas semanas la segunda parte de su primer libro y éxito de ventas Pepi la Fea.

Y esta Pepi la Fea 2 no s√≥lo se ha empinado a lo alto entre los libros m√°s vendidos. Tambi√©n ha ‚Äúarrastrado‚ÄĚ a su primer libro, que ha vuelto al ranking.

Josefa Wallace es parte de esos jóvenes autores que se han estrenado escribiendo en redes sociales, creando comunidades de seguidores, para luego publicar en papel.

Un fen√≥meno que mezcla ego con algo ‚Äďo mucho- de exhibicionismo, junto a p√ļblicos ‚Äúvoyeristas‚ÄĚ, √°vidos de seguir vidas ajenas.

Pepi la Fea 2 (como Pepi la Fea) se debe entender en ese contexto, no exento de factores generacionales asociados a los fenómenos de redes sociales vinculados a internet.

Si Pepi la Fea 2 se lee como un libro ‚Äďsin el contexto de c√≥mo se ha creado y de sus seguidores en internet-, resultar√° entretenido, incluso algo adictivo, pero similar a un paquete peque√Īo ‚Äďo mediano, de acuerdo a cada cual- de cabritas, palomitas o popcorn: de comen f√°cil, r√°pido, incluso en forma adictiva, pero dejan muy poco. Casi nada.

En Pepi la Fea hay un relato en primera persona de acción algunas veces poco coherente, con muchas situaciones y frases graciosas pero de una liviandad que, en algunos casos, pueden resultar ofensivas, a menos que el libro y su autora se toman como algo nada serio. Un ejmplo:

‚ÄúYo saqu√© un pan rancio y le pegu√© una mascada porque ten√≠a m√°s hambre que Ana Frank‚ÄĚ. (pp 83).

También tiene muchas afirmaciones que parecen sacadas de otros lados, que pretenden ser profundas, pero quedan huérfanas. Ejemplo:

‚ÄúCuando se ama desde los m√°s rec√≥nditos lugares del alma el llanto que sale es casi como desangrarse en l√°grimas.‚ÄĚ (pp102)

En resumen, un libro para entretenerse livianamente un rato y olvidarlo.

Tendencias Ahora