TV y Espect√°culo
¬ŅEs legal en Chile difundir el audio privado de Carolina Ardohain y Benjam√≠n Vicu√Īa?
Publicado por: Camilo Suazo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Revuelo ha causado durante los √ļltimos d√≠as la separaci√≥n del actor Benjam√≠n Vicu√Īa y de la modelo trasandina Carolina “Pampita” Ardohain, y m√°s a√ļn luego de que se filtrara un audio con una discusi√≥n entre la pareja, grabaci√≥n que ha sido ampliamente divulgada en Argentina y ha sido analizada por programas de far√°ndula en Chile.

En el registro, se escucha c√≥mo la modelo supuestamente le recrimina a su marido por sus “amantes”, adem√°s de enrostrarle que ella siempre lo trat√≥ de la mejor forma a pesar de las infidelidades del actor nacional.

En Argentina los programas ligados a la farándula no dudaron en dar a conocer los audios, siendo objeto de comentarios y teorías para conocer los orígenes del conflicto en la pareja.

Sin embargo el caso fue tratado de manera distinta en Chile, ya que si bien el tema fue motivo de análisis por parte de los periodistas de farándula, los audios no tuvieron el mismo nivel de exposición.

Algunos medios argentinos dicen que la ex pareja estar√≠a estudiando la posibilidad de alg√ļn recurso legal luego de la divulgaci√≥n de la pelea.

Lo cierto es que no se sabe con exactitud el origen de la grabaci√≥n. Esto es un punto muy importante, ya que el hecho de que haya sido una conversaci√≥n en un lugar privado podr√≠a tener consecuencias distintas al caso de que hubiese sido en alguna zona de car√°cter p√ļblica.

La Red | Twitter

La Red | Twitter

En Chile, la constituci√≥n a trav√©s del art√≠culo 19 N¬į 4, asegura a todas las personas el respeto y protecci√≥n a la vida privada y p√ļblica y a la honra de la persona y de su familia.

“La infracci√≥n de este precepto, cometida a trav√©s de un medio de comunicaci√≥n social, y que consistiere en la imputaci√≥n de un hecho o acto falso, o que cause injustificadamente da√Īo o descr√©dito a una persona o a su familia, ser√° constitutiva de delito y tendr√° la sanci√≥n que determina la ley”, complementa.

El c√≥digo penal, a trav√©s del art√≠culo 161 A, se√Īala:

“Se castigar√° con la pena de reclusi√≥n menor en cualquiera de sus grados y multa de 50 a 500 Unidades Tributarias Mensuales al que, en recintos particulares o lugares que no sean de libre acceso al p√ļblico, sin autorizaci√≥n del afectado y por cualquier medio, capte, intercepte, grabe o reproduzca conversaciones o comunicaciones de car√°cter privado; sustraiga, fotografie, fotocopie o reproduzca documentos o instrumentos de car√°cter privado; o capte, grabe, filme o fotografie im√°genes o hechos de car√°cter privado que se produzcan, realicen, ocurran o existan en recintos particulares o lugares que no sean de libre acceso al publico.

Igual pena se aplicar√° a quien difunda las conversaciones, comunicaciones, documentos, instrumentos, im√°genes y hechos a que se refiere el inciso anterior.

En caso de ser una misma persona que los haya obtenido y divulgado, se aplicarán a ésta las penas de reclusión menor en su grado máximo y multa de 100 a 500 Unidades Tributarias Mensuales.

Esta disposici√≥n no es aplicable a aquellas personas que, en virtud de ley o de autorizaci√≥n judicial, est√©n o sean autorizadas para ejecutar las acciones descritas.”

La abogada Yemile Salam√© tiene su opini√≥n: “yo dir√≠a que atenta contra la vida privada de los involucrados. La difusi√≥n de esa grabaci√≥n les causa un perjuicio, y por mucho que sea en la v√≠a publica, un tercero no tiene derecho a difundirlo. Hay da√Īo a la imagen de los involucrados, sobre todo a la de Vicu√Īa en este caso”.

Jason Merritt | Getty Images | AFP

Jason Merritt | Getty Images | AFP

Situación en Argentina

En el país vecino, la protección de la intimidad se incluyó específicamente en el Código Civil, en su artículo 1071 bis, agregado por la ley 21.173, de la siguiente forma:

‚ÄúEl que arbitrariamente se entrometiere en la vida ajena publicando retratos, difundiendo correspondencia, mortificando a otro en sus costumbres o sentimientos, o perturbando de cualquier modo su intimidad, y el hecho no fuere un delito penal, ser√° obligado a cesar en tales actividades, si antes no hubieren cesado, y a pagar una indemnizaci√≥n que fijar√° equitativamente el juez, de acuerdo con las circunstancias; adem√°s, podr√° √©ste, a pedido del agraviado, ordenar la publicaci√≥n de la sentencia en un diario o peri√≥dico del lugar, si esta medida fuese procedente para una adecuada reparaci√≥n‚ÄĚ .

Por su parte, el derecho a la privacidad e intimidad, fundado en el art√≠culo 19 de la Constituci√≥n Nacional, protege jur√≠dicamente en relaci√≥n directa con la libertad individual un √°mbito de autonom√≠a personal, as√≠ como acciones, hechos y datos que, conforme a las formas de vida acogidas por la sociedad, est√°n reservadas al individuo, y cuyo conocimiento y divulgaci√≥n por extra√Īos implica peligro real o potencial para la misma intimidad.

Pese a esto los programas argentinos no escatimaron en divulgar los audios privados de la pareja, por lo que, eventualmente podrían enfrentar consecuencias legales.

Sólo habrá que esperar para ver cómo termina historia que roda a esta pareja que, hasta hace un par de meses, se mostraba como un matrimonio perfecto y feliz.

Rodrigo Arangua | AFP

Rodrigo Arangua | AFP

Tendencias Ahora