Sociedad
¬ŅPor qu√© a los evang√©licos le dicen “canutos”?
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Es probable que muchas veces hayamos escuchado que se llame “canutas” a las personas evang√©licas. Aunque en la actualidad este t√©rmino tiene una connotaci√≥n algo despectiva, y muchos se sienten ofendidos cuando los catalogan as√≠, en realidad su origen no tiene mucho de vergonzoso.

Este concepto se remonta al siglo XIX, cuando fue acu√Īado por el periodista anarquista Juan Vera, quien lo utiliz√≥ para referirse a los seguidores del sastre espa√Īol Juan Bautista Canut de Bon Gil (1846 – 1896), un ex jesuita que se convirti√≥ en un c√©lebre predicador metodista, que fund√≥ varias iglesias evang√©licas en Chile.

Seg√ļn relata el portal religioso espa√Īol Metodista.es, Canut fue miembro de la orden Compa√Ī√≠a de Jes√ļs y trabaj√≥ como maestro de costura en el Colegio Jesuita de Tortosa en Tarragona (Espa√Īa), pero luego a ra√≠z de las Guerras Carlistas por la autonom√≠a de Catalu√Īa, arranc√≥ a Sudam√©rica, llegando primero a Argentina -donde estudi√≥ homeopat√≠a- y luego a nuestro pa√≠s, donde dej√≥ la orden jesuita para casarse con Virginia Robles.

De acuerdo al mismo relato, el “primer contacto con el evangelio” que tuvo Canut, fue en una estaci√≥n de trenes de Valpara√≠so, donde el hombre encontr√≥ un ejemplar del nuevo testamento de la Sociedad B√≠blica. Como en ese momento a√ļn era parte del catolicismo, se asust√≥ tras hojear el libro y lo abandon√≥.

No obstante, hacia 1880 se hizo amigo del misionero presbiteriano Robert MacLean, quien lo convenció de unírsele y convertirse en predicador. Pero más tarde, tuvo un periodo de confusión que lo hizo volver al credo católico.

La situaci√≥n cambi√≥ radicalmente en 1888 cuando conoci√≥ al pastor metodista estadounidense William Taylor (1821-1902), quien lo llev√≥ a su fe y lo hizo portavoz de √©sta en espa√Īol.

Ya en 1890, Canut era un obispo evang√©lico, que se caracterizaba por predicar en forma fervorosa, lo que le signific√≥ ganar varios seguidores, pero tambi√©n detractores y numerosas burlas. Muchos le gritaban “loco” o “diablo” e incluso de vez en cuando le llegaba alguna pedrada. “Los pobres me defienden. Los conventos todos los d√≠as predican contra mi. Yo creo que alguno de mis hijos va a ser el primer m√°rtir de Jesucristo. Ellos tienen ahora m√°s fe, aman a Jes√ļs. Mi Virginia (esposa) est√° conforme, pero tiene miedo que maten a los ni√Īos‚ÄĚ, dice uno de los relatos de Canut rescatado por la p√°gina metodista.

Ante esta situaci√≥n, Taylor le aconseja alejarse de las grandes ciudades y recorrer el pa√≠s. Fue as√≠ como logr√≥ fundar iglesias en varias ciudades como La Serena, Concepci√≥n, Traigu√©n, Angol, Los √Āngeles, Victoria y Temuco, durante los 5 a√Īos que se dedic√≥ a predicar.

Como les adelant√°bamos al comienzo, fue el periodista anarquista Jos√© Vera quien dio origen al t√©rmino “canutos”, al llamar de esta manera a la multitud de seguidores de Canut en una descripci√≥n de las intensas pr√©dicas, donde cont√≥ que muchas veces los devotos terminaban detenidos por la polic√≠a. Recordemos que en ese entonces Chile no era un estado laico, y la religi√≥n por la que se reg√≠a el pa√≠s era la cat√≥lica.

Aquejado de problemas de salud, Canut muri√≥ en 1896 a los 50 a√Īos, convirti√©ndose hasta hoy en d√≠a en una figura importante para la Iglesia Evang√©lica.

Tendencias Ahora